couch

El Mundo del Coaching

Por: Patricia Uruñuela

 “La gratitud puede transformar días comunes en ‘días de acción de gracias’, por lo tanto, puede hacer de la rutina laboral un día con alegría y de las oportunidades, bendiciones”. — William Arthur Ward

“AMABILIDAD Y GRATITUD”

Es como un viaje redondo por el mundo exterior e interior que hace que viajes en cuerpo y espíritu por el cielo y la tierra abriendo puertas a la confianza y seguridad. Cuando viajamos a otros lugares, ya sea de negocios o de placer es de suma importancia promover la amabilidad y el agradecimiento, ya que transmitimos en automático “BONDAD”, recibiendo de los demás cooperación y ayuda.

Cuando era una niña de cinco o seis años mi hermana y yo viajábamos mucho solas, pues nuestros abuelos vivían en Orizaba Veracruz, recuerdo que todo lo que veía a mi alrededor era sorpresa y emoción, al mismo tiempo existía una inocente seguridad. Los adultos por cortesía que se acercaban a nosotras con sonrisas amables, generaban protección, lo que quiero decir es que cuando un niño viaja solo inspira confianza y serenidad.

Al paso de los años la amabilidad y gratitud se va perdiendo por la desconfianza y petulancia de algunas personas, no nos olvidemos del grado de estrés en el que viven. Hoy pocas personas son tolerantes y gentiles, que realmente requieren hacer un esfuerzo para decir “GRACIAS, POR FAVOR Y DE NADA” y hay personas que ni siquiera hacen el intento, de ser flexibles y afables. Es cierta la frase: “Como te ven, te tratan” Lo maravilloso se da, cuando se aprende agradecer hasta con la más simple sonrisa. Una sonrisa hace que recorras el mundo entero, con un pase de ida y vuelta, de respeto y cortesía, ya que ayuda dando apertura a la disponibilidad de los demás. Un ejemplo muy claro, si vas por la calle perdido y preguntas por una dirección, amablemente y agradeciendo, con seguridad te contestarán con atención la respuesta que tú esperabas. Cada uno decide que echar en el equipaje interno, que generen puntos de vuelo, que te hacen más cortés, llegando o regresando a tu destino, sin cargas de otros equipajes.

La verdad está ahí para que la vea el mundo, la realidad nos puede asfixiar, si decidimos permitirlo, no dejen que eso les pase, porque existe un mundo bello interno de la amabilidad y gratitud que es creado por cada persona, que se hace consciente de ello, y eso se tiene que trabajar, para que sea reflejado por dentro y por fuera. Definitivamente el agradecimiento es una de las emociones más poderosas que podemos poner en práctica a diario. ¡Inténtalo!

Hasta que nos volvamos a encontrar que Dios nos bendiga a todos.

Patricia Uruñuela

Terapeuta Alternativa y Máster Coach en PNL e Integrativa

www.patyuru.com

Consultas, Cursos y Conferencias.

 

Leave a reply