Hdfrente-620x278

HABLANDO DE FRENTE

En días recientes se han dado a conocer casos de abusos de menores en sus propias escuelas, destacando el Colegio Montessori Matatena en la Ciudad de México, donde el esposo de la propietaria de la institución educativa abusó de al menos sexualmente de al menos siete niños de entre cinco y tres años que acudían a ese kinder y nadie ni la propia esposa era capaz de evitar esta terrible situación, siendo la conducta de los propios niños en sus hogares lo que alerto a sus familias que exigieron y con mucha razón la intervención de las autoridades, otro caso es el profesor de danza en el Colegio Emma Willard en el municipio de Chalco, donde también fueron los propios menores los que señalaron el abuso sexual por parte de este supuesto maestro y ante el enojo de las padres de familia estuvo a punto de ser linchado y no es para menos ya que no es justo que sea en una institución educativa donde se supone que los niños van a aprender y que los papas vayan confiados a dejar a sus hijos suponiendo que los profesores son personas confiables con una preparación académica y docente, incapaces de hacerles daño a sus hijos. En esta escuela llama la atención el descaro y cinismo con que los directivos se desentienden del problema, señalando que no tienen ninguna responsabilidad sobre lo acontecido, ni sobre la mala conducta del profesor, entonces ¿Cómo es que contratan a su plantilla docente?, ¿y entonces quién va a responder por la integridad de los alumnos al menos dentro del plantel educativo?, ¿En estos casos a quién o quiénes se les tiene que responsabilizar? No es posible que estos actos tan terribles suceden dentro de las propias instituciones educativas, habría que revisar y en su caso establecer nuevos reglamentos no solo para el funcionamiento de las escuelas sobre todo para las escuelas privadas, si no que los procedimientos para la contratación de personal sean aún más estrictos, no es posible que en muchos casos, ni siquiera se revise el historial laboral de los maestros. Mucho se ha hablado de los derechos de los niños y las niñas; sin embargo, desafortunadamente estos son violentados hasta en sus propios espacios educativos, es preciso que las autoridades educativas establezcan un estricto control, no solo en la integración de las platillas docentes, sino que los dueños de las escuelas particulares adquieran responsabilidad jurídica para que en todo momento sea respetada la integridad física y psicológica de los menores.

DENUNCIA CIUDADANA

Continúa la inconformidad de los usuarios del transporte público en la Ciudad de Toluca debido a los constantes asaltos en el transporte público, donde a cualquier hora del día los delincuentes incluso a mano armada despojan de sus pertenencias a las personas, destacando que hasta los mismos choferes han denunciado en diversas ocasiones que aun cuando conocen a los delincuentes no se pueden negar a que se suban al transporte porque estos ya conocen su ruta y a la siguiente vuelta son asaltados, además señalan que hasta las mismas personas que se suben a vender algo son los mismos que informan a los asaltantes de la situación que impera en cada unidad de transporte, situación por demás alarmante, ya que deja a los usuarios y a los conductores en total desventaja, por lo que solicitan a las autoridades correspondientes que a la mayor brevedad se solucione esta situación, ya que son muchas familias las que dependen del transporte público para realizar sus diversas actividades.

Comentarios: Anyaguilar2026@hotmail.com

Leave a reply