p1

Capacitan a Servidores Públicos Sobre Igualdad Laboral y no Discriminación

Toluca, Méx.- Como parte de las acciones para dar cumplimiento a la declaratoria de Alerta de Género, servidores públicos de diversas áreas de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM) fueron capacitados sobre la Norma Mexicana 025, Igualdad Laboral y No Discriminación.

Sergio Fernández Álvarez, responsable de certificación de la Norma Mexicana 025, participó como conferencista a invitación de la Subprocuraduría para la Atención de Delitos Vinculados a la Violencia de Género, con la finalidad de dar a conocer los requisitos para que los centros de trabajo integren, implementen y ejecuten prácticas para la igualdad laboral y no discriminación.

“La intención es que la Procuraduría pueda certificarse este año en esta nueva norma, la Norma Mexicana 025, y digo que es nueva porque nació a finales de Noviembre del año pasado y tiene francamente unos diez meses de esta nueva etapa que ha comenzado a desarrollarse, no nada más en la Procuraduría, no nada más en la Secretaría del Trabajo, sino en todas las Secretarías”, aseveró el conferencista.

Durante el evento que tuvo lugar en el auditorio “Guillermo Colín Sánchez”, Fernández Álvarez reconoció que afortunadamente muchos centros de trabajo optan por la mejora continua adoptando y aplicando las buenas prácticas laborales en términos de igualdad, inclusión y no discriminación.

 “Vamos a empezar con los requisitos críticos. El primer requisito critico es una política de igualdad laboral, contar con una política que toque los temas de igualdad laboral y la no discriminación en el centro de trabajo, conocemos las políticas realmente son estrategias, y de alguna forma encaminan las acciones sustantivas, adjetivas, en los centros de trabajo, por un objetivo, en este caso sería tener igualdad laboral y la no discriminación”, aseveró.

También, dijo, se deberá contar con un Comité de Vigilancia, así como llevar a cabo un proceso de reclutamiento y selección de personal sin discriminación y con igualdad de oportunidades, además de realizar una auditoría interna y contar con un Código de Ética.

De igual manera, indicó, deberá medirse el clima laboral y no discriminación en el centro de trabajo, así como garantizar la igualdad salarial, contar con procesos de ascenso y permanencia con igualdad de oportunidades, además de contar con procesos de formación y capacitación, y utilizar un lenguaje incluyente, no sexista y accesible, entre otros requisitos.

Leave a reply