guionbajoatole

Comerciando con la necesidad:

 

“PASAJE NO SUBE”: NO SUBEN SI NO PAGAN

“El pasaje es de 8 pesos”, “no está autorizado el aumento”, “serán multados quienes apliquen tarifa aumentada” Y la realidad ¿dónde queda?

Conocemos la historia, los encabezados, las razones y sabemos de memoria las palabras expresadas con atino y cuyas quisiéramos tuvieran credibilidad, dadas por parte del Secretario de Movilidad, Edmundo Ranero, respecto al aumento de tarifa en el transporte público. Comprendíamos las posibles consecuencias del gasolinazo de este año, sin embargo la molestia es excedente ¿por qué?

Analicemos las acciones “ideales” que nos ofrecen y vamos a contraponerlas con las acciones “reales” que llevan a cabo para ilustrarnos un poco:

  1. Acción ideal: el máximo representante de la Secretaría de Movilidad declara sin tono dubitativo que no está autorizado el aumento, que aunque está en mesa de debate no es algo aplicado por el momento y, por tanto, será sancionado.

Acción real: Las personas encargadas de manejar y circular por las calles de diversas ciudades argumentan la imposibilidad de mantener el transporte si no suben esta tarifa y piden la  comprensión de los pasajeros y, en lugar de cobrar 8 pesos como cuota mínima, cobran 10. No existe el miedo a la sanción. ¿Por qué? porque no existe tal.

  1. Acción ideal: Tenemos el “apoyo” ante tales injusticias mediante la denuncia clara y la escucha a nuestras quejas gracias a diversos números gratuitos donde podemos dar los datos del transportista hostil.

Acción real: El número dado para denuncia por la aplicación de Whatsapp, dependiendo la zona de acción del transportista no responde los mensajes, dejando en “visto” a todo el ciudadano que lo ocupa. Y con el número gratuito, si corremos con la fortuna de ser atendidos, una voz quejumbrosa y cansada de tanto trabajar toma los datos de una manera en que notamos su desagrado por la vida y odio hacia la humanidad, (dato curioso: si no nos atiende una voz así, dudamos que estemos hablando con el gobierno) y aunque quisiéramos brindarle un poco de terapia emocional, nuestras propias molestias vienen a contexto e insistimos en alguna acción a favor de las maldades a las que hemos sido sometidos, sin embargo solo recibimos una respuesta donde se analizará nuestro caso y al final de cuentas, prometen algo que no sucederá.

  1. Acción ideal: El pasajero no tiene por qué pagar de más, brinde solo los 8 pesos y pase a sentarse.

Acción real: “Son 10 pesos, si no tiene para pagar bájese y espere al que sigue” Respuesta otorgada a su servidora por parte de nuestros amables choferes. Algunos otros medios han dado el testimonio, los videos y grabaciones donde no son tan sutiles y lejos de dejarlo en el ámbito oral, se toman la molestia de llevar a cabo acciones donde ayudan al pasajero a descender de la unidad acompañados de gritos e insultos.

4 Acción ideal: Los transportistas argumentan que se ven en la necesidad de aumentar la tarifa no sólo por el combustible sino para mantener las unidades en determinadas condiciones con las debidas refacciones y los pertinentes chequeos.

Acción real: Las unidades del transporte colectivo, al menos en la ciudad de Toluca, desfalcan a las más potentes salas de recreación 4DX pues los movimientos a causa de que están fuera de lugar permiten las sacudidas más placenteras; los asientos ya sin colchón y tapete permiten sentir los fierros y resortes para recordar que estamos vivos; sumado a parabrisas quebrados y ventanas rotas con las que sentimos el viento y la lluvia, es decir, estamos en contacto con la madre Naturaleza; además de una experiencia en cuanto a velocidad y poco agarre que ya ni Six Flags es capaz de otorgar. Con esto nos queda claro que nuestro dinero está bien invertido ¿a poco no?

La Secretaría de Movilidad comercia con la necesidad. Prometen mejorías a sabiendas que las personas no pueden dejar de usar el transporte, pues resulta preciso el uso para muchos. La gente no tiene opción y ese es el beneficio de los altos mandos. Su excelente uso de Retórica manipula tristemente el día a día. “Pasaje no sube” Pues no, pasaje entendido como “conjunto de pasajeros” no suben si no pagan lo que los choferes demandan. Comprendan que no todo es Retórica sino empatía. La ciudadanía no es tonta y comprende el contexto económico del país. Nos volvemos capaces de pagar pero pagar por algo que merecemos, pagar por un servicio que sea excelente, que tenga consideración por los usuarios, que mejore sus condiciones y unidades, que respete. Den lo que quieran recibir pues siempre, lo dice Ernest Hemingway: “El secreto de la sabiduría, del poder y del conocimiento será la humildad”. Nuestros políticos jamás serán grandes porque no saben lo que la grandeza significa.

Leave a reply