m3

Homenaje a Oficial Caído en Chicoloapan

Por Eduardo Muñoz

Chicoloapan, Méx.- “Ninguna persona, organización o grupo debe vivir al amparo de la impunidad, mucho menos cometer acciones cobardes como arrebatarle la vida a un ser humano”, expresó aquí el alcalde Medardo Arreguín Hernández, tras señalar que las dependencias procuradoras de justicia continuarán las investigaciones para dar con el o los asesinos del subdirector de la Policía municipal, Jacob Peláez Rojas, ultimado hace unos días por mototaxistas de la cabecera.

Durante un homenaje de cuerpo presente al comandante caído en el cumplimiento de su deber, donde los elementos rindieron el pase de lista y detonaron salvas de honor, el alcalde dijo que “Jacob, con entrega, con lealtad y disciplina; dio la vida por sus compatriotas”.

Asimismo, informó que el gobierno municipal, desde el día de los hechos, ha tomado las medidas pertinentes con toda la discreción necesaria para ser cautelosos, refrendando a la familia del subdirector, a la administración y sobre todo a los ciudadanos, que este acto no quedará impune. “Vamos a ir con todo lo que la ley nos permita, y con el apoyo del Gobierno del Estado, no sólo iremos sobre los responsables, sino también sobre una organización que no puede estar al margen de la ley, que no pueda hacer lo que quiera”, informó Arreguín Hernández.

Como se recordará, en días pasados el grupo de mototaxistas denominado “Los Amarillos” se enfrentaron con policías municipales. Esto, luego que la corporación recibió el reporte de que uno de esos hombres había robado dinero en efectivo y celular a una pasajera, quien solicitó auxilio.

Elementos policiacos aseguraron al agresor, pero en ese momento arribaron decenas de mototaxistas para rescatar a su compañero y se enfrentaron a los servidores públicos con piedras y tubos. Como eran mayoría, hicieron huir a los guardianes, sin embargo el subdirector Jacob Peláez quedó rezagado y esto fue aprovechado por los facinerosos. Uno de ellos le dio con una piedra en la cabeza y, no conforme, aun cuando el oficial se encontraba inmóvil, le asestó diversos golpes con una llave Stilson, lo que provocó que el comandante viviera días de agonía y finalmente sucumbiera a la agresión.

Cabe señalar que el “Comandante Leopardo”, como era conocido, de 47 años, deja en la orfandad a tres hijos, de 11, 7 y una niña de 4 años.

Durante el homenaje de cuerpo presente, su esposa recibió el Lábaro Patrio y la certeza gubernamental de que será apoyada en este momento dramático.

Leave a reply