e4

Implementan Acciones Preventivas de Inhalables en Jóvenes

 

Toluca, Méx.- Como parte de la Campaña Permanente para la Prevención del Consumo de Inhalables en el Estado de México, el Instituto Mexiquense Contra las Adicciones (IMCA) firmó un convenio de colaboración con una universidad privada, con el objetivo de difundir la prevención y el tratamiento contra el uso estas sustancias, que ocupan el segundo lugar de consumo entre niños y adolescentes.

La directora general de Coordinación, Vinculación, Prevención y Cooperación Internacional  de la Comisión Nacional contra las Adicciones (CONADIC), Nora Frías Melgoza, subrayó que su bajo costo y fácil acceso ha colocado a los inhalables dentro de las principales drogas utilizadas, además de que si bien anteriormente se les relacionaba con pobreza, las últimas encuestas han revelado que su uso y abuso se ha extendido a todos los estratos sociales, de ahí la importancia de trabajar en conjunto para combatirlo.

Por su parte, Carlos Aranza Doniz, jefe de la Oficina Ejecutiva de Vinculación Interinstitucional de la Secretaría de Salud estatal, al hablar a nombre del titular del área, César Gómez Monge, destacó la importancia del acuerdo signado, mismo que se realizará con otras instituciones educativas, pues al ser este un problema de salud pública, se debe atacar con información y atención oportuna cuando se detecten casos de consumo.

“Actualmente, el Estado de México se ubica a la vanguardia en la prevención, atención y tratamiento al consumo de drogas, pues es interés del gobernador Eruviel Ávila Villegas que se combata frontalmente, de ahí que se cuenta con 35 Centros de Atención Primaria a las Adicciones (CAPA) en todo el territorio estatal; además, la entidad es la única en el país que tiene el Centro Especializado de Prevención y Rehabilitación de Adicciones (CEPRA), donde se brindan servicios con personal especializado, logrando buenos resultados”, subrayó.

En tanto, el director del Instituto Mexiquense Contras las Adicciones (IMCA), Fernando Guerra Rojano, subrayó la importancia de hacer un frente común entre los diversos sectores de la sociedad para trabajar en la prevención y revertir la actual tendencia en el consumo de inhalables, que se da principalmente en niños y adolescentes entre 10 y 17 años de edad.

Finalmente, conminó a los maestros y padres de familia a informarse sobre el tema y establecer una comunicación constante con los jóvenes, pues los daños que produce el consumo constante de estas sustancias, en muchas ocasiones son irreversibles.

Leave a reply