guionbajoatole

EL VALLE DEPORTIVO

 

Pedro Eric Fuentes López

Lo dicho. Se va a hablar demasiado tiempo del resultado que obtuvo la Selección Nacional de nuestro país ante la de Alemania y sin embargo, no pretendo bajo ninguna circunstancia quitar mérito alguno a este trascendental hecho que pasa a los anales de la historia del balompié mexicano y mundial, pero si debo ser claro y preciso que hay cosas que bien pueden cambiar, que debemos ser parte del desarrollo en otras esferas y que el sol sale al siguiente día con esto o sin ello y la vida sigue.

Como connacional estoy harto contento y feliz de este triunfo. De hecho lo he saboreado especialmente por mi atrevimiento al momento de hacer un seguimiento especial y especifico del accionar previo del tricolor y haberme aventurado a señalar que se obtendría el triunfo. Muchos, pero muchos en verdad me tiraron de loco desmedido y algo más, empero, no se trataba de que acertara o no en mi pronóstico, sino esperar ni siquiera un milagro como uno que otro decía, más bien, esperar un despertar muy anhelado y consecuencia de un trabajo sumamente delicado y estratégico.

Y así fue. Más allá del resultado histórico, está la muestra de una firme convicción de querer ser y hacer. Esta la creencia en uno mismo y en lo que siempre he señalado como factor fundamental de cambio: la actitud y trabajo mental, porque está claro que no todo es entrenamiento físico, sino este factor actitudinal y vaya manera de ponerlo en práctica.

Ahora bien, tengo que reconocer que esto apenas comienza y debemos estar preparados para todo, incluso para la adversidad, aunque no se quiera ni pensarlo pero en verdad habría que tenerlo presente para evitar otras cosas. El mundo ni empieza ni acaba con este sonado triunfo. Que le da un tinte distinto al devenir diario, eso que ni qué, pero que hay que seguir en nuestras cosas también y es una obligación.

El gusto nadie nos lo quita, pero es eso, tan solo una satisfacción colectiva que debe alentarnos a otras cosas y mirar pa´lante, salir de donde nos encontremos y en la situación personal que afrontemos por un mejor despertar y conseguir como el tricolor, un sonado triunfo con base en la fe y esperanza, pero sobre todo en la creencia personal y grupal, cuando estos dos factores fundamentales se entrelazan, no hay poder que pueda derrumbarnos y para muestra el botón más reciente, pero, ya viene lo siguiente. Es darle la vuelta a la hoja y escribir desde el primer renglón que tengo o tenemos que seguir bregando en aras de emerger y crear mejores condiciones para que nuestro ser en este mundano globo terráqueo no pase desapercibido, tratando como la selección de levantar los brazos al cielo en plan de agradecimiento y de satisfacción, sí con lágrimas y un mil latidos acelerados, pero con la convicción total de no haberlo intentado, sino conseguido.

Así que toda esta vorágine de imágenes y dignificante resultado y tal proeza llevada hasta el infinito y más allá, por qué no darles la misma condición a otros compatriotas que también se rompen su matrioska en otras disciplinas deportivas, que también dan el ejemplo de perseverancia y aplicación física y mental constante.

Ahí esta OTRA selección mexicana, la de natación artística, que gracias a una soberbia participación en la Serie Mundial de Syros Island, Grecia, obtuvo siete medallas de oro por sus rutinas realizadas en las modalidades de dueto libre y combo por equipos.

Destacó el dueto de Nuria Diosdado y Karem Achach, que se quedó con el primer lugar dejando atrás a representantes de Francia, quienes ocuparon la segunda y tercera posición. En tanto que la modalidad de rutina de combo, el conjunto mexicano integrado por Karem Achach, Jessica Sobrino, Regina Alférez, Teresa Alonso, Nuria Diosdado, Joana Jiménez, Wendy Mayor, Samantha Rodríguez, Karem Soto y Amaya Velázquez se colgaron el oro, dejando a Grecia, con la medalla de plata y a un segundo equipo griego, con el bronce.

Y porque soy un necio, terco y testarudo y porque no todo es futbol, también les comparto lo sabroso que resultó saber que las juveniles mexicanas Alicia Rodríguez y Leslie Soltero, consiguieron plata y bronce, de manera respectiva, en el Abierto de Taekwondo Luxemburgo, con miras a su participación en los Juegos Olímpicos de la Juventud en Buenos Aires. Rodríguez, en la categoría de - 46 kilos, venció a la belga Anneleen Goffin por marcador de 18-13, y en su segundo combate eliminó a la española Yasmin Chaouani por 11-6, con lo que aseguró a la postre su medalla. Por su parte, Soltero, en la categoría de -62 kilos, derrotó en su primer combate a la francesa Clara Mirello por marcador de 27-10, y después venció a la estadunidense Ara White por 12-9, llegando a cuartos de final, donde eliminó a la francesa Mallien por 9-4, asegurando el bronce.

Y ya que estoy encarrerado y me da inmensa alegría estos resultados de nuestros compas y comas, le sigo con las gimnastas mexicanas Ahtziri Sandoval y Victoria Mata, quienes se colgaron la medalla de oro y bronce, respectivamente, dentro de la Copa del Mundo de Gimnasia Artística que se efectúa en Guimaraes, Portugal.

Sandoval obtuvo la presea dorada en las barras asimétricas con una puntuación de 13.450, para así dejar con la plata a la portuguesa Filipa Martins con 13.150 y con el bronce Helena Bonilla con 13.100. Mata consiguió el bronce en el salto después de lograr una puntuación de 13.475. El oro fue para la coreana Seojeong Yeo con 13.675, seguida de la polaca Gabriela Janik con 13.625.

Ufffffff. Como podremos notar, esto hace excepcional los momentos en que se vuelven imborrables los triunfos, pero aquellos que nos dejan sendas enseñanzas y humildad, ante todo. Así que amigos todos, hay muchos más disciplinas que merecen ser consideradas y cacareadas y al menos en este Valle Deportivo, es la misión y visión, porque a pesar de que adoro el futbol, amo en verdad el deporte total!

Pásenla bien!!!

 

Leave a reply