guionbajoatole

EL YUGO HISTORICO DE LA RELIGION (PARTE I DE II)

 

  • Análisis de cómo la religión ha tenido mucho ver en nuestro atraso.
  • Quieran o no verlo, países protestantes según analistas su evolución ha sido diferente.
  • Casi de quinientos años sometidos, Ya Basta!!

POR: SERGIO GARZA GUTIERREZ

El poder ver la luz, la que todos los días nos ilumina no es lo mismo que defragmentarla, no es lo mismo que verla a través de un cristal que la divide en colores como lo demostró Isaac Newton, sino que ahí se ve la diversa composición de colores que nos dan una realidad que todos vemos pero que se compone de diversos matices, de la misma forma podemos hablar de las sociedades, y de lo que a cada una de forma particular le sucede.

Este tema lo saco hoy a colación ilustres lectores, en el sentido de que lo que le pasa a México no solamente es por mala suerte, además por malos gobiernos que no han tenido la política de saber o de querer como sacer adelante a un país que al final de cuentas se encuentra en una de las zonas más prósperas de la tierra y es inconcebible el que estemos en la situación tanto social como política y más económica tan deplorable que todos los días los medios de comunicación hablamos fácilmente de un setenta y cinco por ciento de noticias alarmantes y malas y solo una cuarta parte cuando mucho de situaciones que nos alienten, cuando debería de ser al revés.

Quieran o no reconocerlo los fanáticos y los cerrados de conciencia, en esto en la historia de nuestro pobre país ha tenido mucho que ver el clero católico, y no el que en este momento los gobierna o mejor dicho queramos o no, nos gobierna, sino en la historia de los casi quinientos años de que llega y aplasta y se impone en nuestro territorio, un gremio fanático y dogmático que ha sido la sombra y la verdadera ancla que no ha dejado sobresalir a nuestra nación, como bien lo podemos leer en la magna obra de Francisco Martín Moreno “México ante Dios” que hace una verdadera radiografía de lo que ha sido desde la llegada de estas gentes a nuestra nación, a pisarla y explotarla tanto en riquezas como en ideología, como en ignorancia, en fanatismo y borreguismo que a la fecha prevalece.

Tan solo veamos hace un mes como se encontraba volcado el pueblo idiotamente catolizado de formas extremas, y con ellos coludido los gobierno tanto el federal como los estatales en donde el sumo sacerdote de la fe católica visitó y planto sus benditos pies, todos haciendo alarde por la llegada de un líder religioso, atentando contra uno de los principios que sí son verdaderamente sagrados en nuestra nación como lo es el Laicismo, y que cada vez ni en los libros gratuitos de la SEP se define que es.

Y bueno dentro de esta visita recordemos cómo puso como lazo de cochino el “papa pancho” a los religiosos de esta nación que no los dejó de tildar de impositivos, de manipuladores, de soberbios y demás adjetivos que bien se ganaron y hasta él mismo los reconoce de esta forma, y tanto les dolió todo lo que este jerarca de ellos mismos les dijo en su tierra que semanas después de que se fue, sacaron en su parquin fanático, que dichas declaraciones de este argentino que gobierna el Vaticano, estaban totalmente fuera de la realidad por no conocer la situación que prevalece en nuestro país, o sea la bola de corruptos sacerdotes, de pederastas, de enriquecidos y de soberbios como tlaconetes con sal se revolcaban con cada una de las palabras dichas por su líder mundial, hasta el extremo de criticarlo tajante, a pesar de que el líder máximo de esta religión en México, el tal Rivera Carrera dice que no hay diferencias con su “santo padre”, claro que las hay.

Y las hay porque mejor este ser que está en otro país, ve lo que ellos no quien, o mejor dicho no desean aceptar, se los dijo y bueno, ya que tocamos temas tan ríspidos vale la pena seguir con algunos análisis en este nuestro espacio, pero sin que suene de mi parte que apoyo a una o a otra, ya que para mi todas las religiones son un bodrio idiota, un cuentito contado por una u otra civilización o idealistas, que no llevan a nada más que a una filosofía que debería de ser personal, como la de creer en un Dios, pero de forma particular, sin necesidad de que nos digan como es, y nos impongan reglas.

Varios analistas han demostrado con hechos la diferencia entre las dos religiones más populacheras, no las más numerosas, porque esas son el budismo y el islam, sino los bodrios más viles como lo son el catolicismo y el protestanismo, y que hasta dentro de ellas hay grandes y graves diferencias entre las naciones que de forma mayoritaria las practican.

Se reconoce que entre los países en donde tas religiones son las que se la “rifan”, o sea las más numerosas, el ochenta por ciento de ellas son protestantes en los siguientes rubros como lo son la lista de los diez países del mundo con mayor renta per cápita, los diez con mayor bienestar social, los diez más democráticos, los diez más transparentes o los diez menos corruptos, y claro dentro de ellos no se encuentra nuestra nación, donde los católicos y su virgencita y cientos de santitos son los que tienen altos niveles de popularidad.

Se han analizado por parte de los estudiosos un decálogo que hace la diferencia entre los países que impera el llamado protestanismo a los católicos y las diferencias son abismales como lo vamos a poder analizar.

En el tema de Educación con la Reforma Protestante del siglo XVI, el teólogo Martín Lutero planteó la necesidad de que la gente leyera la Biblia, por lo que la gente comenzó a aprender a leer y claro, a escribir, no como en México eran más incultos que una piedra, por ejemplo en el siglo XVIII en Inglaterra y Holanda la alfabetización alcanzaba ya al 70% y en nuestro México no llegaba más allá del 10 por ciento.

Claro está que si en nuestra nación casi nadie sabía leer y mucho menos escribir ¿Qué se podía esperar de avances científicos, ya que al tener estos hábitos, las sociedades regidas por protestantes comenzaron a evolucionar más allá que en el estudio de dicho libro, cuando los católicos quemaban gentes y libros que no estuvieran bajo su yugo idiotamente idealista.

Para los protestantes siguen al pie de la letra que la mentira o la difamación como un verdadero y severo pecado, y en los católicos es lo que se conoce como un pecado “venial”, o sea un pecado chiquito e insignificante, y a la fecha, cuantas promesas existen en infinidad de politicuchos y nadie les reclama nada; mañana la segunda parte, ya que en un solo espacio es imposible analizar cada una de las “cualidades” que se da bajo el yugo católico; HASTA AQUÍ MIS LINEAS…

COMENTARIOS: mi_columna@yahoo.com.mx

www.elvalle.com.mx/columnas/desdelabarrera

TWITTER; @tubalcain.garza

Leave a reply