n1

El Independentismo de España en la Cuerda Floja

Por Jimena Bañuelos

España.- Si las consecuencias del uno de octubre aún están presentes en la actualidad política española, también lo están las de la manifestación del pasado domingo en Barcelona. Lo de Puigdemont fue un órdago al Estado y a la sociedad española y con otro órdago los españoles respondieron a los independentistas. Todavía hay una gran incógnita sobre si finalmente la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) va a ser una realidad o no. Al igual que ocurre con el famoso artículo 155 de la Constitución del que tanto se habla estos días.

Ahora bien, la realidad demuestra que la fuga de capitales sigue su curso, porque a las empresas que ya habían cambiado su sede hay que añadir Aguas de Barcelona, que lo hizo este fin de semana, la inmobiliaria Colonial, Abertis, Cervezas San Miguel y la fabricante de Colacao. No pintan bien las cosas para la Hacienda catalana.  A primera hora de la mañana la Televisión Pública catalana (TV3) reculó retirando de una entrevista a Puigdemont su frase más explícita sobre la DUI en la que aseguraba: “Aplicaremos lo que dice la ley del referéndum” pero por la tarde la volvió a incluir, hecho que coincide con la convocatoria de la Asamblea Nacional Catalana (ANC) a concentrarse una hora antes del pleno del Parlament. Con contundencia el Tribunal Superior de Justicia Catalana ha retirado la exclusividad de la seguridad del Palacio de Justicia a los Mossos d’Esquadra que será compartida con la Policía para “garantizar el pleno y normal funcionamiento”.

Ya han pasado nueve días del supuesto “referéndum” y todas las miradas apuntan al día de hoy, porque Puigdemont pidió comparecer en el Parlament. Ante lo que pueda anunciar el presidente de la Generalitat, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría ha dicho en una entrevista en una radio española que “hay que situarse en todos los escenarios, contemplarlos todos y tenerlos todos bien trabajados” porque “división hay, preocupación hay, asustados están, pero ya hemos visto mucho fanatismo y tenemos que estar preparados para todo”. Eso sí, también “apelaría a la gente sensata de la Generalitat, a la gente que en algún partido en esa comunidad le queda un resto de democracia y respeto a la libertad, para que no se tiren al precipicio”, recalcó. Y respecto a la aplicación del 155, ha dicho que “puede suponer muchas cosas”.

Parece que el Gobierno que preside Mariano Rajoy tiene bien pensada la hoja de ruta a seguir. Lo que suceda a lo largo del día de hoy marcará su proceder. No hay que olvidar que estamos a cuarenta y ocho horas de celebrar la Fiesta Nacional, cuyo lema para este año es: “Orgullosos de ser españoles” y a juzgar por lo que ha sucedido el pasado fin de semana, una marea de banderas inundará las calles. La sociedad española se ha hecho fuerte y el órdago que le lanzaron los independentistas lo va a ganar.

Leave a reply