voz-alta-2-620x420

Hillary, Nueva Presidente EU

 Por: Gerardo Viloria

Lunes 7 de noviembre de 2016.- El día de mañana martes 8, HILLARY DIANE RODHAM CLINTON, más conocida como HILLARY CLINTON, al igual que BARACK OBAMA, rotulará la historia.

Lo realizó BARACK al ser el primer afroamericano, presidente de los Estados Unidos.

CLINTON, tiene en su acervo haber sido en el año 2000 la primera mujer electa como senadora de Nueva York, y la única primera dama estadounidense que se ha postulado a un cargo público.

Como si lo anterior fuera poco, 96 años después que las mujeres obtuvieran el derecho al voto en Estados Unidos, se convirtió en la primera mujer candidata a la más alta representatividad de su país con posibilidades de llegar a la Casa Blanca.

Y, a partir del próximo martes será la primera mujer electa como presidente de los Estados Unidos.

Sin ánimo de parecer vanidoso o clarividente, tal juicio está sustentado en la teoría y práctica de la política, así como en las relaciones de poder que se encuentran inmersas en un conjunto social.

A casi un mes de haber dado inicio las campañas presidenciales en el vecino país del norte, en este mismo espacio, en diferentes entregas, hemos documentado tal afirmativa.

Ahora, después de esa victoria lo prudente es analizar el cómo afectara a nuestro país y a los millones de mexicanos que viven en Estados Unidos, el triunfo de la candidata demócrata. Veamos.

Primeramente, debemos señalar que HILLARY es una mujer muy inteligente, con una buena formación como abogada en Yale, política altamente preparada con gran experiencia y de fuerte carácter.

OBAMA, ha señalado, CLINTON, es "luchadora, estadista, madre, abuela, servidora pública y patriota", y ese es el tipo de país "por el que ella está luchando".

El propio DONALD TRUMP, en una entrevista realizada en CNN en 2007, opinó: ¿Y quién representaría bien a Estados Unidos en una negociación con Irán? “HILLARY CLINTON haría un buen trabajo”.

Posteriormente, en 2012, a través de la Cadena Fox, señaló: ¿Qué decir de HILLARY? “Es una mujer fantástica. Yo soy objetivo porque la conozco desde hace años. Ambos vivimos en Nueva York. Me gustan mucho ella y su marido”.

Adicional a lo anterior, sus cercanos han comentado: “CLINTON no es a alguien que quieres tener de enemiga”.

Por lo referido líneas arriba, es de preverse que su tendencia política será más de derecha, porque para los estadunidenses OBAMA ya fue demasiado a la izquierda.

Respecto a nuestro país, HILLARY nos conoce muy bien. No olvidemos que desde 2009 hasta 2013, CLINTON fue secretaria de Estado en la administración del presidente OBAMA.

Por tanto, los temas que podrían formar parte de la agenda México-EU son: revisión del TLC, seguridad fronteriza, producción y consumo de drogas, abusos a los derechos humanos, corrupción y migración.

En cuanto a este último punto, en el discurso de HILLARY, los migrantes salen ganando. CLINTON se ha mantenido firme ante la idea de la integración de los indocumentados a la población estadounidense.

Esto, a pesar que en 2006, cuando BARACK OBAMA y HILLARY CLINTON fueron senadores, votaron “para prevenir que entraran los inmigrantes ilegales”, a favor del proyecto de ley Barda Segura(Secure Fence Act), del republicano PETER KING, de Nueva York, consistente en la construcción de 700 millas (1,100 km) de barreras físicas, más barreras para vehículos, puestos de control, iluminación y tecnología avanzada, como cámaras, satélites y vehículos aéreos no tripulados (drones).

Respecto al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), HILLARY no es una admiradora del acuerdo. Cuando fue senadora, voto en contra del TLC con Centroamérica, alegando que la apertura comercial quita empleo a los menos calificados en EU.

En campaña aseguró su intención de revisarlo para obtener ciertas ventajas que reduzcan el déficit comercial que tienen con México y promover medidas más justas que incentiven la manufactura en Estados Unidos.

El académico de Seguridad y Terrorismo GERARDO RODRÍGUEZ SÁNCHEZ-LARA, académico de Seguridad y Terrorismo en la Universidad de las Américas (UDLAP), advierte: una Casa Blanca ocupada por CLINTON presionaría al gobierno mexicano en temas básicos como: seguridad fronteriza, producción y consumo de drogas, abusos a los derechos humanos y corrupción.

“El tema de la corrupción se ha convertido, en los últimos años, en un tema de seguridad nacional porque pone en riesgo las finanzas nacionales, el prestigio del país y la integridad de algunas instituciones en contra de la delincuencia organizada”, agrega.

En conexión al tema de los derechos humanos, dos figuras políticas muy cercanas a CLINTON, tanto la embajadora en México, ROBERTA JACOBSON, como la embajadora ante Naciones Unidas, SAMANTHA POWER, han señalado su preocupación sobre graves violaciones en esa cuestión.

Por otra parte, el ex presidente FELIPE CALDERON, a quien la entonces secretaria de Estado HILLARY CLINTON en 2011, proveía toda la ayuda posible para que alcanzara el éxito, declaró recientemente: la relación de HILLARY hacia nuestro país no será tersa, será difícil.

 

Leave a reply