grillando-n111-1-620x420

GRILLANDO

POR: JOSÉ ELÍAS NADER MATA

 

Desde niño mis padres me inculcaron un profundo amor por mi país, mismo que creció gracias a la oportunidad que tuve de estar en diversas instituciones en las que se me enseñó la importancia de trabajar y luchar por México, de ahí que existan aspectos que en lo me duelen en lo más profundo pues creo que no las merecemos como pueblo. El tema de las más de 32 fosas clandestinas que se han encontrado en Veracruz donde por lo pronto se han identificado más de 170 cráneos humanos, una desgracia mayúscula que pareciera las autoridades abordan como si se tratara de cualquier cosa. En estas fosas se han encontrado las pertenencias de las personas que presuntamente fueron asesinadas, sin embargo, me desgarra saber que en esas pertenencias se identificó ropa de bebé y niños, lo que nos deja una vez más la muestra de las bestias que conforman el crimen organizado en México y que por ninguna razón pueden seguir libres. Lo más triste de este caso es que no es la primera vez que se registran y tristemente no creo que sea el último, de ahí la importancia de que el próximo gobierno federal entienda que es fundamental  regresar la seguridad y la legalidad al territorio nacional, ya que sin esta nada de lo que se haga servirá para que salgamos adelante. Por lo pronto esperamos que el tema de las fosas clandestinas en Veracruz también tenga culpables pues es ilógico que un grupo criminal asesine y entierre a cientos de personas sin que la autoridad sepa algo al respecto.…………...…….... EL AVISO INOPORTUNO ayer nos lo reportaba gráficamente JAIME ARRIAGA sobre la inundación que dejaron las lluvias de la tarde en San Mateo Atenco, una constante que debe tener ya una solución de fondo. Mi hermano SERGIO, con conocimiento en el tema del agua y principalmente del río Lerma, siempre me ha dicho que el primer error fue que desde hace décadas se tolerarán asentamientos urbanos en San Mateo Atenco, principalmente en donde antes era una laguna en donde el agua siempre reclama su territorio, como actualmente lo vemos. De ahí que ahora la solución al problema sea complejo pero sin duda algo se debe hacer pues no es posible que cada año sea lo mismo o hasta más grave. Así que ya basta de darle aspirinas a una enfermedad tan grave como la que padece el río Lerma y San Mateo Atenco donde se tendrá que pensar en un drenaje profundo u otra obra que ayude a sacar el agua que actualmente inunda avenidas, casas y negocios………..……….… LA GRÁFICA DE HOY del fotógrafo JAIME ARRIAGA es de esta trampa mortal que se encuentra afuera del Grupo ISIMA en Pino Suárez casi esquina Instituto Literario. Además de este registro sin tapa que pone en peligro a quien transita por la zona, la banqueta se ha convertido en un estacionamiento de motocicletas, lo que sumado con la trampa mortal pues nos da una banqueta insegura. Así que esperamos que el Ayuntamiento de Toluca atienda esta demanda para que no tengamos que lamentar una desgracia, así que confiamos en que taparan ese registro y de manera inmediata bajarán todas esas motocicletas que no tienen porque agarrar de estacionamiento la banqueta.….……..……….… Y VA DE CUENTO En Toluca había dos hombres que se llamaban RENÉ PLIEGO. Uno era sacerdote y el otro taxista. El destino hace que los dos hombres mueran el mismo día. Entonces, llegan al cielo, donde los espera San Pedro. - ¿Tu nombre? - RENÉ PLIEGO. - ¿El sacerdote? - No, no, el taxista. San Pedro consulta su lista y dice: - ¡Te has ganado el Paraíso! ¡Te corresponden estas túnicas de seda con hilos de oro y este bastón de platino con incrustaciones de rubíes! ¡Puedes pasar! - ¡Gracias, gracias! -dice el taxista-. Al rato le toca el turno al otro RENÉ, que había presenciado la entrada del taxista al paraíso. - ¿Tu nombre? - RENÉ PLIEGO. - ¿El sacerdote? - ¡Sí! -¡Muy bien, hijo mío! ¡Te has ganado el Paraíso! Te corresponde esta bata de poliéster y este bastón de plástico. El sacerdote dice: - ¡Perdón San Pedro!, no es por presumir, pero debe haber un error. ¡Yo soy RENÉ PLIEGO, el sacerdote! - ¡Sí, hijo mío!, te has ganado el Paraíso, la bata de poliéster y el bastón de plástico. - ¡No puede ser! Yo conozco al otro señor, era un desastre como taxista, se subía a las aceras, conducía ebrio, no respetaba las señalizaciones, conducía con exceso de velocidad, y yo me pasé 50 años de mi vida predicando en la parroquia. ¿Cómo puede ser que a él le toque una túnica con hilos de oro y un bastón de platino, y a mí esto? ¡Debe haber un error! - ¡No, no es ningún error! – dice San Pedro. Lo que pasa es que aquí en el cielo ha llegado la evaluación por competencias. Nosotros ya no hacemos las evaluaciones como antes. - ¿Cómo? ¡No entiendo! - ¡Verás!, ahora nos manejamos por competencias, habilidades y resultados. Te voy a explicar tu caso y lo entenderás enseguida: Durante esos cincuenta años, cada vez que predicabas, la gente se dormía, pero, cada vez que el taxista conducía, la gente rezaba y se acordaba de Dios. Entonces, ¿quién vendía mejor nuestros servicios? ¡Nos interesan los resultados, hijo mío!............……….…. HASTA mañana con más GRILLANDO. Comentarios en twitter en @pepenader y nadermata@hotmail.com

grillando

Leave a reply