h2

Continúa la Reparación del Exconvento del Santo Desierto en Tenancingo

Nota: Laura A. Velásquez

Fotografía: Jaime Arriaga

Tenancingo, Méx.-  Tras el sismo de 7.1 grados que sacudió el centro del país el pasado mes de septiembre, el Exconvento del Santo Desierto en Tenancingo da seguimiento a las tareas de restauración a raíz de las afectaciones que se registraron por los movimientos telúricos por lo que mantienen cerrado el acceso a todos los visitantes.

Con fechas que datan desde 1937, el templo de los Carmelitas descalzos, fue uno de los templos religiosos que resultaron con afectaciones por los movimientos telúricos, para seguridad de los visitantes, este espacio se encuentra cerrado y en proceso de reparación.

Turistas de los municipios de Malinalco, Ixtapan de la Sal, de la Ciudad de México y de los estados de alrededor a la entidad mexiquense, arriban diariamente durante esta temporada vacacional, sin embargo, solamente llegan a las afueras del espacio religioso ya que el acceso es negado a todo visitante.

Algunas familias, indicaron que no sabían de que el convento estuviera cerrado, por ello, al llegar a Tenancingo decidieron visitar el templo, sin embargo, a pesar de que no tenían informes sobre esta modificación decidieron volver en otras fechas al lugar.

Cabe destacar que el Episcopado Mexicano dio un informe de los templos católicos dañados en septiembre de 2017 en el que detalló que se registraron afectaciones en mil 411 parroquias, 226 capillas, 76 conventos y ex conventos, 44 santuarios, 31 oficinas o casas parroquiales, 17 catedrales, 11 seminarios, cuatro basílicas.

En el caso del exconvento del Santo Desierto, este se encuentra entre los templos religiosos que sufrieron algún tipo de deterioro, los cuales son considerados monumentos históricos, ya que son edificaciones de los siglos XVI, XVII, XVIII y parte del XIX, según lo informó el gobierno del Estado de México en los templos religiosos de la entidad.

Asimismo, los comerciantes del lugar mencionaron que por esta situación se han reducido sus ingresos, sin embargo, los turistas aunque no ingresan al convento, sí consumen los dulces tradicionales y la gama de antojitos mexicanos que se ofrecen antes de iniciar el camino de regreso a sus hogares, por lo que prevén que por lo menos hasta mediados de este año se recupere la situación en la localidad y los visitantes sigan arribando a este espacio de meditación y contacto con la naturaleza.

Leave a reply