guionbajoatole

EL VALLE DEPORTIVO

 

Pedro Eric Fuentes López

Siempre es difícil enfrentar la realidad, el darse cuenta que las cosas no son como uno pensaba o quisiera que fueran; y eso es exactamente lo que sucede con nuestro entorno deportivo y que estamos en aras de un cambio radical desde sus raíces para emerger como un gran protagonista, pero que significa dejar de lado muchos vicios, orgullos mal fundados, temas de escritorio, administraciones de solo sellos y dejar las poses (con sonrisas marca pasta dental) de aquellos de pantalón largo, que ni se rompen el alma en la práctica y sí en cambio, normalmente se cuelgan el triunfo de los demás.

Esto tiene que rendir cuentas en el corto plazo, no hay mucho que descubrir ni satanizar ni glorificar, al contrario, pasa por lo que se refiere al buen trabajo, al mejor desempeño, a la entrega y pasión con la que solo los vencedores y reales creyentes de sus fortalezas dan para sí, para sus familias y para el país entero.

Y prueba de ello, y que en lo particular me da todo el gusto del mundo, es lo conseguido por una sirena mexiquense, a quien tuve la fortuna de conocer hace ya varios años y cuando reviso sus logros, cada vez me doy cuenta que solo los elegidos cuentan con esa fe inquebrantable a prueba de todo y que, gracias a su gran corazón dan el do de pecho por todo lo que converge a su ser, su entorno, a su realidad.

La realidad de los “apoyos” siguen siendo limitados, pero en el caso de Dunia Camacho, no han impedido que esta atleta rompa récords mundiales y gane medallas en competencias internacionales; en su última hazaña sumó siete oros y dos platas.

Y ya lo sabemos todos, para ser el mejor, hay que entrenar arduamente y buscar superarse día a día y no claudicar a pesar de los pesares, y esta claridad lo ha mostrado a lo largo de su prestancia en la natación mexicana esta menudita nadadora, quien hoy con 30 años de edad, recién regresó del Campeonato Mundial de Natación para personas con Síndrome de Down, que se llevó a cabo en Nueva Escocia, Canadá.

Y no lo hizo con las manos vacías. Siete metales de oro, dos de plata, cinco récords mundiales y el reconocimiento a la mejor nadadora de la competición, son distinciones que van directo a su palmarés repleto de galardones nacionales e internacionales, para seguirse situando como la mejor exponente en la especialidad y condición, dando muestra así, que el deporte adaptado en México vuelve a dar cátedra de su gran talento y condición física a nivel internacional.

En otro Valle, también importante y que debe ocupar mayor atención, es el Raquetbol, donde nuestro país por medio de sus  representantes se consagró campeón del XIX Mundial de la especialidad, allá en San José, Costa Rica, donde además se colgó dos oros, dos platas y los títulos en equipo femenil, equipo varonil y general.

Y acá valdría la pena destacar el fomento e impulso y claro ejemplo de superación que también ha infundido a lo largo y ancho de nuestro territorio y más allá de nuestras fronteras la excelsa potosina Paola Longoria, porque gracias a sus actuaciones, muchos han adoptado este deporte para buscar la gloria y sostener de una buena vez por todas un zendo crecimiento en aras de buscar ser potencia.

Así que nombres como los de Rodrigo Montoya, Álvaro Beltrán y Daniel de la Rosa, deben ser más conocidos por todos nosotros porque son los nuevos exponentes y quienes tienen firme al intención de progreso. También destacan, las noveles Alexandra Herrera y Monserrat Mejía, y por supuesto las consumadas y experimentadas Longoria y Samantha Salas.

Un Valle más, otro que luce atractivo porque su misión es bastante clara, el posicionamiento y valor que representan los Juegos Olímpicos de la Juventud, que se llevarán a cabo en Buenos Aires, Argentina, del 6 al 18 de octubre, en donde México asistirá con 17 deportistas de alto nivel.

Así pues, el atletismo mexicano estará representado por 17 de sus exponentes, una selección de talentos que reunió las características que he venido enunciado semana con semana y que hoy destaco una vez más; los filtros son cada vez más intensos para conformar al representativo y obvio, solo quedaron los mejores, quienes tendrán la misión de obtener medallas y pódiums, no me gusta hablar de obligación, es más, soy enemigo de esa condición, porque entonces nada, absolutamente nada se hace con gusto y mucho menos con pasión y luego vienen y llegan los lamentos y un sinfín de cosas.

Ejemplos como los que hoy vierto, creo firmemente que son y serán la base para poder dar el salto de calidad, sin dejar de reconocer que la materia prima, es decir, deportista, atleta, y entrenadores hay a raudales, y si viene y se consolida la sinergia a nivel administrativo, entonces estoy seguro que tendremos mejores momentos de calidad.

De ahí la relevancia de que a los niños y jóvenes mexicanos, tengan y cuenten con un sano balance en toda proyección, pero sobre todo mejores cuidados y seguimiento para producir su propio talento y potenciarlo en toda la extensión de la palabra en cualquier ámbito.

Pásenla bien!!!

 

Leave a reply