couch

El Mundo del Coaching

Por Patricia Uruñuela

 

Las grandes amistades

"Aléjame de la sabiduría que no llora, la filosofía que no ríe y la grandeza que no se inclina ante los niños.”

Khalil Gibran

Mi experiencia con la amistad

Cada uno nace con diferentes estilos de vida, y son las programaciones de los seres que conviven con nosotros, los que hacen nuestro desenvolvimiento ante la vida y la forma en cómo se mira, en cómo se juega, se ama, se pelea o compite hasta como se sufre. El valor con el que fui creciendo talvez para muchos es poco y para otros fue mucho, lo justo fue exactamente como lo viví, bueno o malo eso depende a través del cristal con que lo quiera ver. Una niña traviesa con trenzas que le gustaba bailar, patinar, andar en bicicleta, hacer gimnasia, hawaiano, cantar, ser música, poeta, pintar, actuar, jugar, clara imitación y programada por una mujer adulta muy joven “mi madre” que dentro de ella guardaba la tristeza de su vida de la niñez que en parte reflejaba en sus ojos. Lo más importante que me enseño en ese entonces fue “la lealtad hacia los seres que se aman y la seguridad de lograr todo lo que yo quisiera”, en ella había una mujer fuerte e insegura al mismo tiempo, pero sin duda un torbellino andante apodada “La pólvora”, fina, radiante, energizante. Una belleza única en el mundo pues sus sueños le permitieron colaborar con el viento dejándose llevar por las imágenes y alegría de crear amistades que la llenaron de ilusión y crecimiento que hoy reconozco la gran evolución de mi madre. Talvez no sea como ella en muchos aspectos y talvez tengamos mucho común. Su plática es gran experiencia como la mujer sabia y feliz que es hoy.

Todos vemos la amistad de diferente forma, no se trata de tener cien amigos o miles, se trata de valorar, entender a los que tenemos, pues son un reflejo de cómo somos o quisiéramos ser. La verdadera amistad se da dependiendo a los recursos que necesitas en ese momento y que estés viviendo, viendo similitudes de ánimo y poderío algunos de sabiduría, pues aprendemos unos de otros. Existen amistades para todo y aun así causan alegría. Los amigos son la familia que uno escoge fuera del clan sanguíneo, todos hacemos durante nuestra vida, diferentes clanes en distintos ámbitos sociales; pensamos, sentimos y vemos desigual pero la conexión hace el vínculo que requerimos. Unos introvertidos y otros extrovertidos diferentes personalidades generalizadas en solo dos, que no se tiene porque juzgar. Cada quien decide cómo vivir (intro o extro) pero si tienes uno, dos o cien amigos, cuídalos y agradece por tu única personalidad o por tus múltiples personalidades, “energía heredada por tus programadores en la vida”. Las grandes amistades te regalan sabiduría y lealtad.

Les comparto un fragmento del cuento: Cuando “El árbol baila”

-Mira cómo baila. - ¿Quién?  -El árbol, ese árbol baila. Me decía mientras señalaba con su pequeño dedo, mientras alumbraba todo mi alrededor con esa pequeña sonrisa, la misma que adornaba cada una de sus palabras. “No, es el viento”, estuve a punto de contestarle… pero me di cuenta de que la magia que se tiene a los tres años ya no se recupera. Y en lugar de eso, decidí ser yo quien, a partir de ese momento, lo viera todo desde otra edad. Por eso, cada vez que un árbol, un barco, una cometa o una nube se mueve, sé que, en realidad, están bailando. De Eloy Moreno.

Verdad, qué es bello…El convivir es parte del día a día, e incluso eres parte de este momento en el tiempo y espacio.

Gracias por leerme.

Hasta que nos volvamos a encontrar que Dios nos bendiga a todos

Patricia Uruñuela

Terapeuta Alternativa y Coach de Vida

Consultas, Cursos y Conferencias/ Celular 55 13 08 40 63/ www.patyuru.com/ patricia_uruuela@hotmail.com

 

Leave a reply