deportes-620x420

El Valle Deportivo

Soy de la generación en que el tenis marcaba una línea a seguir en el fascinante valle deportivo; completo, tenaz, aguerrido y con una sincronía de todo el cuerpo para destacar en este ambiente. Me gusta el tenis, tengo en la mente las grandes victorias de uno de mis más grandes personajes en este tema, el sueco Björn Borg, (Estocolmo, Suecia, 1956), quien desde muy joven destacó por su gran capacidad de concentración, su potencia y un juego intenso, cualidades que le llevarían a ganar cinco veces el torneo de Wimbledon (de 1976 a 1980) y en seis ocasiones el de Roland Garros (1974, 1975, 1978, 1979, 1980, 1981).

Por mi mente surcan momentos inolvidables de grandes exponentes como John McEnroe, Jimmy Connors, Iván Lendl, André Agassi, Pete Sampras, Boris Becker, etcétera; mientras que del lado de las féminas, es inobjetable el mando que tuvieron Billie Jean King, Martina Navratilova, Gabriela Sabatini, Mónica Seles, Chris Evert Loyd, Martina Hingis y Steffi Graf, entre otras. Era una práctica ciento por ciento dedicada a buscar la cumbre, la cima del mundo blanco y erigirse como los mejores del globo terráqueo a nivel profesional.

Hoy en día con el misticismo que representa la evolución en cualquier esfera de la vida misma y en donde el deporte no es la excepción y mucho menos el contenido en comento, me hace necesaria la reflexión de nuevos exponentes capaces de crear una generación dorada con sed de gloria.

Así los nombres de Roger Federer, Rafael Nadal, Novak Djocovik, Serena y Venus Williams, Simona Halep o Karolina Pliskova, son referentes desde hace algunos años de su emerger a nivel mundial, sin embargo, los torneos internacionales por su agenda, permiten que cada certamen haya una oportunidad de triunfo. Sí, sé que esto es lógico pero lo que no resulta así, es poder tener la fortuna de tener nuevos aspirantes a reinados en ambas ramas.

Por ello cuando surgen deportistas como los actuales ganadores de uno de los cuatro torneos a nivel mundial más importantes como el US Open, es un gratificante momento para destacar y que el deporte brinda es mágica oportunidad para quien solo es capaz de mantenerse y avanzar, pero más aún de consolidarse.

Así pues, aprendámonos este nombre: Stanislas Wawrinka, quien es el nuevo campeón del abierto de los Estados Unidos tras imponerse por parciales de 6-7, 6-4, 7-5 y 6-3 al número uno del mundo y quien era el monarca vigente del certamen, Novak Djokovic, quien por cierto cayó por segunda final consecutiva ante Wawrinka en un torneo grande.

Fue apenas la quinta derrota para Djokovic en 24 enfrentamientos frente a Stan, hombre que sumó su tercera corona de Grand Slam, quedándole únicamente pendiente ganar Wimbledon. Cabe la pena recordar que los cuatro grandes torneos son: Abierto de Australia, Roland Garros (Francia), Wimbledon y el US Open

En las damas, una vez más vuelve a ser noticia que la poderosa Serena Williams, cayó de la cima después de liderar el ranking por 186 semanas consecutivas, siendo la tenista alemana Angelique Kerber, quien se convirtió en la nueva número uno de la clasificación mundial de la Asociación Femenina de Tenis (WTA), tras su victoria en el abierto de Estados Unidos, por parciales de 6-4, 3-6 y 6-4 y obvio, también habrá que recordar este nombre durante muchas semanas.

Angelique acaba de cumplir 28 años, y según señalan los expertos es la edad idónea para el tope del rendimiento, entre lo físico y lo mental, aunque hay que señalar que le costó un buen tiempo a la germana llegar hasta este punto que la sitúa en la historia mayor.

Que más me gustaría señalar y referir a nuestros compatriotas, que entre los más grandes que ha dado México en la era abierta del tenis están Raúl Ramírez, Leonardo Lavalle, Jorge Lozano, Luis Herrera, Pancho Maciel y Oliver Fernández, todos Capitanes del equipo de Copa Davis, defendiendo los colores nacionales con mucha bravura.

Cabe destacar especialmente el rol que lograra Raúl Ramírez a nivel del ranking internacional ya que es uno de los mejores jugadores en toda la historia del tenis en nuestro país, llegando a estar situado como el 4° mejor jugador del mundo en singles. Ganó 19 títulos en singles, incluyendo los Masters en Roma y Montecarlo, además logrando ganar 60 títulos en dobles, incluyendo Wimbledon, Roland Garros, entre otros.

Pero hoy la historia es completamente distinta y justamente en este tiempo, el tenis nacional está ávido de nuevas figuras que pongan en alto el nombre de México, sin embargo tendremos que conformarnos con las grandes figuras internacionales y apostarle a que en nuestro país, se apoye de manera sustancial a los tenistas que puedan defender y poner en alto, los colores nacionales, y me queda claro que se está en vías de desarrollo y con nuevos roles que puedan dar, ya no esos garbanzos de a libra, sino por el contrario, que haya 10, 20 o más tenistas, hombres o mujeres, capaces de salir adelante y brindarnos muchas satisfacciones.

En estos momentos cuando se requiere de figuras del deporte de la raqueta, los buscadores de talentos deberán estar trabajando a marchas forzadas y lograr posicionar a noveles en crecimiento y catapultarlos a las grandes esferas; los planes, proyectos y programas que se tienen ahora mismo en el papel lucen muy atractivos, entonces es tiempo de crear sinergia todos juntos y cuando esto se logré, así tarde un poco más, entonces tendremos el tenis que merecemos, mientras, insisto, nos queda apreciar la belleza a nivel internacional.

Pásenla bien!!!

Leave a reply