np2

Ejidatarios Mexiquenses se Preparan Para Llegada de la Mariposa Monarca

Nota: Laura A. Velásquez

Fotografía: Jaime Arriaga

Valle de Bravo, Méx.- Como ya es costumbre, la llegada la mariposa monarca al Estado de México, entidad donde permanecerán durante todo el periodo invernal para retornar a Canadá para en el mes de marzo del siguiente año.

Al respecto, el ejidatario comunal del Paraje Piedra Herrada en Valle de Bravo, Miguel Domínguez Carranza, detalló que luego del retraso, probablemente por condiciones climatológicas, ya comenzaron a llegar las primeras colonias de la mariposa monarca por lo que se prevé que este mes de noviembre lleguen en su totalidad.

En este contexto, Domínguez Carranza externó que son alrededor de cinco mil kilómetros son los que recorre la mariposa para poder llegar a su destino, lo que se traduce en 33 días de recorrido y 120 kilómetros diarios los que vuela, razón por la que meses previos,  los ejidatarios ini9cian con las tareas de preparación del bosque, sin embargo, a pesar de los cuidados previos, los ejidatarios comenzaron a notar que en los últimos años el número de mariposas disminuyó notablemente, lamentó.

Al respecto, según la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas  (CONANP), en el periodo 2016-2017 disminuyó la llegada en un 27.43 por ciento de la especie, en las que se contaron 13 colonias de mariposas monarca en un total de 2.9 hectáreas, respecto a las 4.1 hectáreas que habían ocupado en la temporada anterior.

A pesar de la disminución de llegada de la Monarca, los ejidatarios r3ealizan labores de reforestación, brechas de corta fuego, podas y rastrilleo en las casi 11 mil hectáreas de flora y fauna endémicas de la región que conforman esta zona, ubicada a 25 kilómetros de Valle de Bravo para recibir a esta especie y a los visitantes que comenzarán a llegar en los próximos días.

Cabe destacar que por estas razones, exhortan a los turistas respeto a las recomendaciones de acceso al paraje, no tirar basura, evitar hacer ruidos que puedan perturbar, no tocarlas, ni pisarlas, a fin de seguir preservando la especie, reafirmó.

Leave a reply