h2

Fomenta Librobús el Acceso de Textos Impresos a Estudiantes

Nota: Laura A. Velásquez

Fotografía: Jaime Arriaga

Toluca, Méx.- Al nacer como un proyecto que acercar a los universitarios a la adquisición de libros impresos y a su vez, fomentar la lectura recreativa, el Librobús llegó en el marco de Abril Mes de la Lectura a Ciudad Universitaria.

En entrevista, Rosa Garibay López, encargada del Librobús de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), aceptó que, en la actualidad, el libro impreso se sigue situando entre la preferencia de la gente, a pesar de que, por cuestiones económicas, descargar libros en versión electrónica se ha convertido en un desafío importante.

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en el 2016 las cifras reflejaron que, de cada 100 personas, sólo 45 leyeron al menos un libro durante el año y pese al incremento en el uso de las tecnologías de la información, la población lectora de libros, revistas o periódicos, prefiere los formatos impresos.

Ante esta preferencia, el Librobús proyecto que emprendió la Dirección de Fomento Editorial de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), ha recorrido todos los espacios universitarios para acercar los libros impresos a precios accesibles con temáticas que van desde la novela y la investigación hasta la lectura de ciencia ficción, todos de autores destacados en el ámbito de la literatura mexiquense e investigadores de la misma casa de estudios.

En el marco de la celebración del Día Internacional del Libro, Garibay refirió que en los textos de investigación que el Librobús contiene son de arquitectura, agronomía, medicina, veterinaria, humanidades, antropología, etc. de todas las áreas de estudio, con el propósito de que los estudiantes los consulten para resolución de dudas en sus campos de conocimiento.

Reconoció que de manera afortunada tanto la comunidad universitaria como la población en general han aceptado el proyecto y adquieren sus textos a precios accesibles y para todos los gustos, para tener sus libros de manera física, recordó que se han instalado en plazas públicas, espacios donde los niños y adultos se acercan y llevan algún texto.

Reconoció que a pesar del ahorro que representa descargar de internet un libro, hay gente que sigue visitando librerías, espacios de lectura y proyectos como el Librobús debido a que pueden consultar sus libros de manera más accesible y durante el tiempo que se quiera.

Leave a reply