h2

Denuncian a Policías de Lerma por Presunta Tortura

Por: Ventura Rojas Garfias

Foto: Jaime Arriaga

Toluca, Méx.- Uriel Herrera, vigilante de casa habitación en el municipio de Lerma denuncio la arbitrariedad que sufrió por parte de elementos de la policía municipal y estatal de Lerma, quienes llegaron a golpearlo cuando se encontraba en el interior de su vehículo resguardando un inmueble y es llevado a otro domicilio y allí someten  a los inquilinos, roban objetos de valor e intentar violar a una mujer.

En entrevista  al momento en que fue a  poner una queja  ante la Comisión de Derechos Humanos del estado de México, CODHEM, por dichas violaciones  a su persona, indico que sufrió tanto el como otras dos personas tortura física y psicológica por parte de un comando de 15 presuntos policías sin saber el motivo de esa agresión, pues solo habían sido enviados por un sujeto de nombre Salomón Sánchez.

El joven de 27 años de edad, se encontraba al interior de su vehículo resguardando un predio, como desde hace un mes que fue contratado como guardia de seguridad, en ese momento 15 personas que dijeron ser policías arribaron para detenerlo sin motivo.

“Me cubrieron la cabeza con una bolsa, me esposaron y me pusieron un lazo para golpearme durante varias horas y que dijera “todo lo que sabía”, mientras recibía descargar eléctricas, en varias ocasiones perdí el conocimiento por los golpes”, detalla.

Los presuntos  elementos, lo llevaron a otra vivienda en donde empezaron a catear, sin contar con alguna orden y empezaron a revisar por todos lados, no sin antes amagar a las personas que estaban en ese lugar con armas largas, para después tirarlos al piso.

Llevándose celulares, dinero en efectivo y cosas de valor y también trataron de agredir sexualmente a una de las mujeres que estaba en la casa, a quien le dijeron palabras ofensivas mientras intentaban tocarla.

Dijo que  los presuntos policías salieron a bordo de patrullas con cromática de la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana y municipales de Lerma, por lo que la madrugada de este martes y lograron estabilizar a Uriel y acudieron a presentar la denuncia al Ministerio Público con sede en Lerma, donde les negaron el servicio y no quisieron tomarle las declaraciones, por lo que se trasladaron  hasta la Procuraduría General de Justicia del Estado de México en Toluca, pero tampoco se pudo iniciar la carpeta de investigación.

Las víctimas dijeron tener temor por las represalias que pudieran existir en su contra tras hacer público el caso, aunque piden se haga justicia, pues no tienen ningún tipo de relación con algún delito cometido, muestra de ello es que los dejaron libres después de haber sido golpeados.

La queja interpuesta es la  CODHEM/TOL/816/216 le dará seguimiento el visitados, Felipe García Severo, quien acompaño al quejoso a la fiscalía especial de delitos cometidos por servidores públicos.

Leave a reply