m3

Crece el Pesimismo Ciudadano en Chicoloapan

Por: Eduardo Muñoz

Chicoloapan, Méx.- No bien terminaba la ceremonia por el 194 aniversario de la erección del municipio y los pocos ciudadanos que asistieron comenzaron a retirarse. Algunos de ellos, como Janet Rodríguez González, habitante de la cabecera, no ocultaba su pesimismo. “Siempre lo mismo. Con este presidente (Medardo Arreguín Hernández), no creo que haya ningún avance. Aquí lo común es la inseguridad, el desempleo, el caos de los transportistas. Seguramente él no lo percibe”.

Más allá, en la calle Mejoramiento del Ambiente, don Joel Zenteno echaba pestes. “Es puro cuento. Dice que ya embelleció 200 fachadas, pero yo no sé de dónde. A la mejor son las de su calle…”.

De igual forma pensaba Abigaíl Martínez Sánchez, de la avenida Zaragoza: “Pues cómo no iban a agarrar a los que mataron al subdirector de la Policía, si era un funcionario de los pesados. Pero a ver que agarren a los asaltantes, asesinos de mujeres y extorsionadores que andan aquí mismo en la cabecera? ¿Usted por qué cree que los vecinos pintaron sus fachadas en contra de la delincuencia? Pues lógico, porque este gobierno no sirve para nada”.

La encuesta de “El Valle” incluyó también las calles Reforma, 2 de Marzo, Leona Vicario y Moctezuma, y en todas ellas las opiniones de los habitantes eran de enojo y malestar contra las autoridades locales, que, decían las voces, “sólo está para llenarse los bolsillos”.

Poco antes, en la explanada, Arreguín Hernández pronunciaba el discurso oficial por el 194 aniversario de la erección de Chicoloapan. Ahí, entre porras de los trabajadores del ayuntamiento, mencionó que deporte, cultura y educación son prioridades de su gobierno.

Abundó que junto con los vecinos, se “embellecieron” 200 fachadas de la cabecera, en tanto que ya fueron capturados el líder de mototaxistas y cinco de sus cómplices que mataron salvajemente al subdirector de la Policía hace un par de meses. “Esto –dijo-, fue gracias al apoyo del Gobierno del Estado de México.

Sin embargo, la gente “de a pie”, la que vive realmente los problemas cotidianos, sin “guaruras” ni transportes de lujo, resaltó que “falta mucha sensibilidad tanto al alcalde como a sus colaboradores”.

“Una cosa es el discurso oficial y otra muy distinta lo que padece la ciudadanía. Pero eso no lo entienden”, finalizó don Joel Zenteno.

Leave a reply