d4

El Sevilla Gana Pero no Sentencia la Eliminatoria

Por: Jimena Bañuelos (España)

Dice la canción que Sevilla tiene un color especial y anoche se tiñó del azul de los aficionados del Leicester. Fueron éstos los que tomaron las calles hispalenses porque la Champions les esperaba. Los pasaportes para cuartos aún están sin sellar y uno de ellos se lo llevará el Sevilla o el conjunto inglés. Los de Sampaoli afrontaban la eliminatoria en un buen momento. Sin embargo, los de Rainieri buscaban en la Liga de Campeones mejorar sus malos resultados. En el fútbol todo es posible.

Fieles a la cita con la Champions los aficionados del Sevilla abarrotaron el Sánchez Pizjuán para apoyar a los suyos. Cantando, gritando y animando comenzaron ellos el encuentro desde las gradas. Mientras, en el terreno de juego los elegidos de Sampaoli: Rico, Rami, Lenglet, Escudero, Mariano, Samir Nasri, N’Zonzi, Sarabia, Vitolo, Jovetic y Correa, hacían lo propio. Había que encarrilar la eliminatoria. Una eliminatoria que Sampaoli vio desde la grada. El argentino tenía que cumplir con el segundo partido de sanción tras su expulsión ante la Juventus. Así que Lillo tomó el mando sevillista.

Pronto se adelantó el conjunto hispalense. En el veinticuatro, gracias a un centro desde la banda de Escudero que remata Sarabia se inauguró el marcador. La euforia rojiblanca estalló en el Pizjuán. Las cosas se ponían un poco cuesta arriba para los de Rainieri pero aún quedaba mucho partido. Aunque el Sevilla insistía, de hecho Correa estuvo a punto de anotar el segundo, los goles no llegaron. Y así se mantuvo el marcador hasta el descanso.

Mucho tenían que mejorar los ingleses en la segunda mitad si querían llevarse el partido. Porque el Sevilla tenía ansias de más. Pero cuando mejor estaba el Leicester llegó, en el sesenta y uno, el segundo para los hispalenses. En esta ocasión Correa remató el pase de Jovetic. Lejos de desanimarse, los de Rainieri insistieron y como el que la sigue la consigue Vardy a pase de Fuchs en el setenta y dos subió el primer gol. Un gol que el Sevilla no encajó muy bien pero que fue una dosis de energía extra para “los zorros”. Pero el cronómetro jugaba en su contra. Los minutos se agotaron y al noventa, el marcador reflejaba el dos a uno definitivo.

Y definitivo será el King Power Stadium porque allí se sentenciará la eliminatoria. Todos pendientes del próximo catorce de marzo. Porque el pase a cuartos está buscando a su dueño.

Leave a reply