N1

El Artículo 155 Conlleva Ceses de Cargos Catalanes y Convocatoria de Elecciones

Por Jimena Bañuelos (España)

España.- Un hecho histórico se vivió ayer en España, la vista estaba puesta en dos escenarios. Por un lado, en el Parlamento de Cataluña donde se votaría previsiblemente la independencia. Y por otro, en el Senado donde se iban a aprobar las medidas a adoptar en la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Dos decisiones opuestas pero solo una de ellas se encontraba en el marco de la legalidad, es decir, en el marco de la democracia.

Vayamos por partes. Todo comenzó el primero de octubre con el supuesto referéndum y desde entonces las decisiones del presidente de la Generalitat han sido de lo más ambiguas. En ningún momento se atrevió a proclamar la Declaración Unilateral de Independencia (DUI) en sus discursos. Y ante no comparecer en el  Senado, ni convocar elecciones autonómicas, Puigdemont trasladó al Parlament la DUI. Sería en la Cámara catalana mediante votación donde se decidiría el futuro de la comunidad. Y eso es lo que sucedió ayer. En el pleno, se debatieron distintas propuestas de todos los grupos políticos, obviamente, a la hora de votar las del PP, Ciudadanos y PSC fueron rechazadas. Cuando llegó el turno a la de Junts pel Sì (JxS) y la CUP, los representantes del PP, Ciudadanos y PSC abandonaron la sala. Lo que se iba a votar carecía de legalidad. Con voto secreto, algo excepcional que denota su poco valentía para enfrentarse a ley, ganó el sí. El sí a la independencia.

Algunas de las cosas que aprobaron fueron por ejemplo: preparar la documentación acreditativa de la nacionalidad catalana, impulsar un tratado de doble nacionalidad con el Gobierno de España, promover ante todos los Estados e instituciones el reconocimiento de la  República Catalana, crear una propuesta de reparto de activos y pasivos entre el reino de España y la república de Cataluña abriendo un periodo de negociación… Medidas que ni son legales, ni se van a llevar a cabo.

Y no se van a llevar a cabo porque en el Senado, tras una mañana de debate, se aprobó por mayoría absoluta la aplicación del artículo 155 de la Constitución. La primera reacción del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy fue a través de su cuenta oficial de Twitter. Su tuit decía: “Pido tranquilidad a todos los españoles. El Estado de Derecho restaurará la legalidad en Cataluña”. Acto seguido se produjeron reacciones internacionales. Estados Unidos aseguró: “Cataluña es una parte integral de España”. La Unión Europea recalcó que “nada cambia y España sigue siendo nuestra única interlocutora”. Por su parte, el Ibex de la Bolsa española se hundió un dos por ciento.

Pues bien, mientras unos comenzaron a celebrar la independencia en las calles y brindaban por la gesta que habían conseguido gracias a la rebeldía, el Gobierno se reunió en un Consejo de Ministros extraordinario para consensuar las medidas del 155. Después de éste, fue Mariano Rajoy quien compareció para informar de las medidas que se iban a llevar a cabo. De momento, y para recuperar la normalidad, se puso en marcha “el cese del presidente, vicepresidente y el resto del Govern”, “el cese del director general de los Mossos”, “el cierre de las Embajadas de Cataluña en el extranjero”. Además, disolvió el Parlamento y convocó elecciones autonómicas para el próximo 21 de diciembre. Rajoy finalizó su intervención dando las gracias al Partido Socialista y Ciudadanos, liderados por Pedro Sánchez y Albert Rivera respectivamente, por el apoyo recibido.

 “Queda claro que el Estado de Derecho tiene instrumentos para defender la legalidad y garantizar los derechos de todos los españoles” añadió el presidente del Gobierno. Las medidas ya se conocen y su consecuencias también. Se ha convocado para mañana en Barcelona una manifestación bajo el lema “Todos somos Cataluña”. Sin duda, es el momento de retornar a la normalidad.

Leave a reply