d4

Jesús Ramírez Torres, Historia de un Toluqueño sin Límites

Toluca, Mex.- Es un deportista con discapacidad física e intelectual que representará a Toluca en la Paralimpiada de Acapulco 2016

 “Con la natación me siento libre, feliz y me reto a mí mismo para ser mejor”, declaró

Toluca, Estado de México, Capital con valor, sábado 21 de mayo de 2016.- A sus 17 años de edad, el nadador Jesús Faustino Ramírez Torres es un ejemplo de superación, entrega y pasión, ya que no obstante tener una discapacidad física e intelectual, en su naciente trayectoria deportiva ha ganado medallas de oro y plata en diferentes competencias, en las que ha puesto el nombre de Toluca en alto.

El H. Ayuntamiento de Toluca, que encabeza Fernando Zamora Morales, a través del Instituto Municipal de Cultura Física y Deporte, apoya a este deportista toluqueño mediante una beca para tomar clases de natación y entrenar en el Centro de Desarrollo del Deporte “Gral. Agustín Millán Viveros” de forma gratuita; además, puso a su servicio el programa de Ciencias Aplicadas al Deporte, en el que los atletas reciben atención profesional nutricional, psicológica y de terapia física.

“Con la natación me siento libre, feliz y me reto a mí mismo para ser mejor”, explicó Jesús quien, con pocas probabilidades de sobrevivir, el 2 de julio de 1999 llegó al mundo con un kilo de peso y 21 centímetros de altura, él se aferró a la vida, para demostrar que no hay limitaciones cuando se tiene una meta y valor para alcanzarla.

Al nacer, el diagnóstico de Jesús –quien es el  menor de cuatro hijos– fue deficiencia intelectual del 65% e hipoacusia bilateral, (disminución de la sensibilidad auditiva, escucha solamente los sonidos graves); sin embargo, su madre, doña Cecilia, no se dejó vencer e impulsó a su pequeño a salir adelante para que tuviera una vida normal; lo inscribió en la escuela y desde los cuatro años de edad comenzó a nadar, con ello inició la historia de un toluqueño que ha representado a la capital mexiquense en distintos estados de la República Mexicana.

La Federación de Deportistas Especiales cobijó al joven atleta y gestionó su debut en la Paralimpiada Nacional 2013, en Tijuana, donde ganó como nadador clasificación S14 (discapacitado intelectual) dos medallas de plata en las categorías de 50 metros dorso, con una marca de 41.53 y 50 metros libre, con tiempo de 35.35; resultado que sorprendió a todos, ya que era su primera competencia profesional, “después seguí entrenando duro para las Paralimpiadas 2014 y ahí me gané tres medallas de plata en 100 m. libre, 50 m. dorso, y 50 m. libre”, comentó Jesús.

Sus resultados lo motivaron a luchar por alcanzar sus sueños y compitió en la Paralimpiada Nacional 2015, en Morelia, en la que “ya no me sentí nervioso ni nada, me gané dos medallas de oro de 50 m. libre y 50 m. mariposa, además una de plata en 100 m. libre”, dijo. Actualmente se prepara para ir por el oro a la Paralimpiada Nacional 2016 en Acapulco, a realizarse del 8 al 16 de junio.

Por esta razón, todos los días, desde hace dos años, el entrenador de Jesús, Martín Dagoberto Velázquez Lira, trabaja cinco horas con el joven nadador –quien actualmente mide 1.68 m – y recorre alrededor de 3 km por sesión, convirtiéndose en especialista en crol, mariposa y cuatrista (combinación de los cuatro estilos de la natación).

Jesús sabe que hay muchos niños y jóvenes como él, a quienes por alguna limitación física o intelectual, les han dicho que no pueden tener una vida normal y desarrollarse, pero con base en su experiencia, los exhorta a no dejarse vencer y a luchar por lograr sus metas, “los invito a que busquen ayuda de algún entrenador, que tengan disciplina, entrenen y avancen poco a poco hasta conseguir lo que quieren, si se puede”, expresó.

La historia de este joven deportista toluqueño apenas comienza, pues a su corta edad continúa ganando premios, medallas y reconocimientos, además hace dos meses, en Tijuana, aprobó el primer filtro para representar a la ciudad de Toluca y al país, en los Juegos Juveniles Parapanamericanos 2017, que tendrán lugar en Sao Paulo, Brasil.

Leave a reply