barrera-n-620x420-2

EL DÓLAR A LA ALZA, LA ECONOMIA A LA BAJA EN PLENO JUNIO

POR: SERGIO GARZA GUTIERREZ

A casi que termine la mitad de este dos mil dieciséis, no entendemos los mexicanos que es lo que está sucediendo en la nación, con respecto a la economía, cada vez la situación se encuentra más y más crítica para los connacionales, la pobreza es lo que va a la alza y por ende infinidad de problemas de los cuales la única solución es precisamente el que las cosas en cuestión de los ingresos de las familias cambien.

Espeluznantes son las cifras que se dan a conocer de parte de aquellos que se dedican a estudiar estos fenómenos y es que los resultados reales y que nuestros gobernantes de todos los niveles no quieren ver, marcan que el 43 por ciento de personas que encabezan un hogar no tienen esperanzas de crecer en su trabajo o profesión, es algo que no solo lo ven lejano, sino que de plano no sucede ni sucederá.

A pesar de que nuestra moneda no es el Dólar, el aumento de esta moneda que se ha dado y como en ningún otro país a nivel mundial, afecta toda la economía, todo sube, y los salarios de por si raquíticos, pues alcanzan cada vez para menos y por ende la calidad de vida se encuentra en la lona.

Menos de la mitad de aquellos que tienen la responsabilidad de mantener a sus familias, ven con ilusión la posibilidad de obtener un buen empleo o un negocio propio, o sea emplearse a sí mismos, y en gran porcentaje de estos últimos es en el subempleo o lo que se conoce más llanamente como la economía informal, esa de la calle, de la banqueta o de la cajuela de auto, porque si no buscan de esta forma hacerse de algún ingreso, pues no les pidan que se dediquen a otras cosas que afecten a la población.

Claro está que para nada justifico la ola de delincuencia que alcanza a todas las latitudes de nuestro país, ni a los que se dedican al narco ni que asaltan y hasta asesinan por robar doscientos pesos, claro que no, hay formas honestas de ganarse la vida, pero miles de personas que hacen año y envenenan a la sociedad, son acarreados a estos niveles por no encontrar algún empleo en el que puedan laborar, repito, no es justificación, pero si es alarmante y un foco rojo que por más que se pretendan no ver, es una realidad, y esto bien que lo sabe la Encuesta de Cohesión Social para la Prevención de la Violencia y la Delincuencia.

Se aterriza de la misma forma que el 31 por ciento de esa población considera que la crianza de sus hijos no ha sido fácil, y bueno, era de esperarse esto, ya que no hay dinero que alcance, ya no se diga para diversiones, ni gustitos ni lujo, aunque sea para sobrevivir decentemente.

En este mismo estudio también se comenta que el 85 por ciento de los jefes de hogares, con jóvenes de 12 a 29 años, desconfían de la policía, porque es corrupta, tiene tratos con la delincuencia, comete extorsiones y abusos, y como negar que no sea así, si es el pan de cada día para acabarla de amolar.

Tan solo veamos cual ha sido el fundamental crecimiento que hemos tenido en nuestra nación en los primeros meses de este negro dos mil dieciséis, y es que le los empleos generados durante el primer trimestre del año, 63 por ciento fueron creados por los llamados populacheramente “changarritos”, que no dejan de ser negocios que mantienen en lo que se puede la economía familiar como lo son misceláneas, tortillerías, farmacias, panaderías o talleres mecánicos, dentro de lo que más ha abundado.

Aunque claro, no se vislumbra mucho el auge de las farmacias, ya que éstas han sido prácticamente devoradas por las grandes empresas que se han instalado como plaga por todos lados y que a las tradicionales boticas, que son únicos ingresos, las han hecho quebrar.

Se dice que dentro de los empleos que tiene la sociedad se encuentran los que encontraron un trabajo fueron 976 mil personas, pero los que tuvieron que arreglárselas por ellos solos fueron 615 mil lo hallaron en micronegocios como estos, por ello no se puede decir que en lo que es el periodo de un año en los mismos meses se hayan generado más de millón y medio de empleos, eso es una falacia, ya que solo fue un poco más de medio millón de ellos.

Pero los llamados micronegocios sin establecimiento fueron los más activos, como lo precisan las cifras, ya que se encargaron de abrir cerca de 518 mil plazas en el último año, 53 por ciento del total de empleos generados en este tiempo, por lo que vemos que el autoempleo es el que más creció, pero eso no son oportunidad nuevas de trabajo que brinden los gobiernos ni el federal, ni los estatales y mucho menos los municipales que se encuentran en situaciones deplorables de poder atender en este rubro a sus respectivos habitantes.

Otra cifra que vale la pena conocer, es que aquellos microempresas en lugar fijo, o sea los que cuentan con trabajadores, con un máximo de diez de ellos, dieron trabajo alrededor a 97 mil personas, esta cifra es por ellos mismos, es la que entre la propia sociedad tiene que valerse por sí mismos y con unidad y esfuerzo lograron generar sin ayuda de los tres niveles de gobierno antes mencionados, generaron algo así como el diez por ciento de los empleos que se digna el gobierno de decir que es por ellos.

Pero que se puede hacer con el crecimiento de los Autoservicios, que fue de 7.4 por ciento, con respecto a las misceláneas del 1.1 por ciento solamente, pero claro, que los autoservicios compran al mayoreo, camiones de verduras por ejemplo, a diferencia que una tiendita compra solo un bulto para vender, eso les hace a los primeros bajar los precios por negociaciones con sus proveedores, lo que hace la diferencia, ya que se ha hasta analizado que un comercio trasnacional borra todo comercio local alrededor de dos kilómetros a la redonda, así de dura es la México, es negocio; HASTA AQUÍ MIS LINEAS…

www.elvalle.com.mx/category/desde-la-barrera

COMENTARIOS: mi_columna@yahoo.com.mx

TWITTER; @tubalcain.garza

 

Leave a reply