couch

El Mundo del Coaching

 

Por: Patricia Uruñuela

 

Todo pasa por algo, pero lo que no pasa también es por algo.

Una razón para vivir

Se dice que la depresión es por un exceso del pasado y la ansiedad es por exceso del futuro. Aquí la pregunta es ¿Cómo se puede vivir en el presente?

Cuando dejamos de creer que todo sucede por alguna razón o que nada está escrito por tus propias manos, indudablemente estás perdiendo fe en ti mismo. Déjame decirte que todo puede estar bien si tu así lo deseas, la conciencia te puede golpear fuertemente e incluso dar una buena sacudida y viene otra vez la misma pregunta ¿Cómo se puede vivir en el presente? Creyendo que todo sucede por una razón y seguir creyéndolo sin quitar el dedo del renglón siempre pensando que eres suficientemente significativo en este mundo y universo parte de este ecosistema donde existe una fuerza poderosa y misteriosa llamada “Dios” en diferentes formas muy respetables que hace que las cosas sucedan porque así de fácil tienen que ser. Cuando no comprendemos que cada uno es el personaje principal de nuestra propia historia y creemos que todo gira alrededor de nosotros esto se hace iluso, mediocre, sin sentido, sin salida, sin un paso siguiente, sin opciones, ni planes para vivir y saben ¿por qué?; porque no creen en el esfuerzo y cambios, se desesperan cuando las cosas no son a su manera.

Una noticia dolorosa y trágica de un conocido bien querido amigo, respetado llego a mí el día de las madres, pues él había decido fallecer, sin duda él pensó que era el fin de sus problemas creyendo que el mundo giraba a su alrededor y probablemente que estaba siendo aplastado. Si lo analizo por parte de él, no se imaginó el dolor que provoco ruin y cruel, pero si lo analizo con la teoría de que todo tiene una razón, seguramente una persona consiente diría, que así tenía que ser. Ni siquiera podía imaginar que las cosas simplemente ocurrían, por cualquier razón, y que sólo había que afrontarlo. Para él fue su salida de su pérdida de consciencia, real-mental pues su cerebro se desconectó y tuvo un apagón donde su cuerpo dejo de ser cuerpo, y su espíritu solo no pudo con él. Existen muchos casos que viven de culpas, y algunas personas no comprenden que siempre existen miles de opciones para tener un presente feliz, es como al joven si le niegas o prohíbes hacer algo que considera él divertido de todas formas lo va hacer, pero con la consecuencia de que va a creer que lo prohibido es más divertido, al menos le generes odio, traumas, frustraciones y programaciones, y por miedos nunca decida hacerlo. Aunque su frustración y repudio será evidente en una u otra forma. No todo se tiene que saber el porqué, ni el para qué, existen experiencias y vivencias que nos las va dando el tiempo, lo mejor es comprender sin dolor, chantajes y dejarse de traumas. La razón porque las cosas se dan son por una causa más profunda como la ley de la gravedad.

Cada uno tenemos la respuesta de la inicial pregunta ¿Cómo se vive el presente? Y me doy cuenta, “Que la vida de cada uno, está en nuestras propias manos, que cada uno es el arquitecto de nuestra propia vida y que todo está bien si se decide estar bien, todos estamos obligados afrontar nuestros fracasos, defectos y malas decisiones, ya sea con dolor, enojo, angustia, y en la forma que queramos. Aunque déjenme decirles que la vida nos recompensa cuando decidimos hacer bien las cosas y mantener el control de nuestra propia vida, entonces ¿Por qué molestarnos en pensar tanto? Y no me refiero a que la vida no tenga sentido, sino que solo hay que vivirla intensamente pues solo se vive una vez, aquí en este mundo.

Hasta que nos volvamos a encontrar que Dios nos bendiga a todos

Patricia Uruñuela

Terapeuta Alternativa y Máster Coach en PNL e Integrativa

www.patyuru.com

Consultas, Cursos y Conferencias

 

Leave a reply