7e1

Invasión de Edificio en el Centro de Toluca

Por Ventura Rojas Garfias

Foto Jaime Arriaga

Toluca, Méx.- Serán las autoridades  judiciales las que resuelvan la disputa  que se tienen por el edificio ubicado en Aldama esquina con Morelos de la ciudad de Toluca, que ha causado  reclamos de la propiedad; por un lado Alfredo Martínez Gutiérrez, persona de la tercera edad, quien afirma que cuenta con documentos para acreditar como dueño y Carlos Antonio Valenzuela Pilgram, representante legal de la familia Pérez de la Fuente  quien dice lo mismo.

En conferencia el  abogado  de la familia Pérez de la Fuente, dijo que desde hace tres años comenzaron la disputa legal. Hace  algunos días la situación agudizó, Alfredo Martínez junto con su hijo fueron presentados en la Procuraduría del Estado de México, por intentar defender lo que dicen, argumentaron agresión y despojo; aunque horas después fue liberado.

Valenzuela Pilgram intentó revertir la opinión, dijo, “tiene la sociedad por ser  padre de Carlos Eduardo, adolescente secuestrado y asesinado hace tres años;  esta persona es agresiva y no cuenta con las pruebas suficientes para acreditarse como dueño del edificio”.

“Yo pido que independientemente de las tragedias que haya sufrido el señor, su edad o la lástima que pueda causar en el ánimo de la sociedad, se haga justicia, sin miramientos , sin complacencias y que se sancione a quien cometa cualquier acción que contravenga el marco legal que nos rige”, exigió el abogado.

El señor Martínez Gutiérrez agotó todas y cada una de las posibilidades legales a las que tuvo derecho para poder obtener la adjudicación del inmueble, y al ser negativas, no tuvo mayor opción que adueñarse del edificio de manera ilegal y fortuita; es decir, por la fuerza.

Datos dados a conocer por el abogado reconocen que la propiedad es de la familia Pérez de la Fuente desde 1941, de origen español; actualmente los reclamantes del edificio no viven en la ciudad de Toluca, y por muchos años el manejo se le dio a un administrador, quien se supone le arrendó un departamento a Alfredo Martínez, pero al morir, y  no reclamarse la propiedad, éste comenzó un proceso de adjudicación (2011) mismo que supuestamente le fue negado.

Actualmente el valor catastral del inmueble –según revela el apoderado legal de la familia- es de 6 millones de pesos, además de lo que se genera por la renta de departamentos y locales con los que cuenta.

En tanto el litigio por este  edificio que se encuentra en el centro de la ciudad de Toluca,  seguirá y hasta que autoridades judiciales den  a conocer  finalmente  quién es el dueño.

Leave a reply