grillando-n111-1-620x420

GRILLANDO

POR: JOSÉ ELÍAS NADER MATA

La crisis humanitaria por la caravana de los migrantes centroamericanos continúa en nuestro país y mientras más avanzan y se acercan a Estados Unidos, más pareciera que la tensión aumenta y más después de las estúpidas declaraciones del Presidente DONALD TRUMP quien manifestó que si los migrantes avientan piedras el ejército estará autorizado a dispararles. Basta imaginar lo que podría significar esta masacre para entender lo absurdo de estas declaraciones que lamentablemente lo único que provocan es alimentar el odio y la xenofobia en diversos sectores radicales de Estados Unidos, aquellos que ignoran su historia que emana precisamente de la migración. Ojalá que reine la razón y que esta caravana, que como lo he manifestado antes tiene gato encerrado, pueda llegar a buen puerto en donde la gente que aspira a una mejor vida pueda encontrar un espacio para su desarrollo y el de los suyos. Y por otro lado, ojalá que también reine la razón en la sociedad gringa que está a unos días de sus elecciones y donde es fundamental que los Demócratas retomen espacios para ir cerrándole el paso al loco de TRUMP quien amenaza con reelegirse en un par de años, algo que sería una desgracia para ese país y una enorme amenaza para todo el mundo…….……...…….... LA MOLESTIA se dio hace unos días cuando mi sobrina asistió a un antro llamado la Cervecería ubicado en Venustiano Carranza en Toluca donde cometió el error (que no debería ser error), de dejar su celular en la mesa en lo que iba al sanitario. Al regresar su celular no estaba y uno de sus compañeros le dijo que un mesero lo había tomado, razón por la que fueron con el gerente del lugar a quien le pidieron tener acceso a las cámaras y éste les dijo que no se usaban para eso. Lo peor, es que estando en el lugar marcaban al celular y les contestaban pero solo escuchaban la música de fondo del antro, es decir, que en efecto alguien que estaba ahí se lo había robado. Le pedí a unos amigos que estaban en la zona, que auxiliaran a mi sobrina y m dijeron lo mismo, que los tipos del lugar eran unos pesados y groseros, algo que es que da mucho coraje pues este tipo de antrillos no tienen ningún respeto por los clientes pues además solo buscan joder a sus comensales, ya sean con cuentas infladas, exigiendo altas propinas o de plano robándose sus cosas y donde presumiblemente hasta algunos encargados están coludidos. Por lo anterior, esperamos que la Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitaros del Estado de México y el Ayuntamiento se den una vuelta por la nada celebre “Cervecería” y les den una buena revisión pues evidentemente están actuando de una manera incorrecta que no puede seguir siendo tolerada………..……….… LA GRÁFICA DE HOY del fotógrafo JAIME ARRIAGA corresponde a este socavón que se está formando en el municipio de Calimaya en las calles de Morelos y Madero, algo que tiene muy preocupado a los vecinos pues dicen que cada día se hunde más la calle. Lo malo, es que por más que la gente ha denunciado a las autoridades municipales estas hacen caso omiso a este asunto y a la enorme cantidad de baches y cráteres qué hay en Calimaya. Desde hace tiempo comenté que es urgente que la Ley se modifique para obligar con mucho más rigor a las autoridades municipales salientes a cumplir con su mandato constitucional pues lamentablemente no solo es Calimaya sino varios municipios que están en esta dinámica negativa donde la gente prácticamente lleva meses sin la atención de los Ayuntamientos. Por lo pronto, ojalá que atiendan este socavón y que no se esperen a que pase una tragedia.….……..……….… Y VA DE CUENTO Un matrimonio de guatemaltecos va al médico, que le receta unos supositorios a la mujer. Al salir, se ponen a hablar entre ellos: Oye ERUBIEL ARENAS, ¿qué es un supositorio? A lo que contesta ERU: Pues la verdad es que no lo sé. - Y entonces, ¿cómo los voy a usar? - Pues no sé. Mira, lo mejor es que entremos otra vez y se lo preguntemos al médico HUGO ALVARADO, para que nos explique. A lo que la esposa le dice: No, ¿cómo crees?, se va a enfadar porque es bien neurasténico. – No creo que se enfade. Anda, mujer, no seas tímida.  Total, que vuelven a entrar y la mujer le pregunta al médico, ALVARADO: Por favor, ¿nos podría decir cómo se usan los supositorios? - Sí, claro. Tiene que sacarlos del envoltorio, con un poco de cuidado para que no se rompan, y  se los mete por el trasero. La mujer molesta le dice al esposo: Ves, ERU, te dije que se iba a encabronar............……….…. HASTA mañana con más GRILLANDO. Comentarios en Twitter en @pepenader y nadermata@hotmail.com

Grillando

Leave a reply