barrera-n-620x420-2

 “DESDE LA BARRERA”

LA CANASTA BASICA, POR LAS NUBES

POR: SERGIO GARZA GUTIERREZ

En México nos damos unos lujos como pocos, como un país de primer mundo, como si no fuésemos uno tercermundista, y todo ello nos pasa por dejados, tan solo chequen estos datos ilustr3 lector, treinta mil millones del proceso electoral del pasado 1 de Julio, los 46 mil millones de pesos que se ganan en piratería al año en este nuestro país, los 26 mil millones de remesas que mandan los mojados de otras fronteras, especialmente de Estados Unidos a sus familias, todo ese montonal de dinero, no lo controla el gobierno federal, todo ese dinero, por hablar del primero, nos lo quita el gobierno para su dichoso circo democrático, y que todo ello es emanado de nuestros impuestos y que ni siquiera se nos pregunta si estamos de acuerdo o no, y los otros dos rubros, pues de plano, ni pagan impuestos, ya que no existe una regulación al respecto, todo ello hace que nuestro país se siga yendo a la barranca.

Otros dos de los rubros de los cuales México se hace entrar de divisas es por el Petróleo que en estos tiempos anda oscilando alrededor de 40 dólares el barril, cuando hace algunos años era de más de 130 dólares, se encuentra como podemos ver totalmente depreciado, y otra entrada de divisas es el turismo, que por la ola de delincuencia, de la verdadera guerra entre narcos ha hecho que menos turistas vengan y gasten en nuestra nación lo que ha decrecido de la misma forma esa entrada de divisas, en síntesis ilustre lector, estamos cada vez más en el hoyo.

Es inconcebible que en este 2018, ya terminando la segunda década del siglo XXI, México siga subsistiendo de los mojados, de su recursos naturales y de las diversiones que se le ofrecen a los extranjeros, cuando debería de ser por sus exportaciones, pero eso es una simple burla, eso es honorífico y no sirve de nada.

Hasta en las economías microcósmicas, como son los hogares en donde los padres de familia deben de saber administrar sus recursos, pues es lógico que no se puede gastar más de lo que se gana, eso es simple aritmética básica, y es ilógico ver la situación en la que se encuentra nuestra nación para que se hagan dispendios como los que estamos teniendo, cuando el pueblo literalmente se está muriendo de hambre, y hable de más de la mitad de los connacionales que se encuentran en esta penosísima situación.

Y para que no digan que hablo solo por decir en este nuestro espacio, veamos la verdadera situación,  como lo precisa el Centro de Análisis Multidisciplinario por sus siglas llamado CAM de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México, que afirma que no ha habido una pérdida del poder adquisitivo similar en décadas.

El poder adquisitivo para que quede claro es que lo que ganamos de salario, saber para que nos alcanza de bienes y servicios en las familias, y vemos que se encuentra famélico, porque para nada se corresponde lo que uno percibe a lo que uno puede comprar o pagar, mientras las altas políticas, aquellas que parece que viven en el Olimpo, nos ven de los pies para abajo, y eso no debemos ya dejar que siga sucediendo.

Por ejemplo en el ya pasado, hablando ya de hace treinta y un años, de mil novecientos ochenta y siete el detrimento acumulado del poder adquisitivo es de 80.8 por ciento, medido de acuerdo con la Canasta Alimenticia Recomendable por sus siglas conocido como CAR, afirma en este estudio que con cifras oficiales, el estudio muestra una tendencia ininterrumpida de deterioro del salario.

El año pasado, el dos mil diecisiete  el salario mínimo era de 80.04 pesos diarios, mientras el precio de la Canasta Alimenticia Recomendable llegó a 245.34, es decir, con dicha percepción únicamente se podía adquirir 32.62 por ciento de dicha canasta, solamente, o sea menos de una tercera parte!!.

Estos estudios afirman que en el último es del año pasado un trabajador con percepción mínima necesitaba laborar 24 horas y 31 minutos para comprar los artículos de dicha canasta alimenticia, y al inicio de este gobierno se requerían 21 horas y 13 minutos.

Cabe señalar que todos estos estudios vienen en un estudio que se conoce como “México 2018: otra derrota social y política a las clases trabajadoras”, en el que se detalla que los aumentos salariales que nacieron muertos, han enfrentado un crónico, raquítico e insuficiente crecimiento durante las tres últimas décadas, además de que las perspectivas y proyecciones económicas, políticas y sociales del Estado para los próximos años amenazan y se pronostica que por más que se quiera, no se podrá hacer algo a favor al respecto.

Que lejanos ayeres son los que se tenían hace 31 años y no han regresado, ya que en aquella época la paridad entre el salario mínimo y la compra de la Canasta Básica era igual, pero desde aquel tiempo, nunca se ha logrado, tan solo en este estudio se afirma que del dos mil quince, particularmente de ese abril al mes de octubre del dos mil diecisiete, paso el costo de la Canasta Básica de 201.01 a 245.34 pesos, es decir, 44.33 más, mientras el aumento a los mínimos no llegó ni a miserables diez pesos.

Varios analistas financieros dicen que el salario mínimo, más que salario como tal, solamente es una cifra como un estándar para tener cierta referencia, pero que en México nadie gana un salario mínimo, pero bueno, eso es lo que las gente que viven en el Olimpo, los que ganan miles de salarios mínimos, y claro, en la actualidad tienen razón nadie gana un salario mínimo, pero si dos, que es risible que con ello pretendan vivir, es más ni sobrevivir una familia que en México en promedio es de cuatro personas, son al final de cuentas, salarios de hambre y de miseria, pero eso sí, en este país jodido nos damos el lujo de estar pagando procesos lectorales de Treinta Mil Millones de pesos, Pecata Minuta!!: HASTA AQUÍ MIS LINEAS

COMENTARIOS: mi_columna@yahoo.com.mx

www.elvalle.com.mx/desde-la-barrera

TWITTER: @tubalcain.garza

 

 

Leave a reply