guionbajoatole

EL VALLE DEPORTIVO

 

Pedro Eric Fuentes López

Continúa la aventura para el tricolor mayor en su afanosa búsqueda por un lugar para el Mundial de Rusia 2018, y será este viernes en el emblemático estadio Azteca cuando se midan ante el representativo de Costa Rica, en lo que promete ser un partido de grandes contrastes por los antecedentes que existen y por la inigualable oportunidad de destacar, vencer y convencer al tanto al rival como al respetable, pero más allá de eso, de enfilarse a una nueva aventura mundialista y trascender.

En efecto, la historia más próxima para el recuerdo, nos obliga a voltear a aquella victoria de los ticos como visitantes de 1-2 ante México el 16 de junio de 2001 y a quienes tanto la prensa como los costarricenses determinaron como el 'Aztecazo' y esto sigue siendo una motivación extra para partidos como este por las eliminatorias del Mundial ruso.

Ya han pasado casi 16 años de esa primera derrota en la historia de México y jamás se podrá borrar tal afrenta, sin embargo, hoy cuentan con todas la oportunidades de realizar un juego a plenitud con elementos de experiencia que aunado a la entrega y pasión de los juveniles, podría ser el acceso de, al menos, borrar momentáneamente aquel casi fatídico día, que dicho sea de paso, al menos yo no lo olvido y es inevitable no recordarlo, es más, seguro estoy que cuando estés leyendo estas líneas evocarás ese gol de Hernán Medford que enmudeció al coloso de Santa Úrsula.

Pues bien, hoy la historia es muy diferente y más aún cuando para muchos, México sigue siendo el gigante de la Concacaf por el poderío económico de su Liga, su infraestructura futbolística y por la calidad de sus jugadores, muchos de ellos consolidados en Europa, pero eso a pesar de que debe ser referente, tendrá necesariamente que ser un factor extra porque lo que se realice o deje de hacer en la cancha es lo más importante; hoy apuesto para que haya una sinergia en el terreno de juego por parte de los titulares que mande Juan Carlos Osorio y hagan valida la condición de local, y que se dejen de esa imagen de que el Azteca es una muralla infranqueable, porque bien es sabido que también los hondureños en una oportunidad también vinieron, vieron, jugaron y ganaron, entonces por muchos motivos esta la concentración en todo momento, la aplicación de la teoría del técnico tricolor y la supuesta hegemonía que deba mostrar el Tri porque por el simple hecho de jugar con la camiseta, está claro que no alcanza y mucho menos si existe un exceso de confianza.

Me explico mejor. Cierto es que debe haber confianza en cada uno de los seleccionados y del cuerpo técnico y en conjunto con el apoyo de la afición, esto se pudiera convertir en un auténtico y real fortín que no cualquiera superaría, pero siempre he dicho que las estadísticas están para romperse y hoy es el momento de entrelazar todos los hilos de unión en torno de la selección, hoy a que dejar constancia que las problemáticas en torno a nuestro balompié pueden y deben ser la punta de lanza para el reposicionamiento del Tri, basta ya de querer y no poder, es aquí y ahora, es con esta generación de futbolistas que si se puede y se tiene con qué, es la hora de hacer valer un desarrollo y de evolucionar, crear nuevas expectativas de expansión del mexicano en otras latitudes y consolidar a quienes se han fijado como meta llegar a Rusia, y en otros casos, cerrar con broche de oro una productividad efectiva a prueba de balas, pero esto solo se conseguirá cuando TODOS cerremos filas y unamos nuestro corazón al cántico de nuestro de himno nacional, cuando coreemos cada jugada con algarabía, cuando dejemos la burla y rechifla al rival sin importar la nacionalidad, se prudentes y mesurados en el apoyo al equipo y ser parte de la historia, cuando consolidemos eso, creo que se llame Costa Rica, Honduras, Barbados, Trinidad y Tobago o quién o cómo se llame, se podrá llegar muy lejos.

Hoy las condiciones están otorgadas para enfrentar con garbo y dignidad la continuidad del proceso eliminatorio, estarán quienes para Osorio son los mejores en estos momentos y ojala que las bajas por lesión no sean factor en contra y que si, en cambio puedan suplirse con gallardía, es más, hoy soy de la idea de que no solo se podría vencer sino hacerlo de una magnifica forma que es la de gustar, tocar el balón, pasearlo, prestárselo un ratito la rival y recuperarlo y encarar con una sólida proyección al frente que termine en la concreción de goles, creo que hay material humano para eso y un poquito más.

 En fin, quienes sean parte del once inicial deberán estar conscientes de la gran responsabilidad que tienen y la expectativa que circula entorno a ellos, por eso y tal como lo apunta el defensa Alanís de las Chivas, coincidimos en que nuestro futbol debe contar , primero con paciencia y confianza, y rescato una declaración que hizo: “…al final, como todo en la vida, necesitas tiempo y no se puede en 20 minutos que salgan las cosas como a veces se quisiera, pero que México va a salir adelante y tenemos el equipo para hacerlo y si nos apoya toda la gente y está con nosotros va a salir bien", expresó el Oswaldo.

Ahora bien, también hay ser realistas y destacar en todo momento que las fronteras del deporte cada vez son más cercanas y hasta con grado de rebasar, es común apreciar ahora mismo que los equipos de esta área han crecido bastante y no es sorprendente lo que hacen los rivales, por eso hoy más que nunca se debe tener FE y llevarlo a la práctica en todo…

Te dejo los próximos encuentros de México para que estemos en el mismo canal y sigamos haciendo más Valle Deportivo conforme avance el tiempo.

Después de este viernes 24 de marzo, el Tricolor viajará a Puerto España a enfrentar este 28 de marzo a Trinidad y Tobago. De aquí se tendrá un receso eliminatorio hasta el 23 de abril cuando México reciba a El Salvador y el 26 de abril a los Estados Unidos de América, entonces y de acuerdo con los resultados obtenidos haremos, juntos, el balance del Tricolor, que espero sea positivo…ojalá así sea…ojalá…

Pásenla bien!!!

 

Leave a reply