guionbajoatole

EL VALLE DEPORTIVO

 

Pedro Eric Fuentes López

Había decidido hace algunos años atrás, darme un descanso en los medios de comunicación impresos; tenía la clara consigna de seguir preparándome para tener más argumentos y herramientas para desarrollar con los lectores, hice un especial énfasis en la división de que no todo es futbol (a pesar de que es mi deporte favorito), aclare mi mente y abrí posibilidades para emerger en una casa que me abriera sus puertas sin límites, sin condiciones, con libertad y respaldo, pero sobre todo, con la calidad de la amistad, esa que te encausa a una hermandad poco a poco y que se consolida conforme avanzan los segundos de tu respirar…

Y sucedió que un día me dio por volver a esbozar mis letras, mis palabras, mis pensamientos y en muchas ocasiones mis sentimientos, argüí conmigo mismo si el tiempo en “descanso activo” había sido suficiente y mi mismo esbozó una gran sonrisa y guiñó un ojo dándome las respuestas. Entonces, después de 4-5 años sin hacerlo en una casa editorial periodística y de prosapia, me aventuré a una charla con mi amigo Pepe Nader y en cinco minutos, neta! tan solo 5, acordamos que mi regreso al teclado y a la edición impresa y digital sería acá en EL VALLE.

De 52 semanas que tiene un año, restándole los periodos de receso y vacaciones, amén de los imponderables que en ocasiones pasan, he tenido la mágica fortuna de verter mis comentarios durante 12 meses y es motivo de orgullo y satisfacción el que me distingan con su lectura, compartiendo en las redes sociales, debatiendo en algunos momentos, reventando la magnífica amplitud que tiene el deporte en sus múltiples disciplinas, respetando siempre la pulcritud de sus ideas, tomando en consideración sus comentarios y opiniones, pero esculpiendo cada crítica que me han dejado saber.

Pero esto no habría sido posible si Nader no se aventura en abrirme un espacio semanal y en ocasiones, producto del impacto, especiales con mi punto de vista, que bien sé que no a muchos agrada pero créanme que lo hago con la toda la pasión de la escritura, a sabiendas y clara consigna de la investigación, con datos reales, con personajes protagónicos, en muchas ocasiones desde el mismo lugar de los hechos, pero con un toque diferente, digerible y que traslade vía la lectura a ese rincón del fascinante mundo deportivo y de la cultura física.

Mi total y absoluto agradecimiento a la gran familia de EL VALLE, a Pepe y a Sergio por su confianza y arriesgue, por creer y aguantar, pero sobre todo a cada uno de ustedes que hacen que esta faceta del periodismo deportivo siga inundando mis venas y podamos apostar por una gran charla derivada de un tema en común, y mención aparte merece que de todo esto, para mí su opinión es lo más importante.

Gracias totales a EL VALLE!

 En el plano informativo, me refiero a esas historias de vida que en verdad engalanan y enaltecen al deporte, pero que en ocasiones, como en el caso de María Lorena Ramírez, de 22 años, quien se convirtió en una de las mejores corredoras del país, pero que si no fuera por un logro personal, no trascendería y por ello, en el lugar y momento indicado, nos obliga, necesariamente, a voltear a donde he insistido todos los días, que está el fruto, es decir, a la base, a la estructura familiar, al tejido social que abre y cierra brechas.

Chequen, Ramírez, de origen rarámuri, participó en la denominada carrera Ultra Trail Cerro Rojo, celebrada en la ciudad de Puebla, donde estuvieron alrededor de 500 atletas de 12 países, pero con la excelsa nota que ella, sí, la de la comunidad indígena, se llevó los honores con el primer lugar de un maratón especial de 50 kilómetros, levantando los brazos en el pódium en señal de victoria y sabedora de que su premio de poco más de 6 mil pesos para algo le habrían de alcanzar para ella y su familia.

Tan peculiar fue su intervención que lo hizo con la típica vestimenta que utiliza a diario, y con huaraches! Acá deja en claro que el uso de las herramientas tecnológicas, la metodología, el proceso de entrenamiento y otros temas, que si bien es cierto en mucho ayudan e influyen, en ella salió sobrando porque era más importante ganar para comer, para ayudar a su gente y demostrar que el amor propio en ocasiones está por encima de otras cosas.

Ramírez realizó un recorrido de siete horas y tres minutos, tan solo con una botella de agua, una gorra y su paliacate al cuello, con el aliciente y fervor que le produjo el haber participado el año pasado en el Ultramaratón "Caballo Blanco 2016", en el estado de Chihuahua, en la categoría de 100 kilómetros, en donde quedó en segundo lugar, lo que origino en ella una revancha personal contra viento y marea, y demostrarle a todo el mundo que el querer es poder y apelando a la condición de que los indios rarámuri, que  viven en la sierra Tarahumara (Chihuahua) , llevan tatuada en su piel sus raíces: Rara, que significa: pie, y Muri, que significa correr. Vaya historia no lo crees?

Para cerrar y en otro tema, seré claro y conciso, los diablos rojos del Club Deportivo Toluca, no pudieron acceder a la final del Clausura 2017 no por lo que hicieron o pudieron en la fase de liguilla, sino por lo que dejaron de hacer en el curso del torneo. Ni hablar, se queda un hueco en la celebración de su Centenario, pero con el firme objetivo de que en el siguiente no tan solo debe sacarse la espina sino aspirar a cerrar el año con el cetro y bordar la tan ansiada estrella en su escudo.

Estaremos atentos a las eventualidades que se presentarán de manera inmediata y no tengo duda, que la oportunidad se presenta ya! Que quede en actas porque seremos testigos, ya lo verán!

Pásenla bien

Leave a reply