e1

Cerro del Toloche y Retos de la Edición, temas de Feria del Libro de Ciencias Sociales

Toluca, Méx.- La asistencia y participación del público, sobre todo joven, en actividades académicas que buscan el acercamiento con lectores experimentados o potenciales a través de la difusión del conocimiento, ofrecen resultados graduales que deben aprovecharse para generar experiencia en la organización de encuentros en que se socializa el conocimiento, tales como las ferias del libro especializado.

En este contexto, coincidieron arqueólogos, historiadores, editores, antropólogos, sociólogos y planificadores que participaron esta semana en la octava Feria del Libro de las Ciencias Sociales y las Humanidades que organizó El Colegio Mexiquense, A. C., en su sede de Toluca.

Al respecto, Adriana Konzevik Cabib, coordinadora nacional de Difusión del Instituto Nacional de Antropología e Historia, reflexionó en el tema El arte de la edición y los retos que enfrenta en la actualidad, y dijo que las políticas educativas y editoriales, sean o no académicas o institucionales, deben prepararse en el aspecto digital y adaptarse a los nuevos tiempos, lo que supone trascender lo tecnológico.

Es muy posible que en los próximos años, añadió, la edición se centrará en el usuario individual, lo que hará necesario disminuir la distancia entre información y lectores, personalizar la experiencia de la librería y la lectura, buscar nuevos canales de venta de libros impresos y virtuales, apoyar a las comunidades de lectores en red, “entrarle” al mundo de los ebooks y estudiar con mucho mayor detalle el mundo de los lectores.

En un salto temático, los arqueólogos Ricardo Jaramillo Luque, delegado estatal del INAH y Daniel Granados Vázquez, de la Secretaría de Cultura estatal, expusieron la información sobre los resultados de las exploraciones en el sitio arqueológico del Cerro del Toloche, que iniciaron hace seis años, aunque había informes previos de José García Payón, Román Piña Chan y Yoko Sugiura y el proyecto de exploración se presentó entre 1998 y 1999, sin que recibiera el apoyo de las autoridades municipales de esos años.

En 2011 se iniciaron formalmente los trabajos en el cerro, poco conocido incluso para habitantes de Toluca, pese a que forma parte del parque Sierra Morelos, y en el cual no hay toloache, conocido como la «hierba del diablo», y por eso no lleva ese nombre, con el cual se le confunde, sino que se trata del primer asentamiento prehispánico de lo que hoy es Toluca, aclararon y detallaron que la planta mencionada era sembrada y cosechada hasta hace años por yerberas del mercado 16 de Septiembre.

Toluca aparece con ese nombre en el Códice de los Tributos y el Códice Mendoza, y es posterior a la conquista del valle por parte de los mexicas, y por ello el sitio arqueológico en el cerro del Toloche es importante, pues viene a ser el “templo mayor” de la capital del estado, ubicado exactamente a un kilómetro, hacia el norte, de la Plaza de los Mártires.

Leave a reply