Importante Contar con Seguro de Vida Ante Catástrofes Naturales

Nota: Laura A. Velásquez

Toluca, Méx.- Derivado de los acontecimientos que azotaron a México, desafortunadamente queda claro que el país presenta un lugar de gran riesgo frente a la ola de daños causada por fenómenos naturales, tal como el sismo del pasado 19 de septiembre. Gracias a su posición geográfica, en el Estado de México los desastres naturales  más comunes son las heladas, tormentas con granizo e inundaciones además de la erosión, inestabilidad de laderas y sismos, los cuales han cobrado la vida de cientos de personas, según informó la Coordinación General de Protección Civil.

Además, durante la temporada de huracanes y lluvias, el Estado de México es uno de los Estados con mayor riesgo de inundaciones, y desbordamientos en canales y ríos, lo que da como resultado decesos y daños a viviendas en los 125 municipios que conforman la entidad, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

En este contexto, contar con un seguro de vida o accidentes resulta indispensable, ya que todos estamos expuestos a sufrir percances, por lo tanto es necesario minimizar los efectos secundarios cuando estos ocurren, contar con mecanismos financieros para proteger nuestra integridad permite resguardar nuestro bienestar y el de nuestros seres queridos.

Frente a estas situaciones de riesgo, es fundamental contar con protección financiera, con el objetivo de brindar seguridad a los mexicanos y convertirse en el sostén de las familias, HIR Seguros ha desarrollado una póliza de Accidentes Personales que cubre los gastos médicos originados por accidentes, así como indemnización por muerte accidental.

Un estudio a nivel mundial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), reveló que en casos de derrumbes, inundaciones, ciclones, huracanes, terremotos y los accidentes urbanos que producen, las mujeres y niños tienen hasta 14 veces más probabilidades de morir en un desastre, teniendo en cuenta que el 60% de estas muertes pueden prevenirse y evitarse.

Otros grupos afectados que tienen un margen desproporcionado durante una catástrofe, son las personas que viven con alguna discapacidad, los adultos mayores y las personas con bajos recursos.

El impacto que producen estos siniestros por los fenómenos naturales no sólo afecta irreversiblemente a las víctimas, sino que perjudican a los familiares o sus ingresos, comprometiendo su economía hasta poner en riesgo el patrimonio de toda una vida. De esta forma, la prevención y planeación son las herramientas más funcionales para evitar cualquier desenlace no deseado.

Leave a reply