couch

El Mundo del Coaching

 

Por: Patricia Uruñuela

Amor propio

En alguna etapa de mi vida pensé que el verdadero amor propio se encontraba a través de otras personas o del amor de una relación entre mujer y hombre. Y rotundamente al paso de los años aprendí a valorarme y amarme, al darme cuenta que mi tiempo es como el oro puro de 24k que es muy blando y que no mantiene su forma, después entendí que en el proceso de cambio durante mi tiempo, mi verdadero amor propio solo era un estado de liberación del miedo, del sufrimiento, de un estado percibido de carencia y de insuficiencia.

Cuando estamos en búsqueda de la plenitud nos encontramos con varios caminos a elegir que realmente la mente no comprende la profundidad de los patrones heredados y seguimos encontrando la añoranza de la plenitud.

Las palabras siguen estando en el intelecto preguntándonos y preguntándonos ¿Qué es el amor propio? Ninguna vida está completamente libre de dolor y tristeza. La mayor parte del sufrimiento humano es innecesario. Es creado por uno mismo mientras la mente no observada maneje nuestra vida.

El dolor que cada uno crea es una forma de no aceptación, una forma de resistencia inconsciente a lo que realmente es. En el nivel emocional, es una forma negativa. La intensidad del sufrimiento depende del grado de resistencia al momento presente, y esta a su vez depende de la fuerza de su identificación con la mente. La mente siempre busca negar el ahora y escapar de él. En otras palabras, cuando más identificado estés con tu mente más sufres y más niegas. Al observar y saber cómo reacciona la mente cuando te niegas tu amor propio, salen patrones de resistencia, pero si haces a un lado esas negaciones, permitirás probar el estado de libertad de las condiciones externas, el estado de la verdadera paz interior, entonces veras qué ocurre y actúa si es necesario. ¿Cómo? “ACÉPTATE” Después de actuar, aceptándote se dará una conversión en ti aprendiéndote agradecer, amar, gustarte, respetarte y respetar a tu entorno y a los demás, acéptalo como si tú lo hubieras escogido con tu mano. Trabaja siempre con tu amor propio, y no en contra de ti. Conviértete en tu mejor amigo, se tu propio aliado y no tu propio enemigo. Seguramente esto transformará tu vida ya que no permitirás que tu ego y tú propia ira te gane, te alejarás de lugares, o personas que no saben amarse a sí mismas. El verdadero amor propio se refleja en los ojos de las almas buenas; el dinero, la fama, así como las almas buenas o malas se notan, también.

Muchas personas viven casi completamente a través de su cuerpo de dolor y pueden pasar toda su vida sufriendo en silencio o a gritos: sus desgracias, enfermedades, su soledad o su falta de empatía con las personas; mientras que otras personas solo en ciertas situaciones, despiertan y hablan lo que no desean en sus vidas. Algunos cuerpos de dolor son molestos e iracundos, por ejemplo: Los monstros malignos y destructivos, verdaderos demonios pues despiertan cuando existe consciencia y despiertan lo que hay adentro de ellos. Se ha demostrado que los pensamientos y sentimientos intuitivos tienen gran parte de la verdad pues se ha despertado la duda con anterioridad, el cerebro límbico reacciona ante tal amenaza teniendo un antecedente a causa dé.

 El amor propio está ligado solamente a ti mismo pues solo tú eres la frecuencia que emite hacia fuera de lo que realmente eres, ¿Estás acostumbrado a culpar otros de lo que ven en ti? y no aceptar de lo que tu reflejas hacia los demás, te da miedo verte en el espejo y aceptar tus errores y de lo que bello que puedes ser, aunque busques una relación afectuosa y creas que es tu salvación no vas encontrar amor propio porque profundamente no aceptas el monstro que traes dentro, ese monstro que no te deja ser feliz, de ser leal, de respetar, de soltar todo lo que te aprieta y molesta. Porque estas cegado amarte y a odiarte cuantas veces sea necesarias. Perdonarte y perdonar es parte de la liberación de tanto orgullo y mugre que tú mismo te puedes pegar. Cuando descubras el amor que hay dentro, se reflejará en tu físico, en tu sonrisa, en como volteas a ver al mundo y sobre todo que haces para mejor a ti y a tu universo. Tu abandono a nivel físico-mental y espiritual se debe a que hay hostilidad y salvajismo en tu cerebro. (Patrones heredados de abandono y soledad)

Te daré un ejemplo para ayudarte amar (Estando sentado para evitar mareos o baja presión)

Cuando sientas que no te estas amando, que no encuentras o reconoces y no te comprendes; por sucesos externos o por humillaciones de otras personas que hacen que te lastimes, ve a un parque, sal a otra ciudad y ve realmente el paisaje, párate enfrente de él; respira abre tus brazos y cierra y abre tus ojos (las veces necesarias) lentamente y aprende a observar a sentir tu cuerpo y lo que ves. Solo así encontraras a tu verdadero YO. Conectándote contigo mismo. En este ejercicio te darás cuenta que siempre hay algo diferente que ver y nada es igual, por el aire y el tiempo, así como el oro puro de 24k que es muy blando y que no mantiene su forma. No te olvides de ti, aunque las circunstancias cambien, la adversidad te mantendrá de pie pues es la sal y la pimienta de la vida, así como el sol y la luna.

Hasta que nos volvamos a encontrar, que Dios nos bendiga a todos.

Patricia Uruñuela

Terapeuta Alternativa y Máster Coach en PNL e Integrativa.  Consultas, Cursos y Conferencias

www.patyuru.com / Twitter @Patricia Uruuela / Instagram PatyUru / Facebook y LinkedIn Patricia Uruñuela

 

 

Leave a reply