guionbajoatole

EL VALLE DEPORTIVO

 

Pedro Eric Fuentes López

Hace ya más de 25 años, cuando en el bulevar Aeropuerto acá en Toluca, estado de México, se hacían los pre-selectivos y selectivos para integrar los representativos de nacionales de Marcha (caminata) se daban cita los mejores exponentes del país y también llegaban del extranjero andarines en busca de una mejor condición para compromisos inmediatos, y nada mejor que estar a más de 2,600 metros sobre el nivel del mar para conseguir una extraordinaria etapa de preparación física de primer nivel, y era entonces cuando podíamos dar cuenta de que lo mejor de lo mejor de la especialidad estaban y eran mexicanos.

Recuerdo que me mandaban a cubrir esos eventos y eran fascinantes esos momentos, porque entonces solo se podía dar crédito a esos hombres y mujeres de hierro, capaces de recorrer distancias considerables con un garbo delicado y hasta atractivo y que solo podíamos apreciar por la televisión, lo que era un momento especial por obtener la nota, la voz del protagonista y del atleta que llevaba como estandarte su pasión deportiva por el mundo.

Hoy, en esta época donde se busca afanosamente retomar el mando y el rol protagónico de esta especialidad que tanto brillo dio a nuestro México, vaya el recuerdo de 118 medallas tanto en Juegos Olímpicos, Panamericanos, Centroamericanos y del Caribe y desde luego Copas Mundiales y que se fue quedando en el tintero a la espera del resurgimiento y de aquellos hombres y mujeres que se inclinan por la disciplina y que no solo en sus piernas sino en todo su ser, llevan puesta la aspiración de trascender y recuperar lo que fue una tradición.

Desde hace algunos años se ha buscado por todas las vías y estrategias  regresar a México a los primeros planos internacionales en esta disciplina, detectando nuevos valores en edad adolescente que reúnan características físicas especiales, para competir a la par con otros atletas de otras áreas del globo terráqueo.

Bien, pues después del recuerdo y con la amistad que me distinguen con algunos varios de los otrora estrellas de la marcha mexicana, bien vale la pena destacar que el más reciente evento selectivo celebrado en Monterrey, Nuevo León, consolida a la mexiquense Guadalupe González como la figura a seguir en la cada vez más cercana justa de los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Barranquilla, pero no únicamente ella, sino que ahora producto de su incansable labor en el asfalto, también clasificó Rebeca Enríquez.

En los 50 kilómetros están en el equipo nacional, José Leyver y Omar Zepeda, rumbo a Colombia, mientras que en los 20km. varonil, Carlos Sánchez y Andrés Olivas, han alcanzado su pasaporte para esta edición centroamericana.

Ahora bien, hay un detalle que debe ponerse especial interés (ojo, no quiere decir los demás integrantes y/o seleccionados no lo tengan eh) porque esta es parte de la visión que se tiene para el futuro mediato e inmediato.

Me explico.

En este selectivo también hubo referente y detección de quienes aspiran a un lugar y consagración en la marcha mexicana, por lo que también se llevó a cabo la prueba de los 10 kilómetros femenil, donde la también mexiquense  Alegna Aryday González Muñoz, al haber cruzado la meta en primer lugar, le permite tener el estatus de preseleccionada para el Campeonato Mundial de Atletismo sub 20 a realizarse del 10 al 15 de julio en Tampere, Finlandia. Antes deberá hacer podio en el Campeonato Nacional juvenil de Atletismo a realizarse el 5-6 de mayo en el Comité Olímpico Mexicano. La marca requerida para el certamen mundialista es de hasta 46 minutos.

Ahora bien, en los varones, el juvenil César Córdova González, con marca de 45.20 minutos obtuvo el registro para integrar la selección mexicana que asistirá el 5 y 6 de mayo a la Copa Mundial de Marcha en Taicang, China, aunque antes deberá confirmar su marca para el Clasificatorio de Cali, Colombia, para buscar un lugar en los Olímpicos de la Juventud de Buenos Aires 2018.

Así pues, con estas jóvenes promesas y quienes cuentan con un lugar en la historia de la caminata en nuestro país, bien valdría la pena recordarles que sus antecesores en las figuras de Daniel Bautista, al Sargento José Pedroza, Raúl González, Martín Bermúdez, Ernesto Canto, Miguel Ángel Rodríguez, German Sánchez, Pedro Aroche, Alberto Cruz, Domingo Colín, Edgar Hernández, Rosario Sánchez, María de la Luz Colín, Graciela Mendoza, Bernardo Segura, Noé Hernández (QEPD) Joel Sánchez, Carlos Mercenario, Daniel García, Omar Zepeda y varios más, con quienes tuve y he tenido la oportunidad de ir caminando a la par de esta bella profesión que elegí, deben recalar en su presente sin olvidar el pasado que ha está ahí para evolucionarlo y que solamente la pasión que le impriman, la dedicación y entrega total por su deporte, corresponderá a la magia que pretende alcanzarse para lograr más y mejores triunfos, que dicho sea de paso, ojalá que los directivos no se paren el cuello y salgan a decir que se les ha apoyado y que se les brindara mejor recurso e incentivo.

Señores de pantalón largo, el camino sinuoso de cada atleta y/o deportista comienza desde su planeación y prosigue con su consolidación y es entonces, desde el inicio, cuando se debe apostar en ellos y con ellos, no cuando ya tiene un logro significativo que si bien es cierto tiene un efecto domino, éste no es para todos por favor! Quien entendió…entendió! (y no precisamente tú, amigo lector)

Pásenla bien!!!

 

Leave a reply