n1

España Volverá a las Urnas

Por: Jimena Bañuelos (España)

No hay candidato. Ese ha sido el desenlace de la última ronda de consultas que el Rey finalizó ayer. Se agotarán los plazos correspondientes, pero Felipe VI ya se lo ha comunicado al Congreso. España está abocada a convocar unas nuevas elecciones generales, las cuales se celebrarán el próximo 26 de junio.

Será el próximo 3 de mayo cuando aparezca en el BOE la disolución de las Cortes, será la primera vez en la historia de España que se repitan unas elecciones generales por falta de acuerdo entre los partidos. Tras los primeros encuentros del lunes, la situación política no cambiaba. Los principales líderes políticos se reunieron ayer. Por la mañana saltaron las alarmas ante un posible pacto in extremis de las izquierdas. Compromiso planteaba un plan de medidas para poder formar lo que se conoce como “El Pacto del Prado” pero la negativa de Ciudadanos y finalmente del PSOE zanjaban una polémica que tenía aspiraciones de poder y no llevaba a la estabilidad.

Así que tras la reunión con Felipe VI, los líderes de los partidos comenzaron a declarar, dejando alguna que otra indirecta. Pablo Iglesias, de Podemos,  aseguró: “Es una mala noticia que se haya impuesto sobre el PSOE la idea del veto”. Por su parte, Pedro Sánchez, del PSOE,  decía: “En estos cuatro meses, la política española ha sufrido un doble bloqueo. El del Sr. Rajoy y el del Sr. Iglesias”. Eso sí, apuntó: “Quiero lanzar un mensaje de confianza: España saldrá reforzada de esta encrucijada”. Eso lo decidirán los españoles en las urnas.  Y donde habrá urnas será en el Partido Socialista ya que el propio Sánchez ha confirmado que habrá primarias en su partido. ¿Será él el candidato en junio? Y, cerrando la tarde, Mariano Rajoy, del PP, se justificó: “Pocos días después del 22 de diciembre hablé con Sánchez, Rivera, Iglesias, Garzón y otras fuerzas. El 11 de febrero hice llegar un documento al líder del PSOE y de Ciudadanos explicándoles cuáles serían los cinco grandes objetivos para los próximos cuatro años: crecimiento económico y creación de empleo, mejorar y mantener las políticas que conforman el estado del bienestar, defender la igualdad de los españoles, la soberanía nacional y la unidad, defender los derechos y libertades de los ciudadanos y abordar algunas reformas institucionales” pero nadie quería negociar con el Partido Popular.

Hace meses que los españoles votaron y obligaron a los políticos a negociar, algo que no ha tenido buen resultado. Ahora, como dijo Rajoy: “De pactos hablaremos después de las elecciones. De momento hay que pactar con la gente, y yo me voy a aplicar a ello”. España vuelve a estar en periodo electoral y las promesas comienzan a florecer. Eso sí, serán las urnas las que vuelvan a hablar. Y veremos qué quieren los españoles.

Leave a reply