h1

Estrés, tensión y problemas económicos, afectan descanso de las personas

Nota: Laura A. Velásquez

Toluca, Méx.- La edad, factores socioeconómicos, tensión emocional, estrés, problemas emocionales, económicos y familiares, factores que generan que una persona no pueda dormir de una manera adecuada o de calidad, destacó, Guillermo Espinosa Fuentes, Coordinador Clínico de Educación e Investigación en Salud de la Unidad de Medicina Familiar 222 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

El especialista refirió que este tipo de factores son más evidentes en el sector femenino que en el masculino, sin embargo, coincidió que no todas las personas se atreven a platicar que tienen problemas para conciliar el sueño puesto que piensan que se les va a pasar en unas cuantas noches

El médico general, sostuvo que aunado a factores antes mencionados, el uso y abuso de sustancias o drogas permitidas y no permitidas, enfermedades como la hipertensión, diabetes, o desórdenes psiquiátricos tienden a alterar el sueño, desatando cansancio excesivo, dolores de cabeza, tensiones musculares, mal funcionamiento del cuerpo y alteraciones a su calidad de vida, dejando de dormir las 8 horas recomendables para recuperarse.

“Sino dormimos bien cualquier otro tipo de problema que esté asociado va a tender a hacerse más crónico, agudizarse o agravarse”, señaló.

El experto refirió que ante la gravedad de no conciliar el sueño, es fundamental que la persona afectada consulte un médico dé un  diagnóstico y evitar los remedios caseros puesto que a través de la valoración médica se puede conocer la historia clínica de la persona y determinar el tratamiento que más convenga a la persona, a fin de evitar complicaciones en su salud y su calidad de vida.

Refirió que algunas de las alternativas para conciliar el sueño y combatir los trastornos es evitar siestas durante el día, fomentar la actividad física de manera recomendable preferentemente durante las mañanas, evitar ver la televisión o usar aparatos electrónicos ya que van a acostarse pues esta costumbre  la calificó como pésima ya que distrae a las personas.

Afirmó que lo mejor para antes de dormir es escuchar la radio o hacer una lectura relajante, cenar ligeramente, acudir a actividades como Yoga o meditación que contribuyen a que la persona deje atrás sus tensiones y pueda descansar a fin de recuperarse de la actividad física que durante el día realizó.

Leave a reply