guionbajoatole

EL VALLE DEPORTIVO

 

Pedro Eric Fuentes López

Como bien saben, he sido un ferviente creyente del deporte en cualquiera de sus expresiones y me llama poderosamente la atención todo lo que tenga que ver con el fomento, desarrollo e impulso desde la niñez para que, en un futuro inmediato, y según sean los casos, se vean cristalizados los objetivos trazados. Soy un convencido de que el trabajo y la unidad redundan en beneficio personal y colectivo, pero cuando se lleva a cabo desde las bases y con respeto y dedicación y amor propio se enaltece la actividad y la cultura física indistintamente a la disciplina que sea.

Creo en el sueño que de niños se torna una misión conforme pasan las etapas de crecimiento; sigo pensando en los buenos formadores y educadores físicos; mención aparte merecen aquellos dirigentes que no se transforman ni se pierden en aras de su propio favor y que, por el contrario, con la muestra ponen el ejemplo y  lo llevan hasta el lugar más recóndito tanto de su entidad como del país para detectar talentos, para guiarlos y proyectarlos, para consagrarlos y catapultarlos a lo más alto de los anales de la historia deportiva.

Quise destacar lo anterior, porque los momentos son álgidos en nuestro deporte actual, y la razón radica en que, el evento más importante a nivel nacional entre los niños y jóvenes, la Olimpiada Nacional, ha sufrido modificaciones, dicen, en aras de un mejor desempeño…será???

Apenas el pasado día 16 de este mes y año, en reunión que celebró el Sistema Nacional de Cultura Física y Deporte (SINADE) con sus miembros representantes de los diferentes Institutos estatales del deporte, para la resolución, análisis y estudio de la Olimpiada Nacional 2017, se determinó dejar a un lado los deportes de conjunto, entre otros y por citar a algunos: baloncesto, béisbol, futbol, handball, hockey sobre pasto, rugby, softbol, voleibol de sala, wáter polo, situación que desde mi humilde punto de vista y meramente personal, es una decisión equivocada porque sin duda se frena y detiene el avance y desarrollo deportivo de estas áreas, aún y a pesar de que se diga que serán las propias Federaciones quienes se hagan cargo en su “casi” totalidad de esta situación.

Por tanto las preguntas saltan de inmediato: ¿qué sucederá con los niños y jóvenes que aspiraban a estar en este certamen nacional defendiendo los colores de su Entidad, y defendiendo su deporte favorito? ¿Se caerá el semillero y la detección de talentos? ¿No habrá más apoyos de cualquier índole a esas y otras disciplinas?

Una cosa es proponer, innovar y crear alternativas y propuestas para una mejor edición nacional del deporte infantil y juvenil y otra es bajar costos de organización y tratar de elevar el nivel competitivo de manera cualitativa. Pero en fin, habrá que esperar el evento y determinar si fue bueno o no este rubro.

La Olimpiada Nacional 2017 se llevará a cabo del 16 de mayo al 15 de junio en tres sedes: Nuevo León, Ciudad de México y Guerrero, por determinación de autoridades de la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte y directores generales de los institutos estatales del deporte, con la participación de los deportistas y atletas amateurs de las 32 entidades federativas del país, y los representantes del Instituto Politécnico Nacional, Universidad Nacional Autónoma de México, el Instituto Mexicano del Seguro Social y del Instituto de Mexicanos en el Extranjero.

Como quiera que sea y pase, y quienes intervengan representando al Estado de México, hago votos porque sean una vez más protagonistas y sigan alcanzando el top 5 entre los mejores…al tiempo…al tiempo…

Otro Valle, el de la NFL que entra en su etapa más querida y adorada por todos los aficionados al fascinante mundo del emparrillado y quienes desde ya se están frotando las manos por el súper domingo que tendrán el próximo 5 de febrero en la edición 51 cuando se enfrenten los Patriotas de Nueva Inglaterra bajo el mando del ya mítico Tom Brady enfrentando a unos Halcones de Atlanta, quienes en la figura de su mariscal de campo Matt Ryan, tienen la confianza de quedarse con el anillo de campeones.

El caso de Brady es por demás para comentar mucho tiempo, porque bastaría recordar que tras comenzar la campaña suspendido cuatro encuentros por el escándalo de los balones desinflados, el quarterback condujo este domingo a los Patriots hacia una victoria aplastante por 36-17 sobre los Steelers de Pittsburgh, para que Nueva Inglaterra impusiera un récord, al avanzar por novena ocasión al gran partido. Tom de 39 años de edad enfrentará su séptimo Super Bowl en su carrera.

En tanto, los Falcons hace casi dos décadas disputaron su primer y hasta este domingo, único Super Bowl, perdiéndolo ante el histórico John Elway, quien guió a los Broncos de Denver a levantar su primer trofeo Vince Lombardi, tienen cifradas sus esperanzas en los nombres de Ryan y Julio Jones, ya que fueron las piezas fundamentales en una máquina de hacer puntos y los de Atlanta apabullaron 44-21 a los Empacadores de Green Bay en el partido por el título de la Conferencia Nacional, consagrándose campeones divisionales y con ello el derecho a la disputa por el título del mejor de la Liga.

En fin, como quiera que sea, el espectáculo deportivo y musical está asegurado y solo resta que los equipos se trasladen a Houston, donde será la sede y quizás el escenario testigo del nacer de una nueva leyenda que puede ser capaz de engrosar las filas del Salón de la Fama o la consolidación de una nueva generación…voy Patriotas.

 

Leave a reply