Inauguran Reunión Rumbo a la Conferencia Hábitat III

Por: Sergio Nader O.

Toluca, Méx.- En el Estado de México afrontamos retos desde una perspectiva sustentable, no como una meta, sino como un proceso, sabiendo que el desarrollo económico y el respeto al medio ambiente son dos vías que no pueden ir separadas y que no pueden correr a distintas velocidades, indicó el gobernador Eruviel Ávila Villegas al inaugurar la reunión regional de América Latina y el Caribe, ONU-Hábitat III, realizada en la ciudad de Toluca.

En compañía de autoridades federales y estatales y representantes de 33 países participantes de América Latina y el Caribe, mencionó que las conclusiones de este encuentro, habrán de traducirse en reformas legislativas en el ámbito federal y local, como políticas públicas de beneficio para los representados, reiterando la importancia de construir propuestas para el desarrollo urbano sostenible de Latinoamérica mediante la participación de todos los sectores.

Indicó que cada una de las reuniones que se han llevado a cabo y sus respectivos acuerdos, han tomado relevancia al momento de elaborar políticas públicas en materia de desarrollo urbano en el Estado de México, por ejemplo, la pasada reunión ONU-HÁBITAT a finales de 2012 donde se firmó un convenio en materia de políticas públicas que se ha desarrollado y está dando frutos; además se ha trabajado en obras de movilidad, mediante las cuales se dejarán de emitir más de 450 mil toneladas de dióxido de carbono al medio ambiente.

"Por ello es importante que hoy nos reunamos, porque la participación de todos permitirá construir propuestas para el desarrollo urbano sostenible de Latinoamérica".

Indicó que el planeta se encuentra en una era de desarrollo urbano acelerado, mencionando que en 1990 se tenian 10 megaciudades con más de 10 millones de habitantes; actualmente se cuenta con 28 megaciudades y para 2030, según los especialistas, habrá más de 41 megaciudades con estas características, por lo que el reto es que cada persona, especialmente de América pueda ejercer su derecho a la ciudad como un espacio con una perspectiva integral, donde se garantice primero la seguridad, que le permita a sus ciudadanos vivir dignamente, reconocerse como parte de ella, donde se posibilite la distribución equitativa de recursos, es decir, donde cada persona tenga acceso al trabajo, salud, educación, vivienda y acceso a la información.

Refirió que en el Estado de México se afrontan estos retos desde una perspectiva sustentable, no como una meta, sino como un proceso, sabiendo que el desarrollo económico y el respeto al medio ambiente son dos vías que no pueden ir separadas y que no pueden correr a distintas velocidades.

Por su parte, el director general para temas globales, Roberto Dondisch Glowinski, a nombre de Claudia Ruiz Massieu, secretaria federal de relaciones exteriores, detalló que la reunión será un espacio de diálogo para que los países latinoamericanos y caribeños construyan juntos una visión común, sobre el futuro de las ciudades y los asentamientos humanos, y propongan líneas de acción para lograr que el desarrollo humano sea un componente central del desarrollo sostenible, debido a que América Latina y el Caribe es la región de desarrollo con la tasa más alta de urbanización, en el subcontinente existen 68 ciudades con más de un millón de habitantes y, siete países concentran más de 40 por ciento de su población en urbes de esta dimensión.

Mencionó que el entorno internacional es ampliamente favorable para que la nueva agenda urbana que se está adoptando en la Conferencia de Quito, proponga un cambio de paradigma, en que el desarrollo urbano sea un componente central de desarrollo sostenible.

En su oportunidad, la secretaria de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano, Rosario Robles Berlanga, informó que México ha entendido la relevancia de esta oportunidad para la garantía efectiva de los derechos fundamentales para el impulso del desarrollo económico sustentable, y así abatir el impacto ambiental del crecimiento urbano, dándole derecho a la ciudad del tratamiento prioritario que merece, "por eso hemos acogido con mucho interés ser sede de la Reunión Regional de América Latina y el Caribe, la última de las reuniones regionales antes de Quito", dijo.

Detalló que la conformación de una nueva agenda urbana significa asumir compromisos de largo plazo y desplegar acciones estratégicas de coordinación entre los diferentes ámbitos de gobierno para poder implementar dichos acuerdos, además de necesitar mecanismos nacionales y regionales que permitan dar seguimiento a los avances y enfrentar los problemas que encontremos en el camino, en particular hacia el horizonte establecido a nivel internacional para el año 2030.

destacó la  aseveró que se podrá sensibilizar a los actores políticos y a la opinión pública con el fin de generar cambios que ayuden al paradigma urbanismo que se ha seguido en las últimas décadas, mediante marcos de acción eficaces con la puesta en marcha de políticas públicas que sepan articular necesidades económicas, laborales, educativas, ambientales y para ello requieren de instancias eficaces, coordinación e instrumentos que permitan tomar decisiones basadas en la evidencia empírica para mejorar la calidad de vida de la ciudades.

Leave a reply