couch

El Mundo del Coaching

Por Patricia Uruñuela

“Aprendí pronto que al emigrar se pierden las muletas que han servido de sostén hasta entonces, hay que comenzar desde cero, porque el pasado se borra de un plumazo y a nadie le importa de dónde uno viene o qué ha hecho antes.”

― Isabel Allende

¿Qué hacer ante la ruptura de pareja?

Siempre que existe una ruptura, acudimos a la persona más importante que nos sabe escuchar.

- ¿Es normal, que duela tanto? Si, porque es una perdida, y esa pérdida es un duelo que rompe una relación, el vínculo con la persona amada. Algunas rupturas tienen una peculiaridad que las caracteriza “LA ESPERANZA”, la mente encuentra la posibilidad que se dé otra oportunidad y esto hace que te niegues, la ruptura absoluta. ¿Por qué?, Existen relaciones afectivas que generan mucha frustración, angustia, decepción y dolor que marcan fuego, como si quemara la piel, perderlas generan un vacío mortificante y devastador, que nos ciega el querer sanar el alma y corazón. ¿Qué se hace en este caso? más bien, la pregunta sería ¿Cómo superar la ausencia de esa persona, que fue vital en tu vida?, la premisa es la siguiente, si logras desvincularte de tu ex o cualquier amor imposible que ronde tu vida de manera adecuada, podrás reinventarte con actividades personales, pero hay que ayudar al tiempo. Si, a entender y amarse uno mismo, soltar, desvincular. Dice Walter Riso, empezar hacerse cargo de uno mismo y tomar una decisión, implica un crecimiento postraumático y no un estrés postraumático.

Cuando hay un apego, va de la mano el temor, sin saber con exactitud a donde vas a llegar, ponerle un límite es independizarte, y como perdida general es un duelo que mientras más significativa era esa relación o más depositaste confianza y amor, tiene un proceso más doloroso ya que se creaban expectativas de vida, familia, hasta vejez; era una comunión buena o mala. ¡Qué difícil es! Lo sé; no crear expectativas es casi imposible de lo que pudo ser en esa relación. Amarse a uno mismo, te saca rápidamente de las cuestiones difíciles y sentirse totalmente libre, tomar las riendas de tu vida te ayudará agradecer cada día que pasaste junto a esa persona, solo así, entenderás todo lo aprendido en esa relación y las cosas buenas que cultivaron en ti, te ayudarán con el tiempo a no cometer o repetir errores y patrones.

La tarea para que sanes es muy importante, libera y libérate, limpia tus lágrimas, piensa en tus límites “Agradeciendo” es importante asumir la responsabilidad de lo perdido.

1- Ve a un espejo y si ves esa cara triste, dibuja una sonrisa, si no te sale solo inténtalo. (Acuérdate, que también el querer sanar es cuestión de actitud)

2- Di las palabras mágicas frente al espejo “SI PUEDO, SI QUIERO Y ME LO MEREZCO” (repítelas cuantas veces sean necesarias, dejándote de culpar)

3- Vístete, como si fueras a la mejor cita que hayas tenido en tu vida o a la que puedas llegar a tener. La dignidad y el amor propio van de las manos.

4- Sonríe a donde vayas o con quien estés “Agradece con amor y respeto”

5- Busca una actividad que te mantenga con la mente ocupada y te haga sentir más reconfortante. El ejercicio, salir a correr, andar en bicicleta, ir a nadar, meterte a estudiar, salir con tus amigos, etc.

5- Date la oportunidad de hacer un cambio, limpia, tira, borra (Pero sin sufrir, piensa que fue lo mejor, porque lo que pueda llegar te aseguro que será especial ya que tendrá un lugar más limpio y sano)

6- Un viaje te vendría magníficamente, siempre se puede, toma las riendas de tu vida, ese viaje que tanto has deseado. “Realízalo”. Puedes encontrar docenas de destinos, que pueden armar el rompecabezas de muchas de tus dudas, al mismo tiempo entender el motivo del por qué y para qué, tenía que ser esa ruptura que tanto conflicto causó, fugar tu mente, cuerpo y alma será el recuentro del sentido de tu vida. “Encuéntrate, el destino soñado o el mejor viaje de tu vida”. Siempre un viaje te libera de cualquier atadura, para prepararte a tu regreso con otra mentalidad en armonía y serenidad. Piensa, que hay quienes son escala y hay quienes son destino, ya que la vida es como un viaje siempre iluminado, aventuras y misterios por descubrir. ¡Si sanas tu mente, sanas tu espíritu!

Por Patricia Uruñuela.

Terapeuta Alternativa y Máster Coach Internacional en PNL e Integrativa

www.patyuru.com

Consultas, Cursos y Conferencias

Ciudad de México

 

 

Leave a reply