CONSULENDI-2-620x420

EXITOSA CORRIDA DE FERIA EN TENANCINGO 2108

EXITOSA CORRIDA DE FERIA EN TENANCINGO 2108. Con un cartel taurino previamente bien armado, la suerte cambió, para bien. Uriel Moreno “El Zapata”, Joselito Adame y Héctor de Ávila, el torero de Tenancingo lidiarían seis toros de la ganadería de Cerro Viejo. Un día antes, el viernes 7 de diciembre en la ganadería de Teófilo Gómez, en una tienta, el matador Joselito Adame sufrió una cornada, no grave pero que le imposibilitó por lo menos tres semanas. El cartel se recompuso a eso de las 20:30 horas de ese mismo día. La empresa “Toros Tenancingo” citó a conferencia de prensa urgente para dar a conocer los hechos y la sustitución por Luis David Adame, hermano de Joselito y la incorporación del joven rejoneador Santiago Zendejas quien el 2 de febrero de este año tomó la alternativa. Se registró poco de más de tres cuartos de entrada a la plaza portátil más grande de México con un aforo de 4 mil 300 espectadores. En una agradable tarde, Tenancingo, México, vio triunfar con dos orejas de su primer toro a Uriel Moreno; y por su parte, Luis David Adame y Héctor de Ávila obtuvieron un apéndice de su segundo ejemplar cada uno. Los toros de Cerro Viejo estaban bien presentados, promediando 480 kilos, sin embargo su juego fue desigual. Héctor de Ávila se muestra ya muy emplazado, no en balde lleva ya dos cornadas –la segunda le ocasionó fractura del hombro izquierdo- de entrada toreó al natural, con molinetes y rematando con “zapopinas”, pase creado por Miguel Ángel Martínez “El Zapopan”, quien por cierto, la noche anterior -en el rincón taurino del céntrico restaurante Las Palomas- había intervenido en una mesa redonda con el tema de la “Tauromaquia y su Futuro” que organizó la peña taurina “Vuelta al Ruedo”. El rejoneador Santiago Zendejas, a pesar de haber hecho una buena lidia tuvo que desmontar para descabellar, ya que el burel aparentemente se acalambró y ya no pudo reincorporarse. Integrantes de la peña entregaron reconocimientos a los tres espadas y al rejoneador y premiaron con una estatuilla al indiscutible triunfador de la corrida. La corrida concluyó al filo de las 20:20 horas.

REFLEXIONES SUELTAS SOBRE EL ESTADO DE DERECHO EN MÉXICO. El estado de derecho en los Estados Unidos Mexicanos se encuentra vulnerable. La conocida y antigua tríada a que se refiere el artículo 49 de la todavía vigente Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos parece ser hoy sólo una difusa dupla. Los poderes ejecutivo y legislativo son uno y el mismo, el Poder Judicial, el otro. La teoría de la apariencia podría estar actualizándose en cuanto al espíritu del segundo párrafo del artículo antes invocado. No hay tema diverso en estos días, que no se refiera la corrupción, las acciones falsarias y la emisión –a veces irresponsable- de lamentables epítetos contra las instituciones y quienes las representan. Parecía una inquietante premonición aquella expresión de hace doce años cuando se mandaban a volar las instituciones del país. Instituciones, al menos una, que este día se encuentra detentada precisamente por quien las vituperó. Se dice dispuesto a acatar las decisiones de los tribunales, no obstante ello, las descalifica con fatuos argumentos. La imagen y la ideología juarista se emplea si, según conveniencia y moda. Qué contundente ha sido el discurso recientemente (10-XII-18) pronunciado por el Presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Luis Raúl González Pérez, ante el ejecutivo federal, rememorando precisamente las palabras del indígena de Guelatao: “Usaré todos los medios que caben en mis facultades para sostener ese código sagrado, cooperando al desarrollo de los principios humanitarios que contiene, a fin de que eche raíces profundas en los corazones de los mexicanos y sea en lo sucesivo la salvaguarda de las libertades públicas la única bandera que sigamos para no someternos jamás a la voluntad caprichosa de ningún hombre.” De profunda razón y advertencia social lo subrayado (supongo que Benito Pablo lo dijo pensando en… Aníbal). Estamos a poco de que los nuevos alcaldes mexiquenses asuman el poder. Sólo, como ejercicio de memoria, estos deben de recordar la esencia del primer párrafo de la fracción primera del artículo 115 de nuestra Carta Magna.

Sígueme en Twitter: @sgvarelamaya.

 

Leave a reply