guionbajoatole

EL VALLE DEPORTIVO

 

Pedro Eric Fuentes López

Tal vez para los especialistas en el boxeo, la “demostración” del pasado fin de semana en Las Vegas, era crónica de una derrota anunciada y que conste que dejaron de lado el tema ganador por lo obvio que resultaba la “contienda” entre un par de pugilistas mexicanos que ávidos de gloria deportiva, harían hasta lo “imposible” por salir victoriosos pero que, derivado de situaciones extra ring y con el resultado casi casi anticipado, vinieron y vendrán infinidad de comentarios sobre el tema.

Y para muestra un súper botón que me llamó poderosamente la razón y que quise exponerlo con el permiso de su creador, voz autorizada para señalar las razones más creíbles del argot. Carlos “Kid Chocolate” Duarte, a través de un pequeño, significativo y muy poderoso ejemplo de concordancia entre lo que es la visión de un especialista hoy dedicado a la transmisión de conocimientos en el gimnasio, preparando jóvenes en esta ruda disciplina, lanzó un mensaje que me deja una honda reflexión pero que al mismo tiempo me obliga a retransmitir para que entendamos algunas…muchas…cosas...

El hoy entrenador del boxeo mexiquense escribió: “…es un día triste pero de enseñanza y por donde lo quieras ver sale contento, lastimado y enojado México, esta vez lo primero para los fanáticos de Saúl “Canelo” Álvarez y la cátedra de boxeo que dio el tapatío; lo segundo, por ver la cara de tristeza de un padre ( Julio Cesar Chávez) que tanto consejo no le resultó y mucho menos el arduo esfuerzo de dos meses en altura con un buen equipo de trabajo, y lo tercero, por ver un Julio Cesar Carrasco, con toda la estirpe para salir y hacer un buen trabajo y conformarse con todo lo contrario...

…ahora viene el regaño para los que perdieron de todo y hasta dinero por apostarle a Chávez….¿cómo es posible pensar e ir en contra del área científica del deporte? Creer que dos meses de trabajo pudieran vencer a años de entrega y empuje para poder llegar; aún estamos en presencia de juventud, no de un deportista que pudieran cobrarle factura los años y aun así habría que ver; el deportista de alto calibre se va formando con años de disciplina, sacrificio y esfuerzo, no con un pedazo de meso ciclo o una lasca de micro ciclo, eso solo funciona para darte cuenta que sí se puede entrenar y tratar de ser el mejor, pero no para entrar a Las Vegas y querer ser rey; con dos meses de entrenamiento no te puedes graduar (Chávez Jr.) eso solo funciona para hacer un examen y punto…

…la carrera dura años. No es lo mismo tener una interferencia (periodo de tránsito) después de todo un largo periodo de trabajo que pasarla haciendo interferencias absurdas, por problemas y cosas fuera del ámbito deportivo y después querer remplazar a un trabajador constante; no, no, y no es trabajo de dos meses, eso está difícil verlo en las grandes ligas (sic) y para que pase, sólo es por error del trabajador (demasiada confianza en todos los sentidos) pero eso no debe pasar cuando hay tanto en juego (convencimiento de la gente de quién ES MEJOR, un pase a una contienda esperada contra GGG y el causante de todos los males DINERO)

Y cierra el ex pugilista cubano avecindado en territorio mexiquense con el imperativo señalamiento de que: “…cuando Canelo entró a Las Vegas para querer remplazar a su superior Mayweather, se dio cuenta de muchas cosas…espero que Julio Jr. lo haya entendido…

Sin duda una de las mejores expresiones que he leído entorno a la reyerta que sólo tuvo un lado, y que nos deja claro que por características más allá del deporte en sí, esta lo mediático, lo sublime y ridículo en que se convierte el gran negocio con carretadas de billetes verdes al por mayor. Hoy debemos hacer una severa y determinante critica por el “show” montado y que evidencio lo señalado, pero atención, es también un claro ejemplo de que, quienes tienen las suficientes agallas para calzarse los guantes y entrenar y entrenar y entrenar para después enfrascarse en un ring para levantar el brazo y el puño en todo lo alto, es por el hambre de querer ser y abandonar, en casi todos los casos, una condición de vida desfavorable.

Para todos aquellos que se dedican a entrenar boxeo, y que conste que tengo muchos amigos que prefieren su práctica, les valoro cada día más su constancia, tenacidad, orgullo y sacrificio. Mis respetos porque lo hacen en honor a su convicción de mantenerse día a día y a quienes lo han elegido como un estilo de vida y más a nivel profesional, vaya la más extensa felicitación en aras de que la unión del pensamiento con su pasión, no se vea rebasada por banalidades y atrocidades que no traen nada bueno, por el contrario, una gran consideración de ser costales de carne y hueso, sin ninguna necesidad.

Hoy el boxeo necesita más de esas mujeres y esos hombres que brindan sus caprichosos momentos deportivos por su fervor, porque sus corazones laten impregnados de tanta adrenalina que los puede catapultar al estrellato o sepultarlos en el mundo anárquico del ridículo…

Pásenla bien!!!

P.D. Gracias Carlos Duarte por tu aporte tan valioso, gracias mi chico!

Leave a reply