voz alta

En voz alta

Trump vs libertad de expresión

Por: Gerardo Viloria

A pesar de los muchos valores fundamentales que los ciudadanos norteamericanos sustentan, ninguno más acendrado en la cultura cívica estadounidense que la protección de la libertad de expresión.

Ésta es un derecho garantizado por la Primera Enmienda de la Constitución de los Estados Unidos de Norteamérica.

Sin embargo, desde su campaña electoral como aspirante a ocupar la Casa Blanca, el empresario DONALD TRUMP ha mostrado encono, hostilidad y desprecio en contra los medios de comunicación de su país que muestran no ser afines a él.

Recordemos la ofensiva tan agresiva que en agosto del pasado año realizó contra ellos, similar a la efectuada hacia su adversaria HILLARY CLINTON.

De esa forma calificó de  “repugnante” a CNN. Respecto al New York Times, dijo: “que se vaya al infierno” y, a los asistentes a sus mítines, indicó: “No estoy contendiendo contra la deshonesta HILLARY, estoy peleando contra los medios deshonestos”.

En ese entonces, en una carta para recaudar fondos, dirigida a sus seguidores, señalaba: “Ahora tenemos dos oponentes, no podemos dejar que los medios se salgan con la suya, debemos contraatacar”.

Como si lo anterior no fuera suficiente, en sus twitters DONALD TRUMP escribió: “Hace unos días les llamé el enemigo del pueblo. Y lo son. Son el enemigo del pueblo americano”

Como resultante, sus partidarios frecuentemente abuchearon y hostigaron a los periodistas que cubrían los eventos.

Inclusive, el propio TRUMP en un acto en Carolina del Sur se burló, imitando con todo y gestos, a un periodista discapacitado del diario The New York Times, SERGE KOVALESKI, quien sufre una condición congénita que limita el movimiento de sus brazos y manos, el cual en su trayectoria ha alcanzado el premio Pulitzer.

En relación a las expresiones del mandatario TRUMP sobre la prensa, a la que considera el “enemigo del pueblo americano”, en una entrevista con NBC, GEORGE W. BUSH, quien fue presidente entre 2001 y 2008, afirmó: “Los medios son indispensables para la democracia. Necesitamos unos medios independientes para prevenir abusos de poder”.

“El poder puede ser adictivo, corrosivo, y es importante que los medios mantengan a la gente de poder bajo supervisión”, agregó.

Al respecto JOHN HUEY, ex editor de Time Inc., en el programa Reliable Sources, llamó “demagogo” a TRUMP y dijo que los periodistas son su nuevo “chivo expiatorio”: “Primero fueron los mexicanos, luego los musulmanes, ahora son los medios de comunicación”.

Un editorial publicado por The Washington Post, titulado "Trump, por favor, deje de mirarnos", señaló: "La obsesión insana del presidente no redunda en beneficio de su estado mental ni del país que dirige".

En esa misma línea, el consejo editorial del conservador diario Wall Street Journal reconvino a TRUMP, apuntando que su enfoque hacia los medios de comunicación estaba fuera de lugar.

Al respecto, JOHN McCAIN, senador y excandidato presidencial republicano, ha referido: “Los dictadores empiezan reprimiendo a la prensa”.

Por su parte, la Federación Internacional de Periodistas que representa a unos 600 mil periodistas de 140 países, se dice “profundamente preocupada” con las confrontaciones protagonizadas por TRUMP con varios medios de información y sus periodistas.

La FIP señaló que tanto los ciudadanos estadunidenses como el resto del mundo tienen el “derecho básico” de ser informados de manera “adecuada e independiente”.

Sobre estas tensas relaciones entre la Casa Blanca y los periodistas, el más reciente episodio se dio el fin de la pasada semana cuando el presidente TRUMP, al estilo de alarde pistolero del viejo oeste, circuló en twitter un video manipulado en el que sale en un cuadrilátero golpeando a un hombre que representa, con un logotipo en la cabeza, a la cadena CNN.

Días antes, DONALD TRUMP arremetió duramente –a través de twitter- contra MIKA BRZEZINSKI, locutora de la cadena televisiva MSNBC, quien acababa de criticarle.

El presidente norteamericano golpeó: "Es una loca con bajo cociente intelectual”.

The New York Times, comentó: "Es un día triste para EU aquel en que el presidente pasa el rato acosando, mintiendo y lanzando ataques personales en lugar de hacer su trabajo".

Entorno a este proceder, un consejo legendario que persiste hasta la fecha, emitido por el entonces presidente de Estados Unidos (1945-1953), HARRY S. TRUMAN, articulado hacia los políticos incapaces de aceptar las críticas, subraya: “Si no puedes soportar el calor, sal de la cocina”.

Mientras la actual administración norteamericana parece erosionarse con una rapidez mucho mayor de la que habría podido esperarse, es relevante anotar que la agresividad e insensatez de los embates de TRUMP hacia los comunicadores no tiene precedente en la política moderna del vecino país del norte.

Como comentario concluyente: TRUMP parece no advertir que en el sistema político estadounidense los grandes medios cumplen un papel fundamental, no sólo como contrapeso al poder institucional sino, sobre todo, como sus legitimadores.

 

Leave a reply