couch

El Mundo del Coaching

Por: Patricia Uruñuela

EXCELENTE TERAPIA “LA DEL BESO”

Hay besos de todos tipos con amor y sin amor, de agradecimiento o protección, de inicio o descubrimiento, por deber, un saludo, de seducción o pasión y tantos más. En la frente, en la mejilla, en los ojos, en la nariz, de piquito, el tierno, el apasionado, los eróticos o sensuales, el alocado o robado, el simple, en la mano, en el cuello, los fugaces, el rico y el delicioso etc.

Pero los más hermosos son en la boca, un buen beso hace renacer, sentir y volar. Ya que el contacto labial involucra la estimulación erógena en la que intervienen cinco nervios craneales. Existen impulsos eléctricos producidos por la acción neuronal que derivan en sensaciones originadas en los focos táctiles de los labios, la zona supra labial y la lengua, señales decodificadas en el cerebro ya que propicia la estimulación nerviosa y la respuesta cerebral a la liberación de oxitocina, dopamina y adrenalina en el torrente sanguíneo, lo que genera una gran cantidad de efectos físicos. La liberación de oxitocina (hormona relacionada con el amor materno, las contracciones uterinas, el parto y la atracción sexual) en el torrente sanguíneo origina distintas respuestas físicas, como la sudoración nerviosa y las respuestas sexuales. La dopamina produce la sensación de bienestar. La adrenalina produce una serie de cambios físicos: cambios en la presión arterial, el nivel de glucosa y el ritmo cardíaco, además de la sensación de alerta y el tono rojizo en la zona cigomática o pómulo. La química hace sus explosiones al mismo tiempo sus combinaciones, bombeando la sangre más rápido, tu corazón se acelera mandando señales de placer y alivio a todo tu cuerpo, cada poro se dilata quedándote sin aire por milésimas de segundos. Un buen beso puede cambiar tu vida, tu forma de pensar y ver diferentes dimensiones, facilitando cambios internos de amor, seguridad, valor y confianza.

Hay una ciencia que estudia el beso “LA FILEMATOLOGIA” que nos habla de sus orígenes, como ha cambiado su significado a lo largo de la historia, los tipos de beso, los elementos que intervienen en éste y las reacciones físicas y mentales que provoca en el ser humano. Las investigaciones que se han realizado indican que los registros más antiguos que se tienen sobre este gesto humano datan del año 2 500 antes de Cristo, al aparecer esculpido en las paredes de los templos de Khajuraho en la India. También hacen referencia a sus inicios y evolución en la mujer de Cromagnon, al alimentar a su hijo, como una costumbre para demostrar agrado en las tribus primitivas, los besos antes y después durante la vida de Cristo; como una señal para establecer una jerarquía y por motivos de salud o para escoger pareja, incluso hasta como una forma de revelarse. El beso entre padre e hija, una costumbre que viene de Escocia. El padre besaba los labios de la novia al final de la ceremonia como señal de bendición y deseo sincero de la felicidad conyugal. Posteriormente durante la fiesta, la novia besaba a todos los hombres en la boca a cambio de algo de dinero. Luego cuando pasa a formar parte del saludo entre familiares y amigos dependiendo la región o país ya sea en las mejillas o ambas e inclusive en la boca o mano.

Esta parte de hacer formas y tipos en los besos tiene un gran significado ya que todos son diferentes; desde el de esquimal hasta el francés, la variedad es amplia siendo la misma finalidad. Una forma de estar más cerca, de demostrar afecto, teniendo un lenguaje corporal más explícito que en otra ocasión les hablaré. Existen los elementos del beso que se encarga además de investigar los sentidos que intervienen al momento de besar y que según algunos resultados son el gusto, la vista, el tacto, el oído y el olfato. Cada uno por separado producen una fuerte reacción emocional y química entre los participantes y cambiando definitivamente el estado mental al combinarse la reacción de estos sentidos. Entre los muchos investigadores que hacen estudios con referencia al beso se encuentra la neurocientífica Wendy Hillnos quien hablan de las sustancias químicas que contiene la saliva y las cuales son de gran ayuda para a evaluar si la pareja que estamos besando es la idónea. Ella afirma que si estamos besando a la persona correcta se reduce los niveles de cortisol y la hormona del estrés, y por otro lado aumenta los niveles de oxitocina. Lo cual es muy cierto y más que comprobado.

La Filematología también se encarga de la relación que existe entre beso y sexo. Para la antropóloga Helen Fisher, experta mundial en la biología del amor, el beso actúa como un poderoso mecanismo de adaptación que está presente en más del 90 % de las sociedades humanas. El beso para Fisher está muy involucrado con la química, pues al besar nuestro organismo genera ciertas hormonas que nos llevan a un determinado estado mental. Cuando un hombre besa, su saliva contiene testosterona, hormona que produce la excitación de su pareja. Y si esos besos son húmedos, mucho mejor porque “Inconscientemente intentan transferir esta sustancia para provocar el apetito sexual en las mujeres”. Además, la humedad de los besos podría ayudarles a medir los niveles de estrógenos femeninos de su pareja y así saber su grado de fertilidad”. “En cuanto a ellas, el beso les sirve para detectar el estado del sistema inmune de su posible pareja y saber "cuánto se cuida", pues recordemos que el sabor y el olor de la saliva nos dice mucho sobre la higiene y salud de la persona.

Excelente Terapia la del beso porque los efectos del beso, se ha demostrado que nos ayuda a estar sanos y bajar de peso, pues por cada beso que demos quemamos hasta 26 calorías, se fortalece nuestro sistema inmune, hace que el pulso se acelere y se prolonga la vida de quien lo practica continuamente. Y lo mejor es que las hormonas como la testosterona y estrógenos se estén estimulando para tener una calidad de vida mas placentera.

Y te recuerdo que la esencia de un beso es como una marca personal. ¡Rompe el patrón e intenta dar un buen beso!

Hasta que nos volvamos a encontrar, que Dios nos bendiga a todos.

Patricia Uruñuela

Terapeuta Alternativa y Máster Coach en PNL e Integrativa

www.patyuru.com

Consultas, Cursos y Conferencias

 

Leave a reply