n2

Diconsa Intensifica Apoyo Alimentario

Guanajuato, Méx.- Con el Programa de Abasto Rural, la distribuidora suministra alimentos a comunidades indígenas, comedores comunitarios de Sedesol y dependencias gubernamentales de salud y educación

 Con 6 almacenes rurales y mil 71 tiendas comunitarias, Diconsa asentó su presencia en Guanajuato, luego que, además de la operación ininterrumpida y sin contrariedades del Programa de Abasto Rural, atiende convenios con instituciones gubernamentales para la proveeduría de productos básicos y complementarios de primera necesidad a familias en situación vulnerable.

A través de programas especiales, Diconsa trabaja estrechamente con el DIF estatal y los gobiernos municipales de Salamanca, Irapuato y San Diego de la Unión a fin de distribuir 4 mil 927 paquetes alimentarios en los sectores de educación y salud, informó el gerente de la Sucursal Bajío, Manuel Mendoza Alegría.

“Para cumplir los compromisos pactados, la paraestatal utiliza un almacén rural de gran capacidad como es el ubicado en San Luis de la Paz. Desde ahí se surten las tiendas comunitarias de 10 municipios que ofertan alimentos a buen precio en comunidades indígenas chichimecas y otomíes que radican en la Sierra en Xichú”, explicó el funcionario.

En algunas de estas comunidades, ubicadas en la sierra, los choferes hacen recorridos de 2 horas y media entre brechas y voladeros, pues se trata de la única ruta para acceder a comunidades como El Capulín, por ejemplo, donde la distribuidora está presente desde hace 34 años.

Su encargada de tienda, Alicia Arvizu Martínez, afirmó que la prioridad es contar con un buen surtido y que los alimentos nunca falten. Aseguró que los productos que la población más necesita son: maíz y harina de maíz, pastas para sopa, aceite, arroz y frijol, principalmente.

La Sucursal Bajío también apoya, por otra parte, a comunidades con carencia alimentaria en Querétaro mediante 5 almacenes rurales que movilizan comestibles a cerca de 500 tiendas comunitarias, además de armar y suministrar a 5 comedores operados por la Secretaría de Desarrollo Social, donde casi 600 personas de las etnias otomí, pame, jonace, ximpece y purépechas acuden por dos alimentos gratuitos diarios.

Mendoza Alegría señaló que “los almacenes rurales Cadereyta, Amealco, Pinal de Amoles y Landa de Matamoros son los encargados de surtir estos comedores que se encuentran en los municipios de San Joaquín, Amealco, Pinal de Amoles, Arroyo Seco y Jalpan”.

Recordó que el primer comedor en Querétaro fue el de Santiago Mexquititlán, municipio de Amealco, donde la comunidad es otomí. Ahí, las voluntarias fueron capacitadas por el Ejército mexicano en la preparación de alimentos balanceados y con comestibles de la región.

Leave a reply