guionbajoatole

EL VALLE DEPORTIVO

Pedro Eric Fuentes López

Se los había adelantado la semana pasada. Sabedor del gran compromiso y vitalidad que tiene cada uno de los atletas que engalanan el deporte adaptado de nuestra nación, una vez más queda de manifiesto que el corazón también juego un papel importante en las pistas, en las canchas, en las albercas, vaya, en cualquier terreno deportivo y con la consecución de sendas participaciones alrededor del mundo, es motivo de orgullo saber que existen compatriotas que enaltecen el proceso de la Cultura Física y el deporte.

Basta mencionar como fue que los 21 atletas que representaron a México en el Mundial de Para-Atletismo consumaron una cosecha de nueve medallas durante las 10 Jornadas que duró el certamen; esto se tradujo en una presea de oro, cuatro de plata y cuatro de bronce, otorgando así, una visión distinta a nuestro entorno deportivo, dejando de lado la trepidante decepción con la eliminación de la selección nacional en la Copa Oro 2017. ¡Ósea!

Londres fue sede de uno de los mejores eventos mundialistas del deporte adaptado, donde llegaron  un poco más de 1,300 paratletas de 100 países, para dar rienda suelta a su participación del 14 al 23 de julio, donde en el caso de México, se llegaba con la clara consigna de superar la cosecha que se obtuvo en Dohna 2015, cuyo cúmulo fue de 5 preseas: 1oro, 3 plata y 1bronce.

En esta edición en el viejo continente, en una de las mejores ciudades del mundo (me consta) los nuestros compitieron por su honor y el de un país lleno de amplias deficiencias con 14 representantes en sillas de ruedas, cuatro deportistas ciegos y débiles visuales y tres con parálisis cerebral, obteniendo un metal dorado en la figura de Diana Laura Coraza Castañeda, en los 800 metros de la categoría T1; por su parte, Edgar Cesáreo Navarro, el oriundo de Nezahualcóyotl, Estado de México, se adjudicó la plata en la prueba de 400 metros de la categoría T51, la misma Diana Laura Coraza Castañeda, en la final de 400 metros de la categoría T1 se colgó otro metal pero fue de plata; en tanto, Salvador Hernández Mondragón, en la prueba de 100 m de la categoría T52 también alcanzó la argenta.

Por su conducto, Ángeles Ortiz, especialista en lanzamiento de bala de la categoría F57, le alcanzó para obtener bronce; Rosa Guerrero, en lanzamiento de bala de la categoría F55, también se ciñó el bronce, lo mismo que Floralia Estrada, que además se adjudicó récord de América en lanzamiento de disco F57 y de igual forma, las deportistas Gloria Zarza, en lanzamiento de bala de la categoría F54 y Rebeca Valenzuela, en el lanzamiento de bala de la categoría F12.

Felicitaciones extensas a estos deportistas que lograron superar la meta de medallas y aunque les duela a ciertos personajes de pantalón largo, sin recibir apoyo suficiente, demostrando una vez más, que el orgullo y nacionalismo cada uno lo lleva impregnado a su piel como un tatuaje permanente en aras de una superación personal y colectiva, poniendo, evidentemente, el ejemplo a MUCHOS!

En otro Valle, y tocando el fascinante mundo del Taekwondo, se dio a conocer en fecha reciente que con la finalidad de seguir con el fomento y difusión de su práctica y desarrollo, y como una opción de estrechar los lazos de unidad entre todos sus deportistas en todo el mundo, se creó el Mundial de Taekwondo Grand Slam Champions Series.

La primera edición de este Grand Slam, que por cierto, comprenderá ocho torneos, comenzará a finales de 2017 y continuará a principios de 2018 en Wuxi, China y fue dado a conocer por el presidente de Mundial Taekwondo, Chungwon Choue, y el director general Jin-bang Yang, en Beijing.

Lo atractivo del serial es que habrá ocho torneos separados con categorías olímpicas del peso del taekwondo (cuatro femenino, cuatro masculino), con una premiación total destinada cercana a los 800 mil dólares. El ganador en cada categoría de torneo se llevará 70 mil dólares, el medallista de plata 20 mil y el bronce10 mil. La serie es por invitación, y reunirá a 12  taekwondoínes  de primera categoría en cada división.

México por supuesto cuenta con el potencial que ha caracterizado a lo largo de la historia con diversas personalidades y hoy, ante la apertura de este evento, se abre la posibilidad de que cada vez más exponentes de esta arte marcial se sumen al reto de participar y alcanzar un sitio importante, en un deporte, que, insisto, desde su introducción a nuestro país, solo ha dado satisfacciones. Esto es crear y planear estrategias que impacten en la sociedad y fomentar con herramientas las nuevas tecnologías de las ciencias aplicadas al deporte. Ojala le pongan atención y los nuevos modelos deportivos por lo menos sean punta de lanza en México para la detección de talentos, la incorporación a certámenes internacionales y la consumación de logros que enaltezcan la condición de deportista. ¡Ojala!

Para cerrar este Valle, y en el amplio mosaico que nos mueve en materia deportiva, es momento de celebrar también, lo que la halterista mexicana Carolina Valencia, consiguió  en el Campeonato Panamericano de Levantamiento de Pesas, allá en Miami, Florida, donde se adjudicó la medalla de plata en la categoría de 48 kilógramos.

Valencia abrió la participación de México con presea, luego de levantar 173 kilos en total, luego de ser superada por la colombiana Iris Segura con 177 kilos, y en el tercer sitio se quedó la estadounidense Alyssa Ritchie con 172. ¿Y saben por qué lo comparto? Porque este evento le sirve como preparación en su camino al Campeonato Centroamericano de Guatemala a celebrarse del 17 al 24 de septiembre próximo y es clasificatorio a los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla, Colombia, del 19 de julio al 3 de agosto del 2018, nada más por eso.

Leave a reply