Tenango del Valle, Méx.- La obra que desde hace 8 meses quedo inconclusa del penal estatal de Tenango despues de 1 año de trabajo se muestra a un costa de tierras de cultivo y al pie de la zona arqueologica de Teotenango. Aun esta en pendiente la resolucion de concesion de obras y operacion de los penales del Estado de Mexico que se compite en dos empresas privadas. Agencia MVT / Mario Vazquez de la Torre. (DIGITAL)

NO ARCHIVAR - NO ARCHIVE

Cárceles Mexiquenses un Peligro Para la Sociedad

***Invirtieron más de mil 200 millones de pesos para construir nuevos penales y siguen operando las viejas cárceles. ***

***Las Cárceles Distritales en Tenango del Valle y Tenancingo, secuestran espacio de alcaldías. ***

Toluca, Méx.- En el estado de México, la peligrosidad que implican las cárceles distritales que operan desde 1968 en Tenango del Valle y en Tenancingo, pese a que tendrían que haber cerrado sus puertas en el año de 2014, actualmente siguen operando en los municipios mexiquenses antes señalados, pese a que en Tenancingo, el 19 de abril de 2010 ocho internos que purgaban diversas condenas por diversos delitos como homicidio y delincuencia organizada, se fugaron del penal, cuya capacidad es de 120 internos, pero la sobrepoblación que tiene actualmente es superior a 250 personas, y sigue operando como vieja penitenciaría.

Cabe destacar que actualmente se encuentran terminados dos penales tanto en Tenango del Valle como en Tenancingo, pero inexplicablemente las cárceles distritales aún comparten los respectivos inmuebles de las dos presidencias municipales.

El 29 de diciembre de 2014, a través del Fideicomiso el gobierno del Estado de México adjudicó la construcción de una nueva cárcel para el municipio de Tenancingo, y otra para Tenango del Valle a la empresa GIA+A, propiedad de la familia Gerard, aparentada políticamente con el ex presidente de la república Carlos Salinas de Gortari.

En ambos casos, el argumento fue que la empresa GIA+A, reunía experiencia, capacidad técnica y solvencia, pero al año siguiente en el mes de octubre de 2015, se anunció que las nuevas cárceles quedarían listas y que el costo para la de Tenango del Valle fue de 606 millones de pesos, mientras que la de Tenancingo costó a los mexiquenses 641 millones de pesos.

Cabe señalar que las Cárceles de Tenango del Valle y Tenancingo, son las únicas que mantienen reclusos a sentenciados por delitos de alto impacto como violación, homicidio, secuestro, y delincuencia organizada, lo que mantiene un riesgo latente un alto riesgo para la población civil que vive en torno a esas viejas comisarías que datan de hace 48 años y actualmente siguen funcionando en el mismo espacio de los inmuebles destinados a las presidencias municipales.

En la Cárcel Distrital de Tenancingo, quedó demostrada la peligrosidad que implica la operación de una cárcel en pleno centro del municipio, pues el 19 de abril de 2010, ocho internos que enfrentaban condenas por diversos delitos como homicidio, violación, secuestro, y vínculos con la delincuencia organizada, se escaparon, al romper una de las paredes de ese penal que se encuentra adjunta a un hotel que en ese momento realizaba trabajos de remodelación, los ocho internos se fugaron del penal, sin que custodios, o vecinos se dieran cuenta.

Tres años después dos de los internos fugados fueron recapturados, pero seis de los ocho que se fugaron originalmente aún permanecen en calidad de prófugos de la justicia mexiquense.

La cárcel de Tenancingo cuya dirección y correspondencia es recibida en Plaza Morelos No. 101, Código Postal 52400 Tenancingo, Estado de México, es la misma dirección que tiene el presidente municipal, síndico y los regidores del Ayuntamiento y ocupa un espacio superior al cincuenta por ciento del total del inmueble que originalmente fue diseñado como Palacio Municipal.

Los ciudadanos de ambos municipios, tienen que convivir con familiares y abogados de los internos del penal, homicidas, violadores, vendedores de droga, secuestradores que se encuentran recluidos, debido a que el acceso es el mismo para ir a la cárcel o para ingresar a la presidencia municipal.

A pesar de lo anterior, hasta el mes de mayo de 2016, las Cárceles Distritales de Tenancingo y Tenango del Valle, continúan operando en las instalaciones de las respectivas presidencias municipales, con los riesgos y la incomodidad para los ciudadanos que diariamente acuden a las presidencias municipales para realizar diversos trámites y servicios.

En Tenancingo, ya se terminó de construir el nuevo penal, que se encuentra ubicado a un costado de El Salitre, pero inexplicablemente la cárcel está vacía y solamente es utilizada como oficinas del Ministerio Público. En el caso de Tenango del Valle, la situación es casi la misma, y a pesar de que en ambos casos, la capacidad de los internos está rebasada, siguen operando como viejas penitenciarías municipales, con todos los riesgos que esto implica.

Del fideicomiso, superior a los mil 200 millones de pesos, los detalles técnicos y la explicación del porqué no han sido reubicados es una interrogante que aún no ha descifrado la Dirección General de Prevención y Readaptación Social de Gobierno del Estado de México, que tal parece no tiene fecha ni voluntad para canalizar a los peligrosos internos a los “nuevos” penales mexiquenses.

Leave a reply