guionbajoatole

EL VALLE DEPORTIVO

 

Pedro Eric Fuentes López

Por lo menos desde el año pasado cuando volvió el fervor por el automovilismo con relación a la Formula 1, el Gran Premio que se celebra en nuestro país es uno de los eventos de mayor importancia y en donde proliferan todas las esferas de los órdenes político, social, cultural, deportivo, comercial, económico, actoral, y más…

“Lo mismo da saber tan solo un poco del gran circo o, incluso, nada, lo importante es estar ahí y ver si me puedo tomar una selfie con una “estrella” o ver a las edecanes…”, me dijo muy serio mi amigo Porfirio, apenas el sábado pasado.

Debí creerle, porque como si fuera un experimentado conocedor de los bólidos, portando con garbo, orgulloso, una camisola de esas que tienen varias etiquetas de marcas comerciales alusivas al entorno, con su cartera de color rojo y un caballo negro de fondo, con unos “quiñientos” pesos, con los que, decía, me alcanza para el metro, caminar un buen rato, comprarme un chela, una playera “fregona” de Lewis y tomarme varias selfies pa´l face y que vean que si fui, aunque sea hasta arriba pero para que vean que no todo es futbol, también, me dijo, para que aprendas pinche Pedro…

Quede absorto ante tal razonamiento y que hoy mismo sigue dándome vueltas por mi cabeza. Es más, ahora que escribía esto me causa una sonora carcajada, porque si bien es cierto no seré un erudito en la materia, tampoco me puedo declarar neófito porque es mi trabajo y tengo que comentarles e informarles de este y otros temas, pero viendo y tratando de darle un vuelco a esas ideas, me quedo claro que más allá de que se estuviera peleando en el Autódromo de los Hermanos Rodríguez un posible nuevo reinado, por una disputa deportiva palmo a palmo entre Hamilton y Rosberg; un posible acenso y casi culminación de un año para Checo Pérez en buena posición del grueso de los pilotos, o la intervención de otro compatriota como Esteban, o del reafirmante poderío de la marca alemana líder en puntos, o del resurgimiento de otras escuderías que están ávidas de dar paso a sus noveles y prometedores pilotos, o la magnitud del impresionante trazo de uno de los mejores circuitos para tal efecto, o la transformación generadora de miles de empleos para todo un año que culminó este domingo, pero que se reactivó de forma inmediata ayer con miras al 2017, no, no, no, insisto, está claro que este fin de semana fue de lo más mágico para algunos que, como Porfis, prefirió arriesgar su guardadito con tal de reafirmar que estuvo entre la elite del mundo de la Formula Uno.

No lo he visto, no he platicado con él, tampoco me ha enviado una de esas fotos que eran fundamentales para su él y su “vieja” y sus cuates, tampoco se ha manifestado en las redes sociales; sé que está bien por otros conocidos, me dicen que preguntó cómo quedo el Toluca y el Puebla (él es originario de la Angelópolis), que qué tal les fue a los Indios de Cleveland, que si jugo bien Tom Brady en su regreso con los Patriotas, y si Andy Murray pudo ganar el master 1000 de Shanghái.

Amigo, no te preocupes, tal cual tus preguntas, las respuestas son exactamente así, sin menos ni más, pero por favor, manifiéstate, quiero compartir con los lectores tu experiencia en el Gran Circo…te espero…

Recordaran que en otro Valle, señalaba que la continuidad en el trabajo da como resultado invariablemente el éxito y mencionaba categóricamente como los Tigres de la UNL han confirmado a Ferreti como su ícono hasta el 2020, bueno pues a nivel mundial también se cuecen habas.

Resulta que en la selección de Alemania, Joachim Loew, extendió su contrato con el combinado nacional campeón del mundo por dos años hasta 2020. Loew, de 56 años y que se convertirá en el segundo técnico con más tiempo al frente de la selección germana detrás de Sepp Herberger, ha ocupado el cargo desde 2006 y condujo a su equipo al título en el Mundial 2014.

Los teutones bajo su tutela han llegado a por lo menos la semifinal en los últimos cinco grandes eventos deportivos y han ganado 94 partidos de los 141 que han disputado, por lo que se asegura entre la potencia mundial del futbol que el objetivo es repetir en Rusia en el 2018 el éxito conseguido en Río, pro como apartado muy especial, agenciarse el título europeo que considera es una asignatura pendiente.

En otro Valle, es el turno de las mexicanas del tricolor Sub. 20 bajo la responsabilidad de Roberto Medina de conseguir un lugar importantísimo a nivel mundial, dado que ira a disputar la Copa de la especialidad allá en Papúa, Nueva Guinea, que es uno de los lugares más diversos del planeta, caracterizado por una gran variedad de culturas, paisajes y actividades.

El país abarca la parte oriental de la isla de Nueva Guinea —la segunda más grande del mundo—más aproximadamente otras 600 islas, atolones y arrecifes de coral. En él se hablan más de 800 idiomas indígenas (tok ples) y también incluye la mayor zona de selva tropical que se conserva intacta fuera de la Amazonia.

Situada justo al sur del ecuador, 160 kilómetros al norte de Australia, Papúa Nueva Guinea forma parte de un gran arco montañoso que parte desde Asia, atraviesa Indonesia y alcanza el Pacífico Sur.

De las 16 selecciones nacionales participantes, México se ubica en el Grupo D con: Alemania, Venezuela y República de Corea, debutando ante las coreanas el lunes 14 de noviembre en el National Football Stadium de Port Moresby, su segundo compromiso será contra las teutonas el jueves 17 en ese mismo engramado y cerrando la fase de grupos frente las venezolanas el lunes 21 de noviembre en el Estadio Bava Park, también de Port Moresby.

De esto y otros valles, también se los platicaré de cerca…muy de cerca…

 

Leave a reply