h1

Fortalecen Centros de Convivencia Familiar

Toluca, Méx.- Con el objetivo de mejorar el servicio que brindan a la ciudadanía, particularmente a padres e hijos que enfrentan un proceso jurídico, servidores públicos de los cuatro Centros de Convivencia Familiar, con que cuenta el Poder Judicial del Estado de México, reciben capacitación en la Escuela Judicial campus Toluca.

A iniciativa de los propios servidores judiciales –entre los que se encuentran trabajadores sociales, comunicólogos, psicólogos y personal de seguridad-, acuden una vez por semana para desarrollar habilidades comunicativas, administrativas, de  gestión, contención emocional; así como generar de manera colectiva protocolos de actuación.

Los participantes que provienen de los dos centros de convivencia ubicados en Toluca, Ecatepec e Ixtapan de la Sal, manifestaron que las herramientas adquiridas en el curso han permitido mejorar la interacción con los convivientes, esto con la finalidad de que los usuarios conozcan cuáles son las funciones y responsabilidades del personal que labora en dichos sitios.

Señalaron que a través de este curso compuesto por cinco módulos contarán con habilidades para mejorar el desempeño de sus labores y organizar su carga de trabajo, ya que en casos como el Centro de Convivencia de Ecatepec se realizan hasta 600 convivencias los fines de semana.

Durante los módulos de este curso, los participantes conocerán más a detalle sobre comunicación asertiva en el primer módulo; en el segundo, acerca del proceso y diseño de protocolos de actuación; el tercero será de apoyo en contención emocional; mientras que el cuarto módulo versará sobre habilidades administrativas de gestión y el último sobre comunicación social.

Por su parte, el director de Educación Profesional de la Escuela Judicial del Estado de México, Víctor Maccise Estefan indicó que este curso impactará en la organización de los colaboradores judiciales, al momento de brindar el servicio a los usuarios aprovechando los recursos con que cuenta la institución y sin invertir recursos extraordinarios para su implementación.

En estos espacios creados en 2008, se verifican dos tipos de convivencia: Supervisadas, que se llevan a cabo dentro de las instalaciones, bajo la supervisión de un psicólogo o trabajador social; y de Tránsito, cuando el centro es el lugar de entrega recepción de los menores. Así como cambio de custodia por periodo vacacional, únicamente cuando la autoridad judicial determina un periodo vacacional entre el menor y a quien le corresponde el derecho.

Leave a reply