guionbajoatole

El Mundo del Coaching

El Mundo del Coaching

Por Patricia Uruñuela

 

"La única llave que abre infinidades de puertas es: TU SONRISA"

Joaquín S. Pedraza Hersey

 

Sonríele a la vida

Es increíble ver lo fácil que es sonreírle a la vida y transformar los momentos con un solo gesto amable.

¿Te has fijado en la cara de muchas personas cuando van conduciendo su auto, caminando en calle, en un supermercado o simplemente circulando por la vida con el ceño fruncido? Inmersas en su mundo de preocupaciones o de problemas; cuando te quedas viendo sus rostros y les sonríes todavía se enojan más, como diciendo: Y ésta, ¿De qué se ríe? Que no ve lo difícil que esta la vida, la política, la inseguridad y el clima… ¡Que triste!, Se ha perdido el sentido del humor.

Todas las personas tenemos momentos buenos, regulares y complicados; a mí no me gusta decir “malos momentos” porque en realidad ningún momento es malo, como dice la sabia de mi madre “no hay mal que por bien no venga” eso lo tengo más que comprobado. A veces las dificultades nos arrebatan las sonrisas, no debemos permitir que eso suceda. UNA SONRISA NO CUESTA NADA Y PRODUCE MUCHO.

Sonreír genera una serie de beneficios maravillosos para la salud y para la convivencia. Aunque no lo creas, el sentido del humor no es una capacidad innata del ser humano. No se nace con él, sino que se va aprendiendo a lo largo de la vida, se va haciendo parte de tu mecanismo de acción mediante las actitudes que elijas nutrir en tu recorrido o línea de tiempo y se va desarrollando cuando tienes la intención de nutrir las partes positivas de cuando ocurre, por lo que es muy provechoso saber utilizarlo. Además, sonreír no sólo le resta dramatismo a algún asunto complejo, sino que también conlleva una serie de efectos físicos por demás saludables para una calidad de vida sana.

El sentido del humor es un poderoso mecanismo psicológico que aumenta la eficacia con la cual te enfrentas a situaciones y proyectos. Como me enseñaron mis maestros “Afrontar momentos difíciles respirando por la nariz, nutriendo lo positivo y con una sonrisa en el rostro, te ayudará a tomarte las cosas con una postura menos compleja”. Por ende, con mayor claridad de vida y capacidad de razonamiento.

Los problemas tienen la magnitud que cada quien les da. Así que ante cualquier contrariedad primeramente lleva tu energía al centro de tu pecho, respira y acto seguido, aunque te parezca imposible, dibuja una sonrisa en tu cara, esta acción hará que inmediatamente en tu cerebro se ejecuten una serie de movimientos que ponen a trabajar todo tu sistema endocrino, con lo que conseguirás mucho más rápido claridad y balance para ir al paso que siga, esto tan solo es con la sonrisa; ahora bien, ya con la acción de reír, se reduce la presión arterial, se disminuyen los dolores, y por medio de la producción más alta de endorfinas te permite desviar la atención del foco del dolor (físico, metal, emocional o psicológico), ayudándote así a pensar en positivo con fuerza y seguridad.

Una simple sonrisa sin tanto ruido, solamente arqueando la boca hacia arriba, favorece las relaciones sociales y facilita hacer nuevos amigos; además de ser una poderosa herramienta para amortiguar situaciones de tensión, dolor y miedo.

Más aún: el sentido del humor no sólo ayuda a afrontar de mejor manera los inconvenientes, sino que fomenta el desarrollo de la inteligencia y la rapidez de los reflejos. Qué tal, ¿eh?

La sonrisa es el más saludable masaje de belleza para el rostro, el ropaje más lindo del alma, también es el mejor antídoto contra las preocupaciones, es la oración de los sabios y contraseña entre los amigos que abre la puerta de la cooperación entre conocidos y desconocidos, alienta la buena voluntad en los negocios y sin duda acorta el tiempo de la angustia reforzando la felicidad en la pareja y en el hogar, haciéndose una clara manifestación de salud espiritual.

Me despido de ti, con esta frase del poema de las memorias de Gandhi y dándote las gracias por leerme.

Una sonrisa no cuesta nada y produce mucho, enriquece a quienes la reciben, sin empobrecer a quienes la dan.

Hasta que nos volvamos a encontrar que Dios nos bendiga a todos.

Por: Patricia Uruñuela

Terapeuta, Máster Coach Integrativa e Internacional en Programación Neurolingüística

Consultas, Cursos y Conferencias/ Celular 55 13 08 40 63/ www.patyuru.com/ patricia_uruuela@hotmail.com

Leave a reply