couch

El Mundo del Coaching

 

Patricia Uruñuela

 

Deja que la comida sea tu medicina y que la medicina sea tu comida.

Hipócrates.

“Nuestra relación con los alimentos”

México lindo y querido, rico en sazones y delicias únicas combinados con diferentes colores y exquisitos sabores: los picantes, carnes, harinas, condimentos, agrios y azucares con la gran diversidad de texturas que se han podido experimentar sin importar la combinación entre sí, siempre y cuando tenga el picante ideal. Alimentación heredada desde lo prehispánico hasta la actualidad una combinación entre lo rico y lo rápido. Tema que todos los mexicanos podemos hablar extensamente pues como quien dice es el pan de cada día.  Esto me recuerda a la famosa canción de Nuestro querido Tintan el panadero con el pan o la de los agachados que dice: a comer pancita con los agachados que vengo muy crudo ay... De todo tengo siñor... La tiene suave muy bien calientita, con su cayito sabroso y gordito su cebollita muy bien picadita... Chicharrón muy picosito como a mí me va a gustar. Romeritos muy tiernitos en su mole de pipían, chayotitos calientitos con tortas de camarón. También... tiene mole de olla, sazonado con cilantro con su rama de epazote, con su flor de calabaza, xoconostle y verdolaga, frijolitos calientitos con chilito picadito, tortillitas calientitas sacaditas del comal.

“Increíble” pero, aunque pasen los años sigue siendo parte de nuestra alimentación, pero con el agregado de los países de todo el mundo. Y tristemente a veces sale más económico comprar una comida rápida al alcance de nuestros bolsillos que una alimentación rica de lo que nuestro propio país cultiva. No me quiero desviar más del tema, quiero hablarles de la programación que hace que realmente entendamos que nuestra alimentación es la relación que tenemos con el mundo actual, nuestras situaciones, vivencias, y momentos esto hace que nos desbalanceemos mentalmente porque no somos conscientes de ver lo que nos está desnutriendo nuestras células. La relación que tenemos con los alimentos es más fuerte que el amor, la vida y la muerte. Pues queremos ignorar lo que nos hace mal y luego nos culpamos por la falta de fuerza de voluntad echándole la culpa a nuestros antepasados sin querer cambiar el gen actual de la sincronía de evolución, tenemos una dolorosa relación con el saber comer y alimentarse, que con el comer rico, aunque engorde. Vaya relación de amores perdidos que lo único que hace es que comamos por carencias pasadas, flojera y disque falta de tiempo. En el momento que aprendes a ver los alimentos como tu medicina y te haces consiente de una alimentación que te fortalezca de ideas, cambios y nuevas programaciones de perdón, alivio, felicidad, voluntad, disciplina, amor a la vida y amor a uno mismo, seguro estarás cambiando tu programación, lo que ha hecho de ti desde mucho antes que nacieras. El conocimiento te hace libre, solo entonces podrás comer hasta un pedazo de luna sin que te programes para enfermar o engordar. La relación con los alimentos puede ser tu más grande aliado de por vida sin duda una conexión natural capaces de sentir nuestra profunda conexión con la naturaleza, “El cuerpo grita lo que la mente calla”. El recibir nuestra comida con placer, amor y gratitud. Hará que nos demos cuenta que no solo influye cuán preparados estemos para recibirla, sino también cual fue el estado mental de aquellas personas que sembraron, cosecharon y prepararon nuestra comida. No es lo mismo comer un plato con alimentos preparados con amor de alguien que entiende sobre los ciclos naturales y se preocupa por los modos de cocción y la preservación de enzimas, o el que es preparado por una persona que siente rencor hacia a la vida y personas. Habrá en los dos casos una energía muy diferente, aunque se traten de los mismos tipos de alimentos. Intenta en cambiar tu forma de guisar pues desde el lavar, cortar, preparar y embellecer hace de ti al mejor chef. Me despido con esta última frase: “Has de tu comida el mejor manjar solo así te alimentarás y tendrás una más estrecha relación con tus alimentos”.

Hasta que nos volvamos a encontrar que Dios nos bendiga a todos

Patricia Uruñuela

Terapeuta Alternativa y Máster Coach en PNL e Integrativa

www.patyuru.com

Consultas, Cursos y Conferencias

 

Leave a reply