np1

Deja Ana Lilia Herrera el Senado y Llega al Gabinete Mexiquense

*** La Comisión Permanente acreditó la solicitud de la legisladora a fin de incorporarse a la Secretaría de Educación del Estado de México. ***

*** Sus compañeros y amigos le desearon éxito en su nueva encomienda. ***

Toluca, Méx.- Con el reconocimiento de legisladores de las fuerzas políticas del Congreso de la Unión, por su trabajo desempeñado en la Cámara alta, la legisladora por el Estado de México, Ana Lilia Herrera Anzaldo, pidió licencia por tiempo indefinido, a fin de incorporarse al equipo de trabajo del gobierno del EdoMex.

En sesión de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, sus compañeros priistas, panistas, perredistas y del Partido Verde Ecologista de México, destacaron su labor al frente de la vicepresidencia de la Mesa Directiva y como secretaria de las comisiones de Desarrollo Urbano y Ordenamiento Territorial, así como del Distrito Federal, y le desearon éxito en su nueva encomienda.

“Representar en la casa del federalismo a la entidad de las grandes cifras y los enormes retos, al Estado de México, es una tarea que he cumplido con empeño y responsabilidad en un México decidido a transformarse, decidido a enfrentar poderosos intereses económicos, de grupo y hasta de partidos, a favor de la inclusión y del combate a la desigualdad”.

Un Senado plural, reflejo de la sociedad mexicana, donde ninguna fuerza política es mayoría, donde los acuerdos son reto y obligación, un congreso que, como nunca en la historia de nuestro país, ha sido contrapeso del Poder Ejecutivo y receptor de la propuesta social.

Agradezco a mis 127 compañeras y compañeros, a los presentes y a los ausentes, el aprendizaje profundo que ha significado caminar a su lado. En todos, sin distinción de ideologías, encuentro un denominador común: la construcción de un andamiaje legal que ponga el piso más parejo para cada persona, de un marco normativo que garantice que se haga justicia y que el esfuerzo se reconozca.

En la LXII Legislatura fui partícipe de una de las reformas más trascendentes de la administración del Presidente Enrique Peña: la Reforma Educativa, cuyo objetivo es tan claro como ambicioso: dar a la niñez y a la juventud mexicanas la educación adecuada, actualizada y de calidad, para salir adelante en un mundo cada vez más competitivo.

Queda para la historia, la votación de aquel 20 de diciembre de 2012, donde estando presentes 124 senadores, la Reforma Constitucional en materia Educativa tuvo 113 votos a favor del PRI, del PAN, del PRD, del PVEM y del PT, contra solo 11 votos en contra.

Hoy hago una tregua en el trabajo legislativo. Mi compromiso como mexicana es irrenunciable, pero con mis paisanos me ata una deuda y un compromiso ineludible: servir en el estado que me dio cobijo desde los seis años como migrante, que me dio estudio y una carrera en el servicio público que me permite conocer sus municipios, sus regiones y sus anhelos. Los mexiquenses me pusieron aquí, a ellos me debo y estoy obligada a responderles y apoyarlos en la trinchera que se requiera.

He recibido la honrosa invitación del gobernador Eruviel Ávila, para incorporarme a su administración como Secretaria de Educación.

Será la tercera ocasión que forme parte del gabinete en el gobierno de mi estado y la más alta responsabilidad a la que me haya enfrentado.

La asumo con la emoción, la convicción y el coraje de quien tuvo en la educación pública y gratuita, la oportunidad de la movilidad social.

Como mujer y como madre, abrazo la esperanza y el coraje de millones de familias, de hombres y mujeres que cada día, con mucho esfuerzo, mandan a sus hijos a la escuela para darles honor y libertad. El honor y la libertad que merece encontrar nuestro país por la vía de la legalidad, del diálogo, de la inclusión y por supuesto, de la paz.

Los más de 20 años que llevo en el servicio público, me han enseñado que la realidad se transforma en lo local, con la fuerza y las ideas de quienes enfrentan una realidad compleja, diversa y en permanente cambio.

Voy con la convicción de sumarme, hombro con hombro, a la capacidad y el talento del magisterio mexiquense y del extraordinario equipo de una Secretaría que atiende más de 4.8 millones de estudiantes de todos los niveles educativos.

Convencida de acompañar a un hombre que, como yo, proviene de la cultura del esfuerzo y que ha demostrado en los hechos su convicción de que la educación es la mejor inversión y la mayor herramienta de movilidad social.

Agradezco a los coordinadores de los grupos parlamentarios su respaldo a todos los proyectos que emprendí, especialmente a mi coordinador Emilio Gamboa.

A los medios de comunicación, por su trabajo incansable y su compromiso diario en la labor de informar a la opinión pública sobre mi actividad legislativa.

Leave a reply